Un día distinto

Ayer fue un día intenso, pues empecé a recibir mis regalos de Navidad.
Mi amigo R, el de siempre, me regaló un almuerzo y una ida a ver el musical “No me puedo levantar” de Nacho Cano.
El lugar del almuerzo, lo tenía que elegir yo. Le di muchas vueltas, pero al final me decanté por el Wokcafe en Chueca.
Luego nos fuimos caminando hasta el teatro en la Gran Vía. Que gentío que había.
El teatro, fila 6. 4 horas de canciones de mecano. El musical se divide en dos actos, como mi conocimiento de mecano.
Yo les conocí la primera vez que viene a Europa de vacaciones en las navidades del 86. Así que la primera parte del musical, conocía pocas canciones. Pero la segunda, todas.
Me lo pase fenomenal. No soy muy amiga de los musicales, pero este me gusto. Irradia energía. La puesta en escena esta muy bien. Las 4 horas se me hicieron cortas. Recomendable, aunque no hay entradas disponibles hasta fin de febrero, aviso.
Salimos como las 21,30hs. Yo luego tenía el cumpleaños 40 de mi amiga A, y nos fuimos para allá los dos.
Mi amiga A, fue mi primera amiga en España cuando me instalé en Madrid. Vivimos en el mismo barrio, casualidad diría yo, pues la conocí en un viaje en Escocia. Por ella conocí mucha gente, es un poco como de la familia, como a mi amigo R que nos hemos adoptado mutuamente, lo mismo me pasa con ella.
Reservo dos salas de un café, e invito a gente que yo particularmente no veía hace años. Fuimos más de 60.
Sinceramente, estuvo fantástico. Todo el mundo o casi se conocía, estaban todos ahí, algo más viejos, con alguna que otra arruga, cana o kilo de más, pero estaban. Algunos se habían casado, otros seguían igual. Ver como por diversas circunstancias no les veías, pero al saludarlos fue como si el tiempo no pasara. Fue entrañable.
Pondré un ejemplo. A amiga de A, yo la conocí por ella, hace 10 años más o menos. Luego fuimos compañeras tres años de trabajo. Cuando yo deje la empresa hace año y medio para independizarme, salvo algún llamado telefónico no la volví a ver. Va y me dice, “Lucre me he acordado”, y saca del bolso en cd de una colección de música clásica que a mi me faltaba el Nº 3 y que ella tenia. Me lo había prometido, pero como yo me fui nunca me lo dio.
Pues año y medio después me lo trajo. Me quede emocionada sinceramente.
Yo bromeando le dije, pues has cumplido una deuda karmica. Ella se quedo mirándome y seria me contesta “sabes, quizás tienes razón”.
Toda la fiesta fue eso, como un reencuentro con el pasado. Hubo unas drags queen que amenizaron, un conjunto vocal donde uno de los integrantes es de los conocidos, que le dedico a la homenajeada el feliz cumpleaños.
Luego siguieron un rato largo cantando a capela, son una maravilla.
Vino la tarta, y las velitas me tocaban llevarlas a mí. Ella quería un número, pero como yo soy como soy, le compre velitas. Pero 10 eran de las que se volvían a encender. Nos hemos reído una barbaridad, y no me ha retirado el saludo, porque no fueron todas iguales, así que estuvo bien.
Una gran cantidad de los presentes se había juntado para el regalo, y sinceramente la emocionó, porque fue al final un fin de semana en un spas en Valladolid creo, pero para ir al spas, tiene que ir en globo. A mi amiga A, le encantó. Yo le he reservado el regalo para el 25, que es el día de su cumple. Ella siempre se ha quejado que cumple los años en un día puñetero. Como casi seguro la veré, porque vivimos a menos de 100 metros, yo le dije que mi regalo el 25 así también tiene regalo el día verdadero de su cumple.
Cuando llegue a casa, eran las 4 de la mañana y no daba más. Me puse el pijama, y me quede un rato en el salón tomando un te porque vine helada de frió, mis pobres pies no daban más.
A duras penas termine el te, y me fui a dormir. Pero el día fue fantástico. Distinto, diría entrañable, como la fecha de hoy 24 de diciembre.
Yo hoy no haré nada, estaré en casita con un libro que comenzaré, tranqui. Este día es para mi muy familiar, y teniendo en cuenta que mi hermano el francés, no me dirige la palabra hace año y medio, no tengo familia por aquí con quien pasarlo. Él está ahora aquí en Madrid, pero ni ha llamado ni lo hará.
SI me ha llamado mi cuñada C y he hablado con Diego, mi sobrino pequeño. Con ellos dos he quedado para esta semana para que Diego vea la Plaza Mayor y comer juntos los tres. Obvio mi hermano el francés no estará. Pero bueno, hablar con ella me ha hecho bien. El año pasado ni eso.
He recibido varias invitaciones, pero prefiero quedarme tranqui en casa. El significado de la navidad para mi es familia. Quizás no tenga con ninguna familia aquí tanta confianza como para sentirme bien. Se que las invitaciones han sido con cariño, pero mejor no.
Mañana posiblemente venga mi otra amiga A, a comer a casa, pues tiene a su padre en el hospital, así se despeja.
Quizás esta noche me de el punto y me vaya a misa de gallo, o me dé mas el punto y me levante a las 7,30 de la mañana para ir al convento de las carmelitas de la Aldehuela a misa a las 8,3. No se.
Feliz Navidad a los lectores de mi blog. Aquí un regalo para todos…

Powered by Castpost

4 comentarios en «Un día distinto»

  1. ..oooOOO La misa de gallo … cuanto tiempo … no es mala idea.
    Fueron dos las figuritas, me gustó la aguadora, pero … no quería que estuviese sola esta noche y la compré un aguador …
    Feliz Nochebuena, Feliz Navidad. :*

  2. por un momento pensé que la canción iba a ser de mecano!
    yo comparto opinión con los mojinos sobre mecano, aunque ya con la edad me voy ablandando.
    si vas a la misa del gallo,cuidado con la gripe (aviar)!
    lo que voy descubriendo: cuando llega, la magia navideña no es cursi!
    un beso y tómate algo a mi salud

  3. Llevamos ya con ganas de ir a ver el musical de Mecano muchísimos meses y no nos ponemos de acuerdo. Sí todos los que han ido a verlo han opinado lo mismo que tú.
    Un beso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *