La bendita cadena dice…

Por favor, que al final porque soy así de obediente, pero no me incluyan en cadenas. Esta me metió nuestra Kotinusa, y había que escribir el segundo párrafo de la página 139.
Da la casualidad que el libro que he empezado hace dos días comienza capítulo en esa página así que he puesto los primeros dos párrafos.. a saber…

“Que cierto es decir que el amor a menudo viene con el tiempo y se agota con él, pero entonces es mucho más tarde, al final de la existencia.
Para Jean y Sybille, bastó un invierno en el carrascal, unas noches de tormenta y de lavanda, pan y fatigas compartidas, vino tinto peleón del país, soledad. El no tenía confianza en su vida en común; ella sí, con toda su alma”

del Constructor de Catedrales de Michael Beyramaure.

No puedo decir nada del libro porque recién lo empiezo. Pero pinta bien.
Como yo no soy tan “pesada” solo pasare el testigo a quien quiera hacerlo. Y solo con la condición que avise así vemos que libro esta leyendo.

Etiquetado:

Un comentario en «La bendita cadena dice…»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: