Tenemos una relación amor – odio entre las dos

Por el triunfo de Argentina del viernes Kotinusa me preguntaba por curiosidad si no me había juntado con otros argentinos a ver el partido.
Koti tengo que decirte, que estoy desde el viernes dándole a la cabeza sobre este tema. Es más, ayer estuve tomando una cañas con mi amigo P, que es brasileño, es el que me regalo al Gaucho, y hablábamos del tema, y de que sentía él.
Es un tema peliagudo para los que hemos emigrado a España. La relación con nuestros lugares de orígenes.

Decía el filósofo Victor Massúh, en un soberbio libro que se llama “La Argentina como sentimiento”, que en Europa existía el sentimiento de pertenecer “a un pueblo”. Y es verdad.
Yo eso lo comprobé cuando vine a vivir aquí. La gente se iba en fiestas al “pueblo”, en vacaciones “al pueblo”, etc. etc. Pero no te decían, soy español, te decían soy de “tal pueblo”. Si te los encontrabas fuera de España, si te decían “soy español”.
A mi siempre me ha parecido entrañable, cuando hablo de la Argentina, digo “mi pueblo”, para que la gente me entienda. Si no, los comentarios los ves más globales, no locales.
En la Argentina, no creo que exista ese sentimiento de pertenencia. Posiblemente como explica Massúh, es porque es un país hecho con gente que dejo “sus pueblos” para emigrar. Gente que ha formado familias enteras hablando de lo que dejo atrás, de “su pueblo”. Añorando volver. Quien no ha crecido en la Argentina con el abuelo o la nonna hablando del pueblo? Muy poca.
Ese sentimiento dual, hace que no pertenezca ni a uno ni a otro lugar. Cuando vivías ahí, añorabas venir aquí, y viceversa. Anoche mismo, hable con mi única amiga argentina aquí, lleva solo 4 años, y me decía que se iba a volver, porque extrañaba. En fin. Eso da para otro post.

A lo que iba. Yo no crecí con un abuelo o abuela hablando de su pueblo, posiblemente porque ellos nacieron en argentina, solo una abuela nació en Suiza, sus padres o sea mis bisabuelos son los que emigraron en la primera oleada de inmigración desde Europa, y no conocí a ninguno. Todo lo que recuerdo de niña son cuentos o historias de cosas que pasaban en argentina.
Ya alguna vez conté, hace mucho posiblemente, porque estoy viviendo aquí. Lo mío fue accidental. Año sabático y al final me quedé. No era una necesidad espiritual vivir la experiencia de mis abuelos. Al contrario, en mi familia fue un escándalo.
Pero como le pasó a V. Massu, me pasó a mi, aprecie lo que dejaba viviendo aquí.

Los argentinos nos dedicamos a hablar mal de al argentina cuando vivimos ahí, la criticamos, nos criticamos. Es parte del deporte nacional. Todo el mundo ansia irse, y vivir fuera. Pero los que lo hacen, se dan cuenta viviendo fuera lo que han dejado.
Muchos no superan, los 5 años. Parece que en esos años es la primera crisis de morriña, como le pasa a mi amiga. SI la superas, es raro que vuelvas, a no ser de vacaciones. Porque eso si, Argentina es un país que recomiendo 100% para pasar unas buenas vacaciones.
Yo particularmente en este momento me une a Argentina un lazo afectivo porque vive aun mi madre allí. Pero no se que pasará cuando ella no esté.
Yo nunca he tenido la necesidad de pertenencia. Me da exactamente igual. Cuando saque la nacionalidad española podría haber sacado la suiza, y elegí esta porque vivía aquí, pero no porque me sintiera española. Ojo, vivo aquí porque me encanta vivir en este país. También es verdad que se me brindó la posibilidad de no tener más problemas con los papeles de residencia, y teniendo la doble nacionalidad, y lo pille al vuelo. Creo que si en este mundo no importara donde naciste, ni me hubiera molestado en tanto papeleo.

Pero que pasaría si Argentina y España jugaran la final de la copa del mundo? Pues sencillamente que intentaría ser neutral, aunque no se me crea.

Continuará…

3 comentarios en «Tenemos una relación amor – odio entre las dos»

  1. me viene a la mente, el ejemplo de fernando fernán gómez, argentino de nacimiento y que no ha cambiado de nacionalidad, quizás porque le da lo mismo, su ex, maría dolores pradera, muchos hubiesemos pensado que era argentona o quizás sudamericana y sin embargo es española. en el fondo que mas dá, si podemos tener amores o no tenerlos en cualquier parte.

    besos,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *