Quien avisa no es traidor

Por este medio aviso de neura que se avecina acechándome. 5 días que no podré dormir, con tanto ruido a 3 mts. de mis balcones, con griterío, olor a churros de fritanga que provocaría muerte súbita por subida desmedida de colesterol. Olor a chorizos, gallinejas y demás cosas que no probaría en mi vida, teniendo en cuenta donde se fríen, y que a la gente parece que los vuelve locos.
5 noches escuchando los números de la tómbola. 5 días donde tendré que irme lejos para poder pasear tranquila con mi perro. 5 días donde el pobre tendrá que salir de casa con correa, cosa que nunca hace, y se sentirá mal porque pensará que le estoy castigando. Todo para huir de la gente, de los concursos de mantones o de chotis.
Pero el castigo es para mi, no para él. Él no deja de ser un perro que le da lo mismo todo, solo se asusta con los fuegos artificiales de la última noche.
5 días donde por las mañanas uno se encuentra el portal del edificio o con algún borracho perdido durmiendo la mona, o alguna vomitona o meada humana.
Empiezan mañana las fiestas de la Paloma.
Este año no me he podido ir lejos. Pos a aguantar, y esperar que 5 días pasen pronto.
5 días soportando lo que algunos llaman “fiestas”. Pero que no me hacen ninguna gracia. Menos mal que aunque sea esta “fiesta” no tiene toros corriendo por la calle, eso si, la proseción a la virgen de la Paloma el día 15 donde el año pasado se calculó que había más de 100 mil personas no es menos espectáculo.
Me gustaría saber si tanta devoción dura todo el año o solo los 5 días de las fiestas. Buena pregunta.

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Albus dice:

    Eso me suena más a turismo que otra cosa. ¬¬

  2. laceci dice:

    Por supuesto que la devoción dura los días de las fiestas!! ¿qué te creías?

    paciencia, colega!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *