Después de la tormenta llega …el golf

Soy una convencida que para lograr algo, con otra persona y en todos los ámbitos de la vida, hay que aplicar la negociación. La vida es negociación.
Negociar no es fácil y siempre hay que ceder en algo ambas partes, sino no se logran resultados viables. Por eso los políticos no se ponen de acuerdo, porque nadie quiere ceder ni una pizca.

A lo que iba.

He tenido la reunión con “mis jefes”. Bueno en realidad “con la jefa”, el otro no apareció.
Ha sido ardua y sobre todo no me he callado la boca, me daba igual.
He rebatido todo planteamiento facilista de parte de la directiva con planteamientos firmes y con basamento. Al final me han tenido que dar la razón. Se podría decir que la balanza se ha decantado por mi lado.
Y si bien yo sigo con mis planes de reestructuración de vida, seguiré una temporada más aquí hasta que me organice fuera. Pero sobre todo he logrado mi objetivo reivindicativo.
¡¡¡¡NO TRABAJO MÁS LOS VIERNES POR LA TARDE!!!!!

El que nunca haya experimentado el gusto que da terminar a las 2 de la tarde de un viernes no puede saber lo que significa que los fines de semana se agranden con una tarde más.
Yo por lo pronto, ya he quedado los viernes por la tarde para ir a jugar al golf como tiene que ser para una señora como yo. Que para eso he aprendido de las “pijas” de las Rozas Village.

Pd: igual no me fío y yo sigo con mis planes.

Ver gratis lo que otros vienen a pagar

Vivo en España. Vivo en Madrid. Con más detalle, a 15 min caminando tranqui o 1 hs, caminando más tranqui y dos vermues en la plaza de moda, del que los extranjeros llaman Eje del Arte, léase el Eje del Prado, Thyssen y Reina Sofía. Tres de los mejores exponentes de arte del mundo, desde aprox. el 1000 hasta ahora.
España es el segundo país del mundo en recibir turismo, y de este turismo casi 7 mill de personas al año pasan por aquí para ver estos museos.
Y uno vive a tiro de piedra o a dos vermúes como se quiera ver, y no va nunca.
Conozco muchísima gente de mi entorno que llevan años sin ir, ni siquiera a uno, no voy a decir una vez al año a los tres.
Creo que ver arte es gratificante, y aunque repitas siempre encuentras o ves algo nuevo en algo que ves siempre.
Yo por ej, las pinturas negras de Goya, que las vi como turista por primera vez en el año 87, me enamoraron del pintor. Y cada vez que veo sus pinturas, ya sean esas o las otras costumbristas, sigo diciendo que es el más grande o casi.

A lo que iba.

El 6 de enero, cuando aun estaba mi madre aquí, nos fuimos al Prado, pero como había que ir a misa antes, sino se nos va a excomulgar, cachondeos a parte. Así que entre que nos levantamos, desayunamos, saque los perros, fuimos a misa y nos fuimos al Prado, no llegamos hasta bien entrada la 1. Sacamos nuestra entrada 6 Euros, y empezamos por la exposición de dibujo a mano alzada que había. Para no variar, me enamore de un aguafuerte de Goya, “el columpio”, me encantó.
Cuando no llevábamos aun 1 hora de visita o casi, nos echaron porque cerraban a las 14 hs. Solo tres días al año cierran un sábado a esa hora, y ese era uno de ellos.
Me quedé molesta, sobre todo porque mi madre no iba a volver, porque ya se volvía a su casa.

Pero yo si, me quede con el mono de volver. Lo hice este domingo. Eso si, me fui más temprano, estaba a las 11 ahí.
Y era gratis.
Pues si, los domingos, ahora hasta las 20 hs, es gratis, para locales y turistas. Me di una panzada de 3 horas de ver pintura. Y eso que estaba la galería central cerrada por la exposición de Tintoretto que empezó este martes.
Cuando salimos, comentamos lo gil que somos de tener esto a la vuelta de la esquina gratis, y no venir en años.

Hemos quedado para ir este domingo al Reina Sofía. Atracón de pintura. A mi nunca me cansa, es más he hecho viajes a Paris por ej, solo por ver una exposición.
Para ir a ver a Tintoretto esperare un tiempo, habrá colas enormes al principio, y estará tres meses.

Pendejadas las justas porfa.

Sigo rebotada pero firme. Con ideas un poco revolucionarias en la cabeza y a puntito de decir “señoras y señores, se acabo lo que se daba”.
Pues si. Estoy a puntito de dejar este trabajo. He llegado a mi límite de aguante. Como decía hoy en un mail… Estoy hasta el moño de “pendejadas”.
Ya no tengo ganas ni edad de que me controlen el horario, o si salgo o no un ratito a tomarme un café. Porque hasta eso esta mal visto aqui. Ya os comenté alguna vez que esto es como un barco negrero, pues asi sigue.

Pendejadas las justas, por favor.

Hoy parece que tengo una reunión a la tarde con ambos jefes, ella y él, me he enterado antes de salir a comer y depende lo que me digan, quizás les conteste y no les guste lo que escuchen. Porque yo también tengo muchas cosas que decir.
Somos como los matrimonios, incompatibles. Su forma de trabajar no la comparto ni la compartire nunca.
Solo dos botones.

a- tratan a sus trabajadores como si fueran siervos no trabajadores contentos. Está todo el mundo cabreado.
b- No pagan a sus proveedores hasta que no les pagan los clientes el trabajo. Por lo tanto, si existe un conflicto con el cliente por mala realización de un trabajo, bastante habitual tengo que decir, de un gremio, y no les pagan todo, los demás que han hecho su trabajo bien, no cobran. Y tan panchos te dicen “yo no he cobrado, no soy el banco de España, cuando cobre te pagare”. Conclusión, mucha proveedores no repiten trabajar con ellos, por lo que el nivel laboral cada vez baja más.

Más no quiero contar. Paso.
Creo que volveré a la independencia. Ya os contaré. o no, según como me de. Ya sabéis que sigo rebotada y cuando estoy así ni soy buena compañía ni nada, y si me ponen en frente a alguien quizás hasta me lo coma crudo.

Ommmmmm. Ommmmmm.

Espabila nena que hace frio

Ya que nadie ha querido ligar conmigo, y considerando que hace frío, mucho frío, y es viernes, espabilo.
Hoy venia recordando mi casa antigua y su chimenea. Porque por algo me gustaba ese piso, era por tener chimenea en pleno centro de Madrid.
Yo llegaba y encendía en vez de la calefacción la chimenea. Recuerdo que luego me ponía el pijama y me quedaba extasiada viendo la leña quemarse.
Cuantas cosas he hecho frente a la chimenea, pero como hay horario al menor mejor para otro post.

A lo que iba.

Hoy me levanté pensando en la chimenea, un buen libro, y cacita. Así que hoy como es viernes y sigo con mi reivindicación de no trabajar viernes tardes, hoy tampoco me quedaré. Eso si, mutis total, el lunes como si nada. Algún día esto va a explotar, ya veremos por donde.
Pasaré antes por el súper, que no tengo ni leche, y para casa, a disfrutar el finde.
El lunes, siguiendo mi frase de este mes…”Dios proveerá o sino ha jodere

¿Se liga con esto de los blogs? y yo con estos pelos

Pues debo ser la única que tengo blog y no ligo. Me cachi, ¿nadie me tira los tejos?Mi ego esta en baja joder, y la culpa la tenéis vosotros lectores de mi corazón que claro como nadie me dice nada bonito, ni quiere ligar conmigo, uno se queda plus.

Ahora que la gente dice que los que tenemos blog lo hacemos para ligar, debo ser la única que tiene un blog porque se me canta. Sin ninguna doble intensión ni nada de eso, uno que es asi de simple, como la vida misma.
Pero como todo tiene que tener un porque según nuestra sociedad moderna, me mimetizo con la masa y digo “tengo un blog porque quiero ligar”.

Así que, espero proposiciones honestas o no, ya las evaluaré y veré que hago con ellas. Pero me hace ilu leer cosas bonitas, galanteos y esas cosas.

Así que manos a la obra estimado lector de mi corazón. A ver quien tiene más creatividad a la hora de querer ligar conmigo.

pd: a ver si cuela, y sino quien no quiere que de vez en cuando le digan lo maravillosa que es?

Alarma social

Ha saltado la alarma de casa. Me ha llamado de la central y no escuche el fono porque estaba comiendo y con el ruido nada.
Llamaron al segundo teléfono de la lista y mi amiga A se había olvidado que si saltaba y no me localizaban la llamarían a ella.
Pensó que era una broma y le mando a la mierda. Cuando ya la llamaron por 3 vez, accedió a escuchar.
Me llamó alarmada. A ella si le escuche el llamado y vi la llamada perdida. Llame a alguien del edificio, bajo y vio que la puerta estaba cerrada, los perros ladraban.
Al final, agarre el coche, me vine para casa agobiada pensando un montón de cosas, en especial en lo h.. de puta de los cacos que ya hace un par de semanas entraron en un piso de la planta baja de mi edificio.
Cuando llego, había pasado más de media hora. Los de la central de alarmas llamaron a la policía.
Pensé que me encontraría un lío padre. Pues no.
La alarma seguía sonando, todo estaba bien, la policía ni apareció.
Conclusión:
1- el cabrón del perrito pequeño con sus carreras activo uno de los sensores de movimiento y sonó la alarma.
2-Suerte que solo fue un susto.
3-como para fiarte de la policía y la central de alarmas, aquí no apareció nadie. Para que sigo pagando? buena pregunta.
4-Me quedé con un sofocón que no volví a currar.
5- Esto de vivir solo es una mierda.

Que bien sienta decir NO

Venia preparada para la pelea, pero nada de nada. Es más creo que ni se enteraron que no vine a trabajar el viernes tarde. Ya saben que yo trabajo en lo que llamo “barco negrero” donde todo el mundo forma parte del servilismo de los jefes. Como yo paso bastante de esto, estoy en la mira.
El si señor, no señor hace bastante que lo deje fuera de mi vida.

Este finde lo he pasado de introspección y diciendo a varios que no. A más de uno le ha sentado fatal que les diga que no. Pero yo he tenido una sensación de control sobre mi vida que no os cuento, aunque suene pedante.
Por un momento me he dado cuenta, que he subido otro peldaño en mi conocimiento de mi misma, y que sin problema digo que no.

NO a que me usen dorándome la píldora, haciéndose “las victimas”, porque se han comprado una casa de fin de semana en la sierra con piscina (tercera casa en propiedad, aunque una la han heredado todo hay que decirlo) y como la hipoteca los ha dejado secos, quieren que uno les ayude a pintar, y hacer bricolaje para no gastar más dinero.
Yo he dicho que no cuenten conmigo, que yo ya trabajo y colaboro dando ideas de reformas, dando soluciones técnicas y viables para los problemas a solucionar que tiene la casa. Eso para mi también es trabajo. Como se han puesto cuando lo he dicho, pero me da exactamente igual.

NO a dar un mensaje doble a la gente que me ha puesto a parir, de que soy mala malísima y el bicho más bicho que existe en este mundo. El otro día me llamó una de esas, que se decía mi amiga hasta que me lapido invitándome a su casa a cenar porque ha hecho reforma para que la conozca. Sinceramente si algo quiero ser en mi vida es coherente con todo. E ir a la cena cuando paso de ella y de su reforma me parece un poco fuerte. No fui, y me quede lo más ancha.

Anoche pensaba mientras paseaba a los perros, que bien me sentía. Y es verdad. Tengo una tranquilidad pasmosa aunque las cosas no anden bien, pero se que al final saldré adelante.
Sino siempre me queda el plan B. Porque yo si tengo un plan B no como otros.

¿Esperamos ser héroes?

El otro día veía el avance de una nueva serie que se llamaba “Héroes” y uno de los protagonistas le preguntaba a otro algo así…

-No tienes la sensación que estas aquí para hacer algo grande?

Llevo días dándole vuelta a esto. No por lo de hacer algo grande, sino porque creo que todos sentimos que somos especiales, o que pronto va a aparecer algo grande que nos hará hacer grandes cosas. Siempre el mañana será mejor.
Posiblemente a esto se referían de que la gente tiene un “pensamiento mágico” de la vida. Creo que ya alguna vez hable aquí de la realidad, y que sopórtala en un 100% es durísimo llevándonos a la locura. Pero eso se lo dejo a los psicólogos o mejor a los filósofos. Pero esto mejor para otro post.

A lo que iba.

Esta sociedad o nuestra educación la mayoría de las veces nos provoca la sensación que haremos algo grande en nuestra vida.
La misma sociedad nos demuestra con el tiempo, que esto no le pasa a todo el mundo. Y al final nos terminamos conformando con lo que tenemos o lo que somos. Y el mundo se convierte en mediocridad generalizada.
Otro grupo buscará por todos los medios “hacer algo grande” si eso por ej, es convertirse en famoso de la noche al día, hablando de otros en la tele. Pero eso no es motivo de este post, ni me interesa. Los caminos fáciles nunca me han gustado, pero allá ellos.

Yo tengo esa sensación desde siempre. Se que he hecho muchas cosas “importantes” o que muchos las considerarían así, pero como yo soy como soy, no le he dado mucha importancia.
Ahora con los años, sigo esperando hace algo “importante” para mi. ¿Pero a que llamo yo algo importante?
En eso estoy, intentando definir lo que para mi seria hacer algo importante. Tengo algunas ideas, pero me las guardo para mi. Cada vez, se cierran más puertas y poder hacer algo se hace más difícil.

…Y el tiempo pasa, y nos vamos poniendo viejos.