Me encantan los regalos

Me encanta que me regalen y regalar. Por fechas señaladas, por el cumple, o porque si. Que me den un paquete del tamaño que sea, porque en este caso, el ser un paquete pequeño la mayoría de las veces da más placer. No sucede esto con otras cosas de la vida, según dicen. (ja)

Yo rompo el papel de los regalos. Mi abuela por ej, los desarmaba despacito y doblaba el papel de envoltorio, y cuando le preguntabas porque te contestaba “es para envolver la carátula de los libros”. Ella cuando leía, que era todos lo días, era una señora tan señorona, como la canción infantil, que tapaba la cubierta de los libros, porque decía que una señora no debía ir por ahí mostrando lo que leía. Otras épocas.

Volviendo a los regalos, que me encanta recibir.
Siempre he recibido muchos, pero este año tengo que reconocer que ni uno en paquete.
Pues si ni uno empaquetado. Y los que he tenido son intangibles en el momento de regalar, como un viaje, o un finde en un spas, entradas para un musical. No se pueden desenvolver joder. Son unos regalos magníficos, pero ninguno en paquete, aunque fuera una caja de chicles, para desenvolver. No dan la misma ilusión.

Yo quiero ser niña siempre en cuanto a los regalos, quiero regalos con papeles de colores, con grandes lazos rojos, siempre rojos.
Recibir un regalo y no desenvolverlo, es signo de que nos vamos poniendo viejos.

En América se regala más en Navidad, los Reyes solo quedan para los niños. Se que aquí en España es Reyes para todo el mundo, aunque en Navidad cada vez se impone más. Aunque creo que se duplican las cosas.
Que hoy es la noche de Reyes se notaba ayer en la calle, todo el mundo con bolsas llenas de regalos.

Pues yo tengo un regalo para Diego que viene este día a casa, a ver con sus 3 años si lo que tengo para él, le gusta. Hoy me toca cabalgata.
El lunes cumplo los años, a ver si para ese día si tengo paquetes con papel para romper y lazos rojos para sacar, porque este año me parece que no he sido merecedora de regalos como a mi me gusta, empaquetados.