46664

Anoche me llevaron unos amigos al concierto de la Fundación Nelson Mandela por la lucha del Sida en África.
.
Son tres días, ayer tocaba flamenco..
Me lo he pasado fantástico.
Primero, al pabellón parece que le vino bien quemarse, que diferencia con el anterior. Lo han dejado impresionante. La acústica es buena, que decir de las sillas. 4 super pantallas en cada ángulo del espacio. Ya me imagino ahí viendo la final de Gimnasia en Madrid 2012.
Esta ciudad necesitaba un lugar así para conciertos. Lastima que tuviera que desaparecer el otro.
Los “artistas” todos buenos, dos canciones, alguno una y otro tres, pero todo en hora, ordenado.
Joce Mercé. El cigala, Niña Pastori, etc, etc.
Se lucieron sobre el escenario, cantando por ej. Merce por soleaes “Al Alba”.
Tengo entradas para ir hoy que es “la noche pop”,20 grupos, y mañana 1 de Mayo, “la noche Solista”.
Si te quedaste en Madrid en este super puente, anda hay entradas, y es por una buena causa.
Te lo pasaras bien.
21,30 hs. Palacio de deportes de la Comunidad de Madrid.

Nota: ¿que es el 46664?
46664 fue el número otorgado a Nelson Mandela durante los 18 años que estuvo recluido en la prisión de Robben Island. Hoy, 46664 es el nombre de la campaña iniciada por la Fundación Nelson Mandela para crear una conciencia internacional sobre el problema del Sida y recaudar fondos para ayudar a aquellos afectados por lo que es ya una pandemia en África.

Un martini agitado no revuelto

Esta frase la dice James Bond en todas sus películas.

Por suerte Pierce Brosman va a ser James Bond por dos versiones más. No creo que exista después de Sean Connerye
otro actor que haga tan bien el papel de espía 007 con licencia para matar.
La flema inglesa le viene a la perfección en este personaje.
¿Por qué James Bond prefiere su Martini agitado y no revuelto? Dicen que cuando un Martini se revuelve con hielo, la bebida termina transparente porque los elementos no se mezclan bien. En cambio, agitado mantiene ese efecto nebuloso, pues el hielo se rompe en pedazos más pequeños y el frío se reparte más rápido y uniforme. Una vez más, 007 no falla.
Más información e historia sobre el martini aquí, es interesante de leer.

Receta para una vida feliz

Receta para preparar una vida feliz :

De un año cualquiera, tome unos cuantos meses enteros límpielos de amargura, de rumores, de odios y de celos hasta dejarlos tan limpios como le sea posible.
Corte cada mes en 30 o 31 partes. No intente cocinar toda la hornada del año junta, prepare solo una porción a la vez. Mezcle cada día. Una parte de coraje, una de trabajo, una de constancia y una de paciencia
Agregue partes iguales de esperanza, solidaridad, bondad y fidelidad.
Aromatice con una parte de oración, una de meditación y algunas buenas acciones.
Sazone la mezcla con bastante buen humor, un chorrito de inconsciencia y un toque de locura.
Viértalo en un gran recipiente untado de Amor y cocínelo con entusiasmo.
Decórelo con algunas sonrisas y sírvalo con calma, generosidad y alegría.
… y listo! A disfrutar del manjar…
(J.Bucay)

Ya dan sombras…

Hoy venia con el coche, y de repente me di cuenta que los árboles de las calles ya daban sombra. Ya llego de lleno la primavera. Todos ya están verdes y llenos de hojas.
Lo malo, que ya comencé a estornudar con mi alergia primaveral.
Lo bueno, ya viene el verano, la playita y el sol.
Todo siempre tiene dos caras. Menos mal.
Los ciclos de la vida siguen aunque intentemos a veces cortarlos.

Los Increibles

Me encantan los dibujitos. Reconozco que es una debilidad que ha traspasado los años.
En Cartoon Network hay toda una nueva gama de series de dibujitos que son fantásticos. Nada que ver con los que veía de pequeña.
Las aventuras de Billy y Mandie, con Calavera, son increíbles. Vaca y Pollo también. Toonamie, la serie nueva de Stara Word.
Bueno tendría toda la tarde para hablar de ellos, mejor visitas la web si no los conoces y los ves.
Los dibujitos me relajan. Los veo en el ordenador cuando trabajo a veces porque aunque parezca mentira me concentro en lo que estoy haciendo.
Y que decir, de las películas de PIXAL.
Creo que sacando a los maestros japoneses que son otra historia, y también me encantan han superado a Disney 100 veces.
Hacen películas más creativas y provocativas.
Los Increíbles, me encantó. Donde el mejor personaje es el de la madre, Elastica.
Se come la peli.
Cuando la vi por primera vez lo pensé, y ahora que la he vuelto a ver lo confirmo. Muestran una madre como las de hoy en día con algo de imaginación obvio.
Lo puede con todo y para colmo le queda tiempo para salvar a su familia.
Porque la que salva la situación es la madre, como siempre.

Pedir perdón

La acción de pedir perdón no degrada ni humilla a los hombres. Al contrario, creo que los eleva espiritualmente. Los hace pasar a otro nivel como personas.
Reconocer el error y pedir perdón por ello es un ejercicio de humildad que engrandece al hombre. Evidentemente, antes de tener que pedir perdón es preferible comportarse de manera de no tener que hacerlo.
Dicen que el pedir perdón esta de moda, pues muestra la parte sensible del hombre que antes ocultaba, y mostrar la sensibilidad es fashion actualmente.
Estos días he escuchado mucho como ejemplo de la vida de Juan Pablo II, cuando pidió perdón a los judíos, o pidió perdón por los excesos de la Inquisición, o los de la Iglesia en pos de la Fe en la antigüedad.
Ha estas alturas que me va a asombrar si escucho al primer ministro de Japón pidiendo perdón a China por la invasión y los desmanes que hicieron hace más de 50 años.
¿Pedirá China perdón al mundo por los excesos que aplica con los derechos humanos? ¿O los desmanes que hizo en pos de su Revolución Cultural con El Tibet?
¿Pedirá perdón Bush al mundo por la invasión de Irak?
¿Pedirá perdón el Estado Judío por los abusos sobre Palestina?
¿O eso no es fashion?
Me sentare a esperar, pero seguro me salen raíces antes de verlo.

La falta de tolerancia…

Ayer comí con una amiga, en un lugar nuevo llamado “La Turuleta”, muy fashion, de un diseño exquisito, y el chef (que no se quien es) muy bueno. Pero el motivo de este post no es lo fantástico que zampe, recomiendo el lugar, sino con quien comí.
Una de las primeras amigas que tuve desde que vivo en Madrid. Comenzó siendo solo mi asesora fiscal, bueno eso se llama aquí, me ayudaba con la declaración de la Renta, el IVA y esas menudencias.
Pero después de 14 años de conocernos nos hicimos amigas.
Últimamente estamos medias separadas, pues de golpe con el cambio de gobierno del año pasado se radicalizó en su pensamiento.
Llegado a un punto que tuve que poner como norma no hablar de política cuando nos veíamos. Gracias a esto, ahora cuando lo hacemos nuestros almuerzos son más tranquilos.
Ayer solo tocamos el tema de los matrimonios gays.
Pero independientemente de sus ideas políticas, o las mías que han evolucionado y no voto ideas de partido sino personas, pues las ideas de lo que veo no me van ni unas ni otras. Se podría decir que no estoy representada por ningún partido de los que hay aquí.
El tema va en la falta de tolerancia que veo desde el 14 de marzo del año pasado en la gente.
No solo en ella, en mucha. Y todo agrandado o activado por “la oposición” actual y la prensa.
Se ha perdido a pasos agigantados la tolerancia en el que piensa distinto. Pongo un ej. La agresión en la presentación de un libro la semana pasada. Si no te gusta algo que van a hacer, tienes el derecho de manifestarlo pero llegar a la violencia? Los otros también tienen derecho de presentar un libro si se les da la gana.
Es como si por pensar distinto te tengo que agredir para intentar taparte la boca. Eso me parece bastante cobarde.
Nadie puede obligar que se piense como ellos, y esto pretende un sector de la sociedad.
Dan la sensación de ser el fin del mundo, y no es así. Nos guste o no, si un gobierno sale elegido, no se puede llegar a la crispación o inducirla porque no fue el mió.
Eso se llama Estado de Derecho.
Lo mismo pasa con los matrimonios entre homosexuales. No es el fin del mundo, al contrario es un derecho que tienen que tener todos los seres humanos independientemente de su sexualidad. Son matrimonios civiles o sea un contrato entre dos personas y listo. Lo que hagan en su cama es cosa de ellos. Eso se llama Derecho Adquirido.
Porque unos se sienten con “derecho” a casarse, a agredir, a gritar, a querer imponer con la confrontación verbal, y ¿los demás se tienen que estar calladitos?
Pues va a ser que no.
En mi casa me enseñaron a ser tolerante, aceptar lo diferente como fuente de enriquecimiento del pensamiento. Todo lo negativo lo aprendí o lo veo en la calle.
Si el mundo fuera más tolerante, todos viviríamos más felices. Os lo aseguro.

El cansancio

Estoy cansada, hoy no he parado. Como no tengo ganas de escribir de nada en especial, divagare sobre los distintos tipos de cansancio.
-Al trabajo: cansancio diario, de lunes a viernes en general, aunque en épocas concretas se puede trasladar al fin de semana. Efectos que produce, dolor de cabeza, sensación de no poder mas, abatimiento, fumar un paquete de cigarrillos diarios, instintos asesinos a compañeros, jefes o clientes. Solución posible: dejar el trabajo e irse de vacaciones a un spas.
-A los hijos: cansancio semanal. Efectos que produce, dolor de cabeza, sensación de no poder mas, abatimiento, instinto asesino con el marido, novio o amigo por no ayudar. Solución posible: buscar una niñera con cama dentro.
-Al tráfico: cansancio cada vez que uno agarra el coche. Efectos que produce: mal humor, dolor de cabeza del ruido, querer asesinar a gil del taxi que se pone delante de uno cuando esta vació y va lento como el solo, o de repente hace una maniobra loca por acercarse a la acera para recoger a un pasajero. Solución posible: ser rico y tener chofer o ir en el taxi del queríamos asesinar.
-A las obras de la ciudad de Madrid: cansancio semanal. Efectos que produce: dolor de cabeza, atascos, mal humor, mugre del polvo que levantan, cortes en las calles que tienes que agarrar habitualmente, instinto de asesinar al alcalde y su trup. Solución posible: irse a vivir al campo con conexión a Internet para volver ocasionalmente, o mudarse de cuidad hasta que pasen el corte por Madrid 2012.
-A las obligaciones: cansancio diario, menos fines de semana y fiestas de guardar. Efecto que produce: estrés, dolor de cabeza, abatimiento, insomnio. Solución posible: jugar a la primita o al euromillon, sacarse el premio y comprarse un viñedo para dedicarse al hobby de fabricar vino.

Conclusiones:
1-Estoy harta
2-Necesito vacaciones
3-Recordar jugar al primitiva, sino como me voy a hacer rica, con el trabajo?
4-Tomarme un gelocatil
5-Salir y tomarme unos buenos vinos para olvidar el cansancio con buena compañía.

Las perdidas de memoria

El otro día me paso algo curioso y que me preocupo un poquito.´
Ya os he dicho muchas veces en mis post, que estoy inmersa en un época un poco neurótica de trabajo.
Ya sabéis a que me refiero, pues quien no las ha tenido. La única diferencia con las que he tenido anteriormente es que en el pasado tenia casi siempre un jefe inútil que te dejaba el trabajo pesado a ti, y ahora tengo a un cliente que pierde los nervios con los plazos.
Pero bueno son los costos que uno pasa por cambiar de vida y ser autónomo.
Con los años uno va adquiriendo trucos para relajar su mente en épocas así. Alguien cercano a mi, que practica el budismo, hace años me enseño a repetir una frase que ellos llaman “mantras”, regulando la respiración y al rato te relajas.
A veces voy con cabeza a mil en el coche, me paso muchas horas sobre mi bólido al día, y me distraigo. Alguna vez casi choco por esta causa. Luego de ese episodio, cada vez que me pasa esto utilizo esta técnica, y reconozco que como es algo automático terminas relajándote y prestando atención al conducir. O sea volviendo a la realidad de la carretera.
Pues el otro día, iba con mi mantra en la cabeza y de repente me quede en blanco. Repetía las dos primeras palabras y no salían más.
Estuve más de 10 minutos intentando recordar hasta que salio.
La memoria me jugo una mala pasada obvio. Quizás no es nada importante pero era como si uno buscara en su cerebro lo que seguía y era imposible.
Te desespera hasta que aparece el recuerdo.
Recordé a los mayores que tienen Alzehimer y que sus recuerdos van desapareciendo de su cabeza. A mi me paso con mi abuela, que un día estaba hablando conmigo y de repente se quedo mirándome en blanco. Pues esa sensación tuve yo. De repente nada salía de mi cabeza.
Con unos amigos lo comente, y vaya sorpresa, es algo que suele pasar sobre todo con los nombres de la gente, con donde aparcamos el coche.
Una amiga comentaba que lo de ella era tan normal, que una vez dejo en una óptica unas gafas de sol de Dolce y Gabbana para que le arreglaran un cristal y como debía esperar media hora se fue a hacer más cosas. Cuando quiso ir a buscarlas porque tardó más de media hora, nunca recordó en que óptica las dejo, no encontrándolas más.
Quien no ha escondido algo en casa y que cuando lo quería no lo encontró.
Llegamos a tres conclusiones.
1-Vivimos todos de manera tan neurótica (ahora llamado estress) teniendo tantas cosas en la cabeza, que nos olvidamos de estas cosas y muchas más.
2-No hay nada mas incomodo que querer presentar a alguien y que no recuerdes su nombre, sabiendo quien es.
3-La mejor solución para este efecto, perderse en unas buenas vacaciones para que los recuerdos que necesitamos no sean importantes.
Todas estas perdidas de memorias son normales, parece, y las tenemos incorporadas a la vida diaria.
Necesito vacaciones ya.

Etiquetado: