La ropa y las inclemencias del tiempo

Hoy para el que no viva en Madrid, les cuento que ha caído una nevada que poca gente recuerda y si lo hace, hay que retroceder a más de 15 años.
Pues desde las 2 de la mañana no paro. Yo me desperté a las 5 asomándome a la ventana no se muy bien porque, la imagen y el sueño, no me dejaban saber si estaba en mi propio dormitorio o en el de alguien en la montaña.
Nevar aquí siempre algo cae, por eso esta casi toda la comunidad a 500 mts. a nivel del mar, pero tanta, tanta, pocas.
Volviendo a lo mió, que siempre me voy por las ramas.
Hoy todo el mundo saco su set de nieve más o menos.
Pues yo he visto “la estupidez en persona” para el día que era. No sabía si reírme o caminar junto a ella para que cuando se diera un tortazo sujetarla.
Paso a relatar.
Señora de no más de 40 años, bien vestida. Abrigo de piel, visón para ser más precisa. Hasta hay todo bien, set de nieve como yo digo.
Pero los zapatos.
Unas preciosas botas de gamuza negras, con suela normal seguro, picudas y un tacón de casi 8 cm.
Parecía camina sobre huevos, pues intentaba no mojarlas como es lógico. Comento que yo estaba a la misma hora en la calle, y aun al medio día los bajos de mis pantalones estaban húmedos de la nieve que se pego al caminar. Que ahí ya habían caído 15 cm.
Mis conclusiones:
1-No había dormido en su casa. (Probable)
2-Lo fashion marca su vida haga el tiempo que haga? (Para lo que uno ve en la calle a diario es posible, ej. Ombligos con 9 grados bajo 0)
3-Más tonta, que ni siquiera ve que tiempo hace antes de salir. (Normal)
4-Antes muerta que sencilla (como la canción)
¿elije una y seguro te quedaras corto? ¿Habra llegado a destino sin una pierna rota? Buenas preguntas.

Etiquetado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *