Palabras robadas

Tengo una costumbre, robo palabras de los libros, y las colecciono junto con palabras raras.
Es verdad que es una costumbre que me gusta pero que llevo media abandonada.
He encontrado una libreta que me compre en el 96 para escribir cosas e ideas, y la he vuelto a usar. Tiene estas palabras robadas, vaya a saber de donde…

– De golpe advertí que la atmósfera se llenó de pensamientos hostiles.

– Esos ojos opacos interceptaban el tácito canje de impresiones que es una mirada recíproca.

-Era encuentros inexistentes: el silencio los aniquilaba.

– Empezaba a gravitar extrañamente en su conciencia.

-Lo contrario del deseo de olvidar, de aniquilar en el placer.

– estado de disolución semejante. En la nuca, en la espalda sentía tambien un leve peso de una lluvia dulce, penetrante.

-su dolor verdadero no admite consuelo, como este dolor nos humilla, optamos por ignorarlo.

-su dolor nos une con la conciencia de nuetro poder, por un instante nos equipara a los dioses.

-Nos cerramos a la única tristeza que al herir nuestro amor propio lograria realmente entristecernos.

-y mientras tanto se va viviendo.

-conseguia arrancarle algunos detalles materiales qeu hacian destacar los grandes espacios deserticos donde ambos se perdian.

-venimos para instalarnos en la propiedad deliciosa que albergaria su dicha.

-Hace 15 años que perdemos todos los trenes y todos lo vehiculos públicos, hagamos lo que hagamos.

Sigo investigando, y me doy cuenta que son frases de la Invencion de Morel de Bio Casares Un libro para leer, lo recomiendo.

6 comentarios en «Palabras robadas»

  1. es una afición muy buena (claro, si yo la comprato, que voy a decir, no?)

    Yo suelo escribir las frases “celebres” de mis amigos, aunque muchas veces no se, si las han copiado.

    Un beso

  2. uys que antigua, con una libreta, como los escritores “de raza”, con su cuaderno “moleskin” de tapas de piel …

    Yo uso una cosita que se llama c-pen, búscalo en la red si quieres saber qué es, es una especie de lápiz-scanner, y luego traspaso lo “robado” al ordenador.

  3. – mi falta de memoria imposibilita el recodar frases, palabras…
    – mi gran pereza provoca que sea incapaz de apuntar las frases, palabras en ningún cuaderno para que queden registradas
    – mi desorganización hace que, en caso de que tuviera memoria o no fuera perezosa, perdiera todos los apuntes en mi minúscula casa
    😉

    no sirvo para coleccionar nada 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *