Las respuestas están en el viento

Quiero que me des un abrazo fuerte.
Uno de esos que llaman de oso.
Uno de esos que sienta que me proteges, aunque no sea verdad.
Uno de esos que sienta que alguien cerca mío existe.
Uno de esos donde sienta el calor de tu corazón junto a mi pecho.
Uno de esos donde pueda cerrar los ojos y dejarme estar.
Porque lo que necesito ahora es dejarme estar entre tus brazos y un buen abrazo de los tuyos.
No pido más.

¿Dónde estas?

Etiquetado:

3 comentarios en «Las respuestas están en el viento»

  1. aquí está el mío, fuerte pero sin ahogar, tan largo como seas capaz de resistir tu, tan entrañable como sea capaz de dar yo, sin condiciones y sin fecha de caducidad,

    besos,

    pd: en la puerta, esperando que la abras,

  2. En todos sitios, en cualquier esquina, al lado de una mesa, entre las pisadas anónimas, en las sonrisas amigas…

    Hay que tener siempre los brazos preparados, abiertos, para que al pasar no siga de largo… A que sí. 🙂

    Besos

  3. Si te vale alguno mio….. :)), aunque esta molitva yo tambien la repito casi todo los dias en el mismo sitio, en la misma hora, y no se donde está 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: