Cambios en las reglas de juego, me jode

No hay cosa que me joda más que cuando me cambian las reglas del juego.
Cuando uno esta acostumbrado a ciertos ritos o controles a las cosas cotidianas de la vida, no me sienta bien que las cambien sin avisar.
Por ej, ya no puedo ir con mi perro al correo porque alguien se quejo de otro perro, y ahora han puesto un cartel de prohibidos perros. Así de repente sin avisar. Que culpa tengo yo o mi perro, de lo que otro perro hizo?
El mes pasado fueron las rebajas, y por supuesto me pase un poquito del presupuesto habitual de gastos. Tranquilamente pensé “no importa, fracciono sin gastos el pago en dos meses y listo”.Esto es una ventaja que una de las 10 empresas más importantes de Europa da a sus clientes o ¿daba?. Me refiero a “El corte Ingles”. No se cuantos millones de euros al año factura, pero las cifras perturban a veces cuando se leen.
Pues hoy fui a hacer el trámite. Simple, solo llevar la tarjeta, el DNI y hacer la cola.
Pues la hice, sábado por la mañana lleno de gente, pero no puedo ir otro día. Le digo a la chica que me atiende lo que quiero, y bien, sin problema. Empieza a pelar con su ordenador, diciéndome “perdona pero es que cambiaron todo el otro día y no se como va”.Sonrió y digo, “no hay problema, no tengo apuro”. Si ya lo tengo un sábado estoy enferma, pienso, igualmente esto es algo que siempre pasa.
Cuando parecía que todo estaba arreglado, luego de tres personas pasaran a ayudarla, un caballero que ni se quien era y en que momento entro en escena, me dice “esta operación tiene una penalización del 12,9% al mes por el pago en dos meses”.Me quedo mirándolo y le digo “eso desde cuando?”.
“Desde hace 20 días, la financiera cambio las normas”
“Y donde las indico? Yo como cliente no recibí ninguna carta informándome los cambios en el sistema de la tarjeta” Contestó… “no se si habrán mandado información, pero eso ahora es así”. Como diciéndome “son lentejas, o las tomas o las dejas”.
Conclusión, sonreí y le dije, “pues no hago nada, me da mi tarjeta.” La chica original, la que me atendió primero, me dice “no va a hacer nada?” como sorprendida.
Pues no, porque me parece una estafa. El 12,9% por el pago aplazado que ha sido algo que su empresa me ha ofrecido siempre, y ahora ha cambiado sin informar a los usuarios.Me di media vuelta y parti.
Me fui pensando, es increíble, las empresas cuanto más grandes son, más hacen lo que se les canta sin avisar. Como me jode que me cambien las reglas del juego, primero lo del perro y ahora esto.
Solo obligaciones y ya pocos derechos. Menuda mierda de sociedad vivimos, joder.

Etiquetado: