¿Cómo hemos logrado sobrevivir?

He recibido esto por mail, y me ha hecho pensar mucho pero que mucho. Es verdad. Como logramos sobrevivir a nuestra infancia?

“¿Naciste en los años 50-, 60- o en los 70?
¿Como es que conseguiste sobrevivir?
1.- Los coches no tenían cinturones de seguridad, reposa cabezas, y tampoco Airbags
2.- En los asientos traseros nos lo pasábamos divertido y no era peligroso porque a la velocidad que iban los coches no eran problema obvio.
3.- Las cunas y los juguetes tenían muchos colores o por lo menos, las pinturas utilizadas tenían un alto contenido en plomo u otros materiales peligrosos.
4.- No existían los sistemas de seguridad para niños en los enchufes, puertas de coches, medicamentos o en los productos químicos para la limpieza del hogar.
5.- Se podía andar en bicicleta sin tener que llevar casco.
6.- Se bebía agua de la manguera del jardín o de otras fuentes y no agua mineral de botellas esterilizadas…
7.- Construíamos coches con cajas de madera, y aquellos que tenían la suerte, de vivir en una calle asfaltada con pendiente podían intentar fijar un nuevo récord de velocidad y eventualmente constataban que habían ahorrado en los frenos. Normalmente después de un par de accidentes el problema se solucionaba por si solo!
8.- Se podía ir a jugar, Con la única condición de volver para casa antes de oscurecer.
No existían los móviles, Y nadie sabia por donde andábamos. Increíble
9.- Las clases duraban hasta  el mediodía veníamos al mediodía a comer a casa.
10.- Teníamos heridas de las caídas, huesos rotos, y también  dientes rotos           , pero por ello nadie te denunciaba, aunque fuese una pequeña pelea.
Nadie tenía la culpa, solo nosotros mismos.
11.- Podíamos comer dulces y pan con manteca, tomar bebidas con azúcar de verdad  y nunca teníamos problemas con el sobrepeso –  porque siempre estábamos jugando en la calle y éramos muy activos…
12.- Podíamos compartir entre cuatro una naranjada (más tarde una de un litro)… beber de la misma botella o jarra sin que nadie muriese por ello.
13.- No teníamos Playstations, Nintendo 64, X boxes, Videojuegos, 99 Canales por cable, Video, Dolby surround, Móviles, Ordenador, Chatrooms en Internet sin embargo…Teníamos amigos.  
14.- Podíamos salir, e ir a pie o en bicicleta a visitar a nuestros amigos, aunque viviesen a varios Km. de distancia, llamar o entrar en la casa sin llamar a la puerta y buscarlos para jugar.
15.- Si señor, fuera en ese mundo tan horrible y sin vigilancia! Como era eso posible? Jugábamos al fútbol con una portería y si a uno de nosotros no era cogido en la “selección”, no se creaba un trauma psicológico y el mundo no se venía abajo por eso.
16.- Algunos alumnos no eran tan buenos como otros, y si tenían que repetir se repetía el año. Por ello no se enviaba nadie al psicólogo o al pedagogo. Nadie tenia por ello dislexia, problemas de concentración o era hiperactivo, simplemente se volvía a repetir el año, y todos tenían su oportunidad.
17.- Teníamos libertad, a veces contratiempos, éxitos, deberes, …y aprendíamos a vivir con ello.
La gran pregunta es: como hemos conseguido sobrevivir a todo ello??? Y sobre todo como hemos podido desarrollar nuestra personalidad.
Los de generaciones después del 1970, seguro que dirán, que nosotros teníamos una vida muy aburrida  pero  éramos muy felices!!!!!! o no????”


Independientemente que ha habido mejoras en la calidad de vida, como pudimos sobrevivir a esa infancia tan peligrosa?
Yo recuerdo mi infancia, y era súper divertida. Jugaba todo el día, iba al cole y sinceramente era feliz, no tenía o creo tener traumas ocasionados por esa forma de vida.
Salvo que cuando tenia 5 años y me olvidaron en una heladería, que hasta el día de hoy me acuerdo, por lo que tengo que deducir que me causó un trauma enorme, no recuerdo otra cosa importante.
En fin, para pensar y mucho.

Un chiste

Nik es un dibujante argentino que tiene un personaje que se llama Gaturro
y me gusta mucho. Es más le leo a diario o casi. Siempre me sorprende con algo.
Este chiste es de la semana pasada. Sinceramente me parece soberbio, como con tanta simpleza representa lo mismo que piensa el 99% de la gente menos los políticos por supuesto. Y no importa el país, son todos iguales. No se salva nadie, nadie.

Todo es rutina, que novedad

Los seres humanos somos rutinarios, eso es notorio y de voz popular.
Mírenme a mi por ej.
Me levanto bastante temprano, aprovecho más el tiempo a esas horas. Bueno no es por decisión personal, sino porque me he acostumbrado a despertarme sin reloj. Y mi reloj biológico me dice “titi, tu hora de levantarse es ya” que suele ser entre las 6 y las 7 de la mañana. Lo malo es que eso sucede toda la semana sin distinguir entre fines de semana y días de trabajo.
Tengo una rutina impuesta por mi modo de vida bastante normalita. Me levanto, me ducho, me tomo mi primera taza de café, sino no soy persona como la publicidad de Nescafé. Me siento en el ordenador para leer las noticias del mundo. Ya solo compro los periódicos solo los jueves por el suplemento y los domingos.
Los domingos porque muchos de ellos para hacer mis mañanas distintas, me voy a desayudar por ahí al solcito.
Si es un día normal, leo el correo electrónico, tiro a la basura los mensajes de span que son un montón, leo los blogs que tengo en mi lista de favoritos.
Me visto, saco al perro, hago algún recado, si tengo, para la casa, o me voy de visitas de obra o a alguna reunión que casi nunca es antes de las 10 de la mañana.
Cuando mis actividades matinales terminan, vuelvo, preparo algo de comer y tonteo un rato hasta las 4.
Suelo poner el teléfono en silencio de 2 a 4hs, como si fuera una oficina.
Cuando retomo mis actividades, me preparo un té y me pongo a escribir mis blogs si tengo ganas o algo que decir para luego volver a trabajar en el ordenador con lo que tenga que hacer.
Hasta esos de las 7 o 7,30 de la tarde trabajo, luego vuelvo a salir para sacar a pasear al perrito otra vez, o mejor dicho sacar a pasear mi cabeza a tomar el aire.
A veces quedo con alguien para charlar, o ir al cine o simplemente  me busco cosas para hacer como ir al mercado, o llevar la ropa al tinte, o salir de compras, etc.
Algunas mañanas voy a pilates y luego desayuno con una amiga que vamos juntas. Marujeo total.
Algunas noches, salgo a cenar fuera con amigos, otras o me paso por el video para sacar alguna peli o veo la del plus.
Algún día voy a jugar al golf o a tirar bolas, o a un partidito de tenis.
Bueno es la vida que elegí y no me arrepiento, pero reconozco que es rutinaria total.
Pero lo peor de todo es que esa rutina diaria se ve sumada por lo que uno escucha en la radio o lee en la prensa. Siempre las mismas noticias, siempre la misma violencia, siempre las mismas estupideces de los políticos.
El ser humano no es que viva en la rutina, soporta la rutina que es distinto.
Y de repente un día, algo se sale de sus cánones, y nos sorprende.
Alguna vez es una ingrata sorpresa y otras una fantástica. Y la vida se revoluciona por una temporada para volver con el tiempo a la rutina nuevamente.
Hablaba con alguien el otro día sobre esto. Y llegamos a la conclusión que eso es la vida, rutina. Pero que queríamos seguir teniendo esta rutina que hacia que el tiempo se acompasara tranquilamente sin muchos sobresaltos. Que no era una mala vida.
Pues si, mírenme a mi, tengo una vida rutinaria tan normal que hasta escribo de ella. En fin.

Itinerario, Estadísticas y más

7 días dan para mucho os lo aseguro. Han sido tan intensos, que reconozco que me he desconectado bastante de todo. Tengo la sensación de que he estado de vacaciones un montón de tiempo.
Bueno os cuento.
Recorrimos 4671 km o lo que es lo mismo 2522 millas náuticas. El itinerario fue:

Venecia – Bari 323 millas náuticas
Bari – Katakolon 319 millas
Katakolon – Kusadasi 357 millas
Kusadasi – Estambul 328 millas
Estambul – Dubrovnik 895 millas
Dubrovnik – Venecia 304 millas

El barco
llevaba 2200 pasajeros y 700 tripulantes. Y la lista de la compra que hizo el capitán antes de zarpar en el super de la zona fue:

Huevos 36.000kg
Carne 9.800 kg
Pescado 6.700 kg
Arroz 1050 kg
Pasta 1.250 kg
Mantequilla 450 kg
Margarina 250 kg
Mantequilla (con sal) 250 km
Leche 2.880 litros
Fruta 16.800 kg
Vegetales (congelados) 1.680kg
Vegetales (fresco) 10.800 kg
Helado 1.250 kg
Harina 4.500 kg
Agua 13.500 botella
Cerveza 650 litros
Vino 2.250 litros

Le habrá alcanzado para pagarlo con la cartilla del banco?

Bueno volviendo al itinerario.
Bari,

no es una ciudad que valga la pena. Solo la usan para que suba pasaje de origen Italiano. Es una ciudad que le falta un alcalde como el de Madrid, que obligue a pasar la ITE (Inspección Técnica de Edificio) para que los propietarios los restauren porque está hecha polvo.
Curiosidad: dicen que hay mucho paro y trafico de drogas. Esta enterrado San Nicolás de Bari (obvio) que según dicen los entendidos muy milagrero. Hay en la iglesia una columna, donde las niñas casaderas deben dar tres vueltas para que encuentren marido.
Como yo no quiero marido, pero si algún ligue di solo una. Por las dudas.

Katakolon: en el Peloponeso – Grecia. Pueblecito de 4 calles solo para comprar. Lo curioso que a pocos kilómetros está Olimpia, donde encienden la llama de las Olimpiadas las sacerdotisas cada 4 años. No queda mucho, un terremoto se llevo todo a su paso.

Kusadasi en Turquia.: Lugar turístico para los turcos que viven fuera del pais. Playas bonitas. Lugares de interés: Efeso y sus ruinas. De todas las ruinas que he visto en mi vida, las mejores conservadas. Están los pilares de Hércules, donde se dice según la leyenda que quien las tocan con sus dos manos es como Hércules. Los arqueólogos cuando los restauraron hicieron trampa y los acercaron, los toca todo el mundo, pero hace ilu.
El frente de la biblioteca y el teatro para 25 mil personas están intactos. Lo curioso de las ruinas, esta una de las primeras publicidades de diseño gráfico que se conocen. Es una placa en el piso donde se indica donde estaba el burdel.
También en esta zona esta las ruinas de la casa donde vivió los últimos años la Maria la madre de Jesús junto a Juan. Lo declararon lugar santo en el año 82 creo.

Estambul:

sin comentarios, quien no la conoce. Es impresionante la entrada y salida en barco por el Bósforo.
Pocas mujeres en la calle. Y creo que si quieren entrar en la Comunidad Europea, les falta aun no 10 años como ellos dicen, 30 o más.
Lugar donde volveré.

Dubrovnik: fantástica ciudad, bonita, curiosa. Es para irse una semana, buscarse un hotel con playa (estas sobre el Adriático son fantásticas), la carpeta para dibujar y dedicarse a tomar el sol y pintar la ciudad. Buena opción para mi de vacaciones.
Curiosidad: los americanos se están haciendo con la parte vieja de la ciudad, llegando a pagar 1 mill de dólares por m2 de casa. Impresionante, no me estaña que sea cara.
También volveré aquí.

Venecia:
como siempre hermosa.

Conclusiones: ponga, si puede, un crucero en su vida. Haga algo distinto. Es para irse o con varios amigos para juerguear, o con su pareja. Bueno quizás solo también, da para mucho.

pd: mañana más, sino esto parecerá un testamento.

Que dificil volver

Todo se me esta haciendo cuesta arriba. Se que no me he ido mucho tiempo solo 8 días, pero reconozco que habiendo recibido tanta información distinta en este viaje se me ha hecho tan intenso que tengo la sensación de haber estado un montón de vacaciones.
La vuelta se me esta haciendo cuesta arriba.
Primero porque he vuelto con una bronquitis que me esta casi dejando en  la cama, aunque siga en pie. Y que pocas ganas de hacer algo joe.
Desde que me baje del barco tengo la sensación que el piso se me mueve.  Dicen que es normal, sobre todo en lugares cerrados.
Lo que no lograron 6000 km sobre un barco lo han logrado 3 días en casa. Me he mareado.
No es que me mareara poquito, para nada, estoy super mareada.
Que sensación horrible.
Puede que existan muchas causas no solo esa, puede que sea por “lo malatta” que estoy como dicen los italianos, o por no querer hacer nada, pero llevo todo el día no dando un palo al agua.
Y con lo todo que tengo que hacer.
Hay, hay, hay, que cruz. A currar.

La prueba de la balanza – Crónica de un crucero – parte I

Pues he vuelto, ayer, hecha polvo de cansada pues me había levantado a las 6 de la mañana, y eso de los vuelos charters que tratan a la gente con una alegría que les da lo mismo si tienen que esperar 1 hs o 10 de más. Pero bueno, desde que salí del barco a las 9 de la mañana me considere en viaje de retorno, y considerando que llegue a casa a las 20 hs, luego de varias esperas, y dos vuelos, con dos horas más hubiera estado en Argentina o con la mismas horas en New York, eso si de un tirón y en el mismo avión.
Pero bueno el levantarme temprano, cosa que he hecho casi todos los días por las excursiones, fue para ver Venecia desde el barco. Pasa por el gran canal y se ve impresionante. Considerando que eran las 8 de la mañana la luz era fantástica.
Que vista por dios. Esta ciudad es bonita a pie, desde el aire y hasta desde los barcos. Eso si, al tener 12 pisos de altura el barquito de mis vacaciones, se veía “belicima” como dirían los italiano.

Las primeras impresiones que os puedo contar del crucero, es que esta bien. Los camarotes bien, aunque nunca estas en ellos. Entre lo grande que es el barco, 13 pisos de altura, con 10 bares distintos, la piscina, minigolf, teatro, tiendas, tres restaurantes, etc, etc. No llegas a conocer todo en 7 días.
Lo mejor, lo bien que te lo pasas, conoces gente, no paras de pasártelo bien.
Lo peor, que como recorrimos casi 6000 km en 7 días, el tiempo que estaba en puerto para conocer donde paraba era poco.
Lugares a los que volveré con más tiempo, Estambul, Dubroknic, y Venecia por supuesto.
Un detalle, te la pasas comiendo. Desde el desayuno hasta la noche. Hay de todo y lamentablemente todo esta bueno. Por suerte los dulces no son mi fuerte, como se ponía la gente de dulces por dios. No paraban.
Yo hoy con miedo fui a la balanza, pero pase la prueba, me fui como volví, con ningún kilito de más. Uff, que mal llevábamos todos este tema.
Todos se quejaban de la cantidad de comida, pero todos comíamos todas las comidas.
Creo que la clave es no picar entre horas, pues las establecidas ya eran más que suficientes, tres platos y postre en cada una.
Ya os contare más cosas estos días, cuando arregle las fotos, que tengo más de 500.

Un sueño

Me gustan los barcos. Siempre me han gustado como el tren.
Cuando era más joven, y vivía en Argentina, mis hermanos mayores navegaban en veleros y siempre iba con ellos. Es más alguna vez he estado de tripulante en alguna regata.
Siempre he soñado con tirarme en una tumbona en un barco enorme, con un buen gintonic si puede ser, mientras el barco te lleva por el mar, mirando el atardecer.
Pocos sueños me quedan por realizar. Algunos porque han dejado de ser importantes para mi, otros como ir a Bora-Bora porque es carísimo, pero ya caerá.
En agosto estaba con un amigo charlando y estaba agobiada, cansada y harta de muchas cosas. Le comente que me encantaría hacer algo distinto, que quería hacerme un regalo a mi misma. Me lo merecía, después de los meses que había pasado.
Le dije de repente, que me quería ir de crucero. Y la cosa quedo ahí.
A los pocos días me llama y me dice, te mande un correo electrónico con varios cruceros, elige y te vas.
Pues me puse a mirarlos, desmotivada porque lo veía imposible.
Pero no hay imposibles, como se dicen por ahí.
Me voy de crucero.
El sábado me subo al barco italiano Opera en Venecia y vamos por el Adriático hasta Estambul ida y vuelta.
Una semana de barco, mar, descanso y paradas en distintos puertos para hacer visitas.
No me voy a poder creer cuando el sábado ya este cumpliendo mi sueño, tirada al atardecer en una tumbona  en su cubierta, tomando un gintonic y viendo el mar.
No es mucho tiempo, pero si todo sale como espero, será como un regalo del cielo. Hacer algo distinto, que maravilla.
Así que este blog estará de vacaciones unos días. No me llevo el ordenador obvio, ni el teléfono ni nada de tecnología, solo mi ipod  para escuchar música.
Quizás si en el barco hay Internet, no tengo ni idea, algún día ponga algo en el blog contando mis anécdotas, pero sino me llevaré una de mis libretas para anotar mis experiencias.. luego os las contare por aquí.
Así que como todo el que trabaja tiene derecho a vacaciones, la aquí que suscribe dice hasta la vuelta. Sed buenos, y sino pasarlo bien aunque sea.

Verificación de la palabra

Hoy tenía muchos temas para postear. Sobre los motivos de las bombas en Irak. Sobre la mala organización de lo del Katrina y como se están cargando a los animales domésticos que las autoridades obligaron a dejar, a tiros. Sobre el amor o desamor, mejor dicho. Sobre las diferencias en el cerebro de los hombres y las mujeres, etc. etc.
Y así se me ocurrían un montón de temas.
Pero comentaré sobre el servicio de blogger de verificación de la palabra para evitar el span en los comentarios.
Este servicio es muy útil y fácil de poner en marcha pero es un coñazo.
Si, evita el span. Pero si la función es que una máquina que es la generadora de span no pueda rellenar el hueco con las letras que se sugieren en rojo, que más da ponerlas en tipografía legible para los mortales.
Mira que complican el tema joder.
Las ponen tan curvas y pegadas que es imposible a veces saber que letras son y tengo que reconocer que soy bastante torpe, porque varias veces no me acepta los comentarios y debo volver a empezar. Menudo coñazo joe.
Como no voy a reconocer mucho mi propia torpeza, solo lo justo. Debo decir que la culpa es de blogger 😛
O soy a la única que le pasa, ein….

¿Asesor de ligues?

El otro día saque del videoclub la película Hitch con Will Smith. Es entretenida pero luego de verla me puse a pensar.
Todos necesitaríamos un asesor para ligar. Cuantas veces ya sea la imagen, la ropa que usamos, los prejuicios, hacen que no prestemos atención a la gente que conocemos porque no entra dentro de nuestros cánones de lo que queremos para tener una pareja.
Quien no ha pasado por la experiencia de que le guste alguien y esa persona ya sea chica o chico no nos haga ni caso.
El que diga que nunca miente.
Cuantas oportunidades de conocer una persona fantástica perdemos por que tiene unos kilos de más, o no me gusta su ropa, o tiene el pelo mal.
Idioteces.
A veces pienso que tendríamos que ser todos ciegos para poder percibir en la gente su tono de voz, su dulzura, su interior, que es lo que importa en una persona.
La imagen exterior, es efímera. La belleza es efímera. Con los años nos damos cuenta que el tiempo no perdona a nadie, y empiezan a aparecer arrugas, canas, kilos de más. Estos es inevitable y clínicamente probado que el cuerpo humano se expande con los años.
Pero cuanta gente fantástica censuramos concientes o no por su imagen. Ahora hasta para conseguir trabajo tenes que ser alto y bello. Menuda gilipollez.
El problema radica posiblemente que lo primero que percibimos de una persona es la imagen física, el punto está en darle la oportunidad de seguir conociéndola o darnos vuelta para irnos por otro lado.
Mi gran amor en esta vida o hasta este momento, cuando le conocí era motero, vestía de cueros y con el pelo largo. En una época que esto era políticamente incorrecto. En realidad no pegamos ni con cola, yo era una universitaria al uso de la época, bastante normalita, él más chico que yo 4 años, con un look under para la época. Los primeros meses cuando salíamos no lo lleve a casa conciente de que mi madre se moriría de un infarto. Pero me di la oportunidad de conocerlo más y me enamore de una persona fantástica que aun hoy y por circunstancias que no vienen al caso, aunque no estemos juntos le sigo recordando con cariño. Tengo unos recuerdos hermosos de esa época. Creo que siempre estará conmigo. Nunca me he arrepentido de salir con él.
Si hubiera hecho lo que hace mucha gente, la censura, no hubiera conocido a una persona fenomenal y posiblemente me hubiera perdido muchas cosas buenas.
El otro día tomaba un café con una amiga, y hablábamos de su chico. Con él lleva casi 25 años juntos.  Han pasado muchas crisis, pero siguen juntos. Y ella me decía que nunca estarían separados. Eran como que cada uno formaba parte del otro. Pasión? Pues esa no estaba ya. Aunque ella reconocía que aun se ponía nerviosa cuando lo veía o sentía mariposas en el estómago.
Ahora tenían cariño, amistad, y muchas cosas más. Con los años se había transformado ese amor pasional del principio en estabilidad, en otro tipo de amor.
A ella le pasó algo parecido que a mi, conoció a alguien que no pegaba ni con cola, le dio la oportunidad de seguir conociéndolo y miren, 25 años juntos. Ella tuvo más suerte que yo, pues aun están juntos. Pero el tema radica en dar la oportunidad de conocer a alguien más allá de la primera vez.
¿Vos que harás?