Sobre el domesticar y otras cuestiones

Domesticar = crear lazos invisibles de amistad

Me encanta, cuando un texto que leen distintas personas, puede ser entendido de diversas maneras y posiblemente según cada historia.
Miguel interpretaste que cuando yo decía “domestícame” me refería a depender posiblemente de la otra persona, o ponerme a las órdenes o sucumbir ante su autoridad o dependencia, o algo parecido.
Pero eso no es posible conmigo. Si con los años que tengo no han podido, ya que intento aun ser más libre, aun más independiente, y aun vivir según me plazca, lo veo aun más difícil que se me domestique de esa forma.
Tbo lo ha interpretado como la domesticación a través del amor o es lo que interprete cuando dice “yo ya estoy domesticado”.
Me encanta.

Yo interpreto que el domesticar, es crear lazos de amistad. Para mi la amistad siempre ha sido más importante que el “amor”. Decía la frase “amistad divino tesoro”, y es verdad. En el mundo en que vivimos tener un amigo sin intereses mezquinos, simplemente por la amistad y compartiendo la vida sin necesidades personales, sino por el simple hecho de compartir por compartir., es un verdadero tesoro, de los que ya no se encuentran. Porque siempre hacer las cosas entre dos o más es más enriquecedor que hacerlas solo.
Como hace el principito con la rosa, regándola, la amistad hay que regarlas. Hay que afianzar esos lazos que se crean “domesticando” a los amigos, con nuestro cariño, con nuestra amistad.

Como dice el zorro:
Debes tener mucha paciencia -respondió el zorro-. Te sentarás al principio un poco lejos de mí, así, en el suelo; yo te miraré con el rabillo del ojo y tú no me dirás nada. El lenguaje es fuente de malos entendidos. Pero cada día podrás sentarte un poco más cerca…
Hay cierra todo lo que esta pasando últimamente con la amistad. Yo tengo una amiga E, que tiene más de 70 años, y que yo he hablado de ella aquí, la señora que me tiene “adoptada”.
Ella siempre me ha dicho en todos los años que la conozco “lu, un amigo es el que ha consumido contigo un saco de sal”. Porque ella dice que yo soy muy idealista con la amistad.
La amistad es de a poquito como quien no quiere la cosa.
(Suspiro)

Yo solo quiero “formar lazos” invisibles con la gente, con la vida, pero firmes como la línea roja del libro “el hilo de la vida”. Como dice el extracto del libro:
La vida de toda persona está formada de pequeños grandes momentos: ése es el hilo de la vida. Esperar un beso antes de dormir, el amor, un bebé, una llamada… o el regreso de la primavera. Este libro recopila todos esos momentos, esas cosas especiales y comunes que conforman la vida de uno, la vida de todos. Un maravilloso libro ilustrado, en el que sutilidad y sabiduría se entrelazan de un modo inolvidable. Un hilo rojo nos conduce de página en página, llevándonos por las distintas fases de la vida, con toda su alegría, su tristeza, su emoción...”

Libro que recomiendo y si vas a unos grandes almacenes lo podes ver sin comprarlo, (que no me lea el autor que se cabrea)

Así me quiero unir. Aunque sea utópico e idealista.En esto nunca voy desistir. Puedo aceptar muchas cosas que pasan en mi vida a diario y lo hago, pero nunca, pero nunca me voy a conformar que esas cosas no puedan ser distintas.
NUNCA ME VOY A CONFORMAR, CONSTE!!!

PD: joder, que especita que estoy, eso porque es viernes seguro 😛

Un comentario en «Sobre el domesticar y otras cuestiones»

  1. Me anoto el “librico”, soy de esos capaz de leerlo en los grandes almacenes por no compralo, en fin que miserable soy, jeje. El caso es que me ha sorprendido la referencia de arriba en 300, justo ese mismo día que vi la pelicula había comprado librito de ese señor sobre los conquistadores de América. Parece que sabe y le gusta enormemente la historia. Gracias por estar ahí, tu si que eres un tesoro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: