Mi soledad

Hoy me levanté, me serví un café (sino no soy persona) y me puse a leer blogs. Visite los que leo habitualmente y MrMan en su fantástico blog Mirando al desierto, daba la respuesta a una carta que había escrito sobre lo que para él significaba la soledad.
Intentando que mis neuronas se despertaran, le comenté algo pero ha abierto mi cajita cerebral de reflexión pública sobre el tema.
Es algo en lo que siempre pienso. A ver por donde empiezo pues es largo.
Yo ahora estoy sola, no solo de pareja, no tengo hijos, sino también de familia. Mi sobrina preferida que es como mi hija, porque crecio conmigo, vive en Los Angeles. Teniendo en cuenta que vivo lejos de la familia, los más cercanos viven en Francia, que no es muy numerosa y que mis “tres hermanos” no me dirigen la palabra, se entiende porque. Alguien muy querido y cercano para mi, murió de repente, hace casi 5 años, y los amigos que tengo ahora, son lo que se diría nuevos, si existe ese calificativo para los amigos.
Pero empecemos por el principio, así se entiende lo que es para mi la soledad.
Yo antes de vivir en España, ya hace casi 15 años, vivía en Buenos Aires, con una vida social y familiar plena. Con pareja estable, muchos amigos de toda la vida y no paraba. Se podría decir, que nunca estaba sola, o no me sentía sola.
Un día, me dio la neura, tomo un año sabático, y me vengo a Europa. Mi intención era quedarme 6 meses aquí, e irme 6 meses a Paris, a formalizar mi francés.
Por circunstancias, que no vienen al caso en este post, me terminé quedándome en Madrid.
Yo no conocía a nadie aquí, me llevo más de dos años hacer algún amigo. Fuero momentos duros, donde darse cuenta que existe algo que se llama soledad, y que uno no está acostumbrado, es jodidillo. Empezar de cero como yo siempre digo.
Con el tiempo, hice amigos, no muchos pero algunos si, volví a tener vida social y conocí a alguien con quien forme una pareja estable.
Por circunstancias, que tampoco vienen al caso, esa pareja se rompió con mucho daño y dolor. Muchos de los que yo consideraba amigos en esa época eran también amigos de él, y los dejé de ver. Me costó bastante reponerme de la situación. De nuevo sola.
Desde ese momento hasta los últimos años, he tenido una intensa vida social, con alguna que otra pareja medio estable, pero cuando murió de repente alguien demasiado cercano para mi, fue un sacudón. Teniendo en cuenta que 3 meses antes también lo hizo mi padre.
Comencé una crisis personal intensa, que me hizo replantear valores y sobre todo si la gente que estaba cerca mió me aportaba algo a mi vida o solo fiesta. De eso tenia mucho, pero me di cuenta que no aportaban nada, más de uno.
Ahora estoy mucho más reflexiva y hago lo que me apetece,cuando me apetece. No salgo solo por la necesidad de estar con gente, de no sentirme sola, sino porque tengo ganas.
Los que están cerca mió,saben que si a las 12 de la noche digo me voy a casa, mejor no me digan nada, porque es que ya no quiero salir más. Me conocen, me quieren y me respetan en eso, aunque se que alguno piensa que soy rara. Allá ellos.
No me gusta la soledad, no me va a gustar nunca. He pasado muchos estados distintos de soledad, pero ahora estoy bien así.
Me encanta la charla con la gente, la comunicación, y eso es lo único que llevo peor. También tendría que cuidarme y mimarme más con el tema de la comida. Soy bastante vaga para cocinarme. Como cualquier cosa.
En el barrio donde vivo, lo hace muchas gentes mayores solas, y veo que esa necesidad de comunicación verbal también la tienen ellos. Te paran, te saludan, se ponen hablar contigo de cualquier cosa. Cuando me pasa eso siempre pienso, “cuando sea mayor seré como ellos”?
Posiblemente o no.
Si hay una cosa que no estoy cerrada para nada, es a volverme a enamorar y compartir mi vida con alguien. No lo busco, creo que eso aparece si tiene que aparecer. Pero cerrada a eso no estaré nunca.
Nunca me resignaré a sentirme querida, como nunca me resignare a no estar sola. Pero acepto lo que tengo y lo disfruto cada momento.
Y vaya si lo disfruto.

8 comentarios en «Mi soledad»

  1. ¡Ah la soledad!
    Tan nuestra y tan de todos, tan sola y tan acompañada.
    Un saludo desde México.

    Nombrada como una de las 10 hazañas en construcción del siglo 21, la presa Hoover Dam continúa atrayendo a las multitudes más de 70 años después de su creación.
    Con más de un millón de visitantes por año, Hoover Dam está ubicada en el Cañón Negro, en las afueras de Las Vegas.

    La construcción de la presa, la más grande de su tipo en ese entonces, empezó en 1930. A pesar de su ubicación alejada y condiciones de trabajo pesadas, la presa fue terminada en menos de cinco años (dos años antes de lo programado) y con un costo bastante menor al previsto.
    Designada como un sitio histórico nacional, Hoover Dam es la presa de concreto más alta en el hemisferio occidental, y se eleva cerca de 725 pies por encima del Río Colorado. Con 17 generadores que producen 4,000 millones de kilovatios de electricidad por año, la presa también es una de las plantas hidroeléctricas más grandes del país. La operación y el mantenimiento de la presa son respaldados completamente con la venta de energía.

  2. Vaya… una vida intensa. Una vida… difícil.. si.

    Espero que aunque sea “virtualmente” sepas que tienes más gente cerca, que habla contigo, que te escucha y que empieza a quererte, como eres.

    Si me necesitas toca la campanilla en mi blog. Iré a verte. Te lo aseguro.

    Yo no puedo vivir en soledad. Pero así me siento. Quiero aprender, y lo estoy aprendiendo, porque al final, de una manera u otra, todos estamos solos, y tenemos que aprender a vivir así.
    A mi también me cuesta resignarme, pero a veces, hay que aceptarlo :-).

    besos de corazón 🙂

  3. Hola Lukre: Tu fuiste a un pais al que conocias, por lo menos el idioma, yo me vine a Japon, otra cultura totalmente contraria donde te sientes mas solitario pero no me arrepiento. Aprendi cosas nuevas y diferentes. Buenas y malas, pero diferentes. Y aqui seguimos.
    Un besote de animo.

  4. Igual que tú vivi la soledad de otro pais que no era el mio…
    ahora la soledad de dos que ya no tienen nada que decirce viviendo bajo el mismo techo
    la soledad de no tener un amor de hombre…
    la soledad de los hijos que pronto se van
    Ya ves todos estamos condenados a vivir todo tipo de soledades…
    Me visitarias en mis divagaciones?
    BESO SOLITARIO
    GUADALUPE
    http://elbagajedeladiva.bitacoras.com

  5. Manuel otro para ti desde la capital del reino 🙂

    Criztina cuando quieras unos mojitos 🙂

    X, Japón, tengo fascinacion por ese país. Mi sobrina la que vive en LA quiere ir de turismo el año que viene. Algún dia ire yo. Pero si, que duro se te debe haber hecho con el idioma si a mi aqui se me dio asi 🙂 un beso desde España

    Guadalupe, la soledad de todo tipo es una jodienda, vaya sino.
    pero la de dos creo que crea más conflictos internos. Animos.

  6. Yo ya tengo pareja, si no hace algunos post que te estaría tirando los trastos a la cabeza. Espero que pronto encuentres alguien que te quiera de corazón y acompañe en los buenos y malos momentos. Saludos hermosa.

  7. En primer lugar, ¡muchísimas gracias por la referencia!
    Veo que nuestra situación vital se parece bastante, y también la manera de enfocarla. No había visto esta entrada tuya en tu “blog” antes porque estoy frito contestando cartas que me llegan, que si qué te pasa, que si estás deprimido, que si estás amargado… en fin, curioso que haya tanta gente que no lo entiende, pero yo creo que es cuestión de edad y de experiencias pasadas, de dar prioridad a algunas cosas (la comunicación, el cariño, etc.) sobre otras (el sexo fácil, el tener pareja como sea)…
    Gracias de nuevo por la cita y un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *