Yo quiero encontrar mi Shangri-la

Horizontes perdidos, es una película en blanco y negro, de Fran Capra del año 1937, que la primera vez que la vi, no debo haber tenido más de 15 años.
Pues nunca la he olvidado. Me impacto, y eso que ha pasado tanto tiempo.
Ayer por casualidad la vi de nuevo.
Esas tardes, que uno esta trabajando y se toma un kit-kat. Se hace un café y enciende el Canal + a ver que hay por ver, no por nada en especial.
Creo que al final es un acto reflejo.
Ahí estaba, la escena de que van por las montañas, con una tormenta de nieve impresionante. 5 segundos me bastaron para saber que película era.
Puse el video a funcionar, y a la noche la vi entera. Lo de la tarde solo era una pausa, no me iba a poner a verla en ese momento, ahora que me había puesto las pilas.
Yo quiero vivir en un lugar como Shangri-La. Donde la gente mantiene una existencia pausada, tranquila. Con un clima fantástico, con todo lo que le da la tierra como medio de subsistencia. Donde no hay violencia, donde no hay política, donde no hay delincuencia. Donde todos viven en paz.
Esta última frase me ha hecho acordar, cuando les preguntan a una aspirante de miss que desea, y contestan siempre “paz en el mundo”.
Pero tonterías a parte.
La película aporta una imagen de un lugar idílico, donde el tiempo no pasa como fuera de ella. Es más cuando los personajes se van y vuelven a la realidad, sobre todo una vuelve a su edad normal, y se convierte de repente en vieja.
Esto es muy idílico.
Pero Shangri-La existe y hay que encontrarla. Existe dentro de nosotros.
En la película cuando preguntan que es Shangri-La, el personaje que los recibe lo explica, y dice algo así “quizás el tiempo no pasa aquí porque vivimos tranquilamente, sin sobresaltos”.
El ser humano siempre sueña con encontrar sitios donde vivir en armonía. Es un mito la búsqueda.
Yo no pretendo buscar nada fuera de lo que tengo. Quizás lo más sabio sea buscar mi Shangri-La en lo que me rodea. Estoy convencida que esta por ahí, habrá que esforzarse por encontrarla.

4 comentarios en «Yo quiero encontrar mi Shangri-la»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *