Todo es rutina, que novedad

Los seres humanos somos rutinarios, eso es notorio y de voz popular.
Mírenme a mi por ej.
Me levanto bastante temprano, aprovecho más el tiempo a esas horas. Bueno no es por decisión personal, sino porque me he acostumbrado a despertarme sin reloj. Y mi reloj biológico me dice “titi, tu hora de levantarse es ya” que suele ser entre las 6 y las 7 de la mañana. Lo malo es que eso sucede toda la semana sin distinguir entre fines de semana y días de trabajo.
Tengo una rutina impuesta por mi modo de vida bastante normalita. Me levanto, me ducho, me tomo mi primera taza de café, sino no soy persona como la publicidad de Nescafé. Me siento en el ordenador para leer las noticias del mundo. Ya solo compro los periódicos solo los jueves por el suplemento y los domingos.
Los domingos porque muchos de ellos para hacer mis mañanas distintas, me voy a desayudar por ahí al solcito.
Si es un día normal, leo el correo electrónico, tiro a la basura los mensajes de span que son un montón, leo los blogs que tengo en mi lista de favoritos.
Me visto, saco al perro, hago algún recado, si tengo, para la casa, o me voy de visitas de obra o a alguna reunión que casi nunca es antes de las 10 de la mañana.
Cuando mis actividades matinales terminan, vuelvo, preparo algo de comer y tonteo un rato hasta las 4.
Suelo poner el teléfono en silencio de 2 a 4hs, como si fuera una oficina.
Cuando retomo mis actividades, me preparo un té y me pongo a escribir mis blogs si tengo ganas o algo que decir para luego volver a trabajar en el ordenador con lo que tenga que hacer.
Hasta esos de las 7 o 7,30 de la tarde trabajo, luego vuelvo a salir para sacar a pasear al perrito otra vez, o mejor dicho sacar a pasear mi cabeza a tomar el aire.
A veces quedo con alguien para charlar, o ir al cine o simplemente  me busco cosas para hacer como ir al mercado, o llevar la ropa al tinte, o salir de compras, etc.
Algunas mañanas voy a pilates y luego desayuno con una amiga que vamos juntas. Marujeo total.
Algunas noches, salgo a cenar fuera con amigos, otras o me paso por el video para sacar alguna peli o veo la del plus.
Algún día voy a jugar al golf o a tirar bolas, o a un partidito de tenis.
Bueno es la vida que elegí y no me arrepiento, pero reconozco que es rutinaria total.
Pero lo peor de todo es que esa rutina diaria se ve sumada por lo que uno escucha en la radio o lee en la prensa. Siempre las mismas noticias, siempre la misma violencia, siempre las mismas estupideces de los políticos.
El ser humano no es que viva en la rutina, soporta la rutina que es distinto.
Y de repente un día, algo se sale de sus cánones, y nos sorprende.
Alguna vez es una ingrata sorpresa y otras una fantástica. Y la vida se revoluciona por una temporada para volver con el tiempo a la rutina nuevamente.
Hablaba con alguien el otro día sobre esto. Y llegamos a la conclusión que eso es la vida, rutina. Pero que queríamos seguir teniendo esta rutina que hacia que el tiempo se acompasara tranquilamente sin muchos sobresaltos. Que no era una mala vida.
Pues si, mírenme a mi, tengo una vida rutinaria tan normal que hasta escribo de ella. En fin.

2 comentarios en «Todo es rutina, que novedad»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: