Una semana

Pues si, llevo una semana sin probar un cigarrillo. Reconozco que se me esta haciendo cuesta arriba, pero esta vez no vuelvo.
He tenido mono de tabaco desde el cuarto día, los primeros tres muy bien.
El mono del tabaco se ha convertido en mono de dulce en cualquier vertiente, igual me da.Así que no solo estoy en desintoxicación de tabaco, sino de dulce. Bueno de esto segundo es menos problemático porque no soy dulcera. Pero si le hiciera caso a las ganas de comer dulce que he tenido esta semana no hubiera parado.
Hace 7 años cuando lo deje tantos años, a este llamado no le hice caso, y aun tengo los kilos que engordé por este motivo. Vinieron, se acomodaron a gustito y se quedaron.

Ahora no me pasará lo mismo, así que he cambiado de estrategia. Nada de tabaco, nada de dulces, ejercicio físico y dieta.
Me han dicho que es normal que uno tenga ganas de dulce, porque si el tabaco actuaba en mí sobre las endorfinas, al no tener nicotina en el cuerpo, este me lo pedirá de cualquier manera.
Tengo que reconocer, que esto es lo que peor llevo. No soy dulcera, es más llego a estar meses sin comer dulce. Entre una tarta de chocolate y un buen jamón de jabugo con pan y un vinito, me quedo con lo segundo. Por eso me extraña tanto estas ganas repentinas de dulce.

No tengo ningún supletorio de la nicotina, ni parches, ni chicles, ni nada. Solo mi voluntad que es mucha, chicles sin azúcar y un vaso de agua fría siempre conmigo.
Me parezco esas turistas con la botellita de plástico en la mano todo el día. Que horro!!

Pero bueno, aun me queda una semana para pasar el mono físico, que dicen los expertos es aproximadamente 15 días. Luego viene el psicológico, pero con ese lo llevo mejor.

No he recuperado aun el gusto. Sigo con la boca pastosa y la garganta hecha polvo. Lo que si, no tengo mas tos o casi. Pero si he recuperado es el olfato, eso me recuerda que cada vez que entro en casa me doy cuenta que tengo que bañar al perro.
Perrito de hoy no pasa llueva o nieve.

6 comentarios en «Una semana»

  1. Yo soy muy dulcera y aunque sólo fume durante tres años (y después de vieja), no sabes la cantidad de helado y atarta de chocolate que comía.

    De lo mucho que engordé, mejor ni hablar.

    Admiro tu fuerza de voluntad. Prueba a “matar” las ganas con caramelitos sin azúcar.

    Besos

  2. Ánimo y al toro.
    Yo te recomendaría, que te premiases cada día. Por ejemplo a ultima hora del día, permitirte media onza de chocolate negro, con mucho cacao –es que es el que me mata a mi- Dejarlo que se te derrita en la boca y saborearlo despacio…mmmm como presta.

  3. yo despues de 5 años sin fumar -creo-, aún fumo en sueños y muchas veces si no vuelvo al vicio, es para que no sea en balde lo mal que lo pasé.

  4. Pues va a ser verdad eso de que las sustancias que añaden al tabaco son las que lo hacen más adictivo. Yo soy fumador de pipa y de puros (cuando puedo permitírmelos) y jamás he pensado que fuera un adicto. Fumo tardes y noches, pero no todas las noches, sólo cuando estoy tranquilo. De hecho paso días y días, incluso semanas, sin fumar, y no siento la “adicción”.

  5. a ver si en esta lo consigues, wapa…… ten un poquito de fuerza de voluntad….sabes que TU PUEDES!!!!!

    🙂

    muchos ánimos!!!! veennnnnnnnnnnnnnnnngaaaaaaaaaaaaaaa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *