Las chicas de las 12,

(por llamarlas de alguna manera)
Muchas veces en este blog me he quejado, porque si han sido quejas, del ambiente de las Rozas. Ver tanta “mujer florero”, sin hacer nada, solo ocupándose de los niños, las casa (aunque aquí todas tienen servicio), o del gimnasio que se vez en cuando entro en cólera.

Lo de ocuparse de la casa tiene guasa, porque como decid antes todas tienen servicio, posiblemente no todo el día, pero esas cada vez son las menos. Últimamente estoy escuchando mucho “los problemas con las empleadas domésticas”.
Una cruz para mi, porque no me interesa para nada, pero intentan meterme a mí en la conversación y me cuentan sus penas con el servicio, que no saben planchar las camisas o hacer una tortilla. Pues hija, enséñales, pienso yo siempre.
En mi caso, yo también tengo alguien que me ayuda en casa, pero siempre las que he tenido, por suerte, han casi formado parte de la familia. Me siguen llamando de vez en cuando para ver como ando y esas cosas. Y si se fueron, fue por causas ajenas al trabajo. Mi madre me enseño que el dinero mejor pagado de una señora era tener alguien que la ayudara en casa, pero también me enseño que se les debía pagar bien y sobre todo tratarlas bien, con respeto, no como si fueran “siervos”, que esas prácticas ya han desaparecido del mundo. Es más, B que es polaca y ahora trabaja en casa, cuando termina de trabajar, saca a pasear a mis perros, porque los ha adoptado como propios. Cuando he querido pagarle más por el favor, porque yo ese día aprovecho para llegar más tarde a casa, se he negado en banda. Todo un detalle de su parte, que yo recompenso solapadamente de otras formas. Pero esto mejor en otro post.

A lo que iba.

Llevamos unos meses, diría que desde enero, que a las 12 en punto del mediodía, aparece un grupo de mujeres, de cincuentonas largas a tomar café durante 1 hora (abundan en este pueblo estos tópicos), en la terraza del bar que tenemos junto a nuestra puerta, pero como se sientan en la misma mesa a diario, le escuchamos todo lo que dicen, considerando la repetición del sonido que se da pues no es un espacio exterior. Son puntuales. Suelen ser 5 o 6 pero 4 son habituales. No han faltado ni los puentes. Las cábalas de porque vienen todos los días a la misma hora han generado múltiples especulaciones en los días de aburrimiento laboral por parte de mi secretaria y yo. Ella las escucha perfectamente pero yo que estoy 5 mts. mas adentro también. Así que os podéis imaginar el nivel de sonido de sus voces. Es que no paran.

Hace unos días hablaban del servicio en sus casas. No os puedo decir lo que he sentido, porque por momentos fue vergüenza ajena de lo que escuchaba. Les faltaba decir que les daban con el látigo por no planchar bien las camisas. Me ha horrorizado.
Independientemente que se les llenaba la boca diciendo que ni siquiera les convidaban con un café si ellas lo tomaban. Verdaderas barbaridades he escuchado. Todas falta de humanidad, no quejas que involucraran el trabajo en si.

Todos estos días he estado pensando en la falta de conciencia social que tiene lo que podríamos llamar “sociedad actual”· Sobre todo, la falta de conciencia de generosidad para con la persona que esta ejerciendo un trabajo, por al cual tu pagas, pero eso no te da derecho a un despotismo horroroso que se ejerce sobre esa gente. Posiblemente porque no se valora su trabajo, o porque como mucha gente que se dedica a esto son inmigrantes sin papeles, eso parece que te da derecho a ser un borde. Me ha hervido la sangre de enfado, que he estado a punto de salir y ponerlas a caldo.

(Suspiro)

Ya no las llamo “las chicas de las 12” ahora son “las brujas de las 12”.
Independientemente de este tema, que cantidad de mujeres que viven como reinas sin dar un palo al agua, del sueldo de sus maridos, haciendo cursos de cocinas, de marcarme o yendo al gim. Hoy a las 10 cuando salia de una reunión, me cruce con una que se iba a andar a caballo con sus botas y su pantalón.
¿No tienen inquietudes profesionales?
Yo que nunca he dependido de un tío para vivir, ni cuando estaba en pareja, me cuesta entenderlo.
Mi madre también me enseño que “el mejor dinerito es que el que gana uno mismo.”
Este mundo esta patas para arriba.

Actualización:
Hoy la verdulera de mi jefa, ya he hablado de ella muchas veces aquí, se quejaba de su nueva asistenta con cama, que paga 800€ al mes, que es filipina y solo habla ingles, que no sabia hacer una tortilla de patatas como Dios manda.
Yo escuchaba, y pensaba… Normal, considerando que no es española, y que los últimos 10 años ha trabajado en Jerusalén donde la tortilla de patatas ni la conocen.
En realidad no me extraño, si es déspota con su secretaria porque no lo va a ser con la persona que trabaja en su casa y la que le cuida a sus niñas. Sinceramente, que es preferible ser amable con la persona que cuidar a tus hijos o déspota?
Yo sinceramente si la tratara así, no dejaría a mi hija pequeña a su cuidado por las dudas. Serán consientes de lo que hacen??

11 comentarios en «Las chicas de las 12,»

  1. En mi trabajo, la mayoría de mis compañeras tienen empleadas domésticas, a mí a veces me hierve la sangre de oír algunos comentarios suyos respecto a ellas, creo que se piensan que son sus lacayas y unas pobres desgraciadas. Pero yo pienso que son empleadas de un trabajo, igual que lo somos nosotras, y como tal también les gusta cobrar más, tener una paguita, no hacer tantas horas, días de vacaciones, que se las trate como personas…
    En especial tengo una que se sienta delante mío que la llama mil veces al día para darle órdenes o reñirla!! Le duran poco, no me extraña, jamás recomendaría a una amiga o conocida para que trabajara para ella.
    El problema es que muchas se piensan que ahora que tienen un buen sueldo y el de su marido son unas “señoras”, cuando antes y ahora son unas currantas como las demás.

  2. Lo peor de esas “señoras” no es cómo tratan a sus empleadas (que ya es malo), sino cómo las consideran, cómo piensan que entre ellas y las otras hay una diferencia abismal, casi como si fueran de especies diferentes. Esa “conciencia de superioridad” funciona entre ellas como un sentimiento compartido, de complicidad, de pertenencia común a no sé muy bien qué … Y eso les permite hablar y entenderse tan bien. ¡Qué pena! ¿no? Un beso

  3. Chica que post mas lindo te ha salido. En fin, mi mama en una epoca distante y muy lejana también fue chacha, creo que la trataban bien y con educación, no obstante curraba como una mula. Ese tipo de mujeres de las que hablas me revuelven el higadillo como a ti y lo peor de todo es que critican todo y no sabrán freir un huevo. En fin para mi no tienen ningún atractivo, no se qué veran en ellas sus maridos. Tal vez ellos sean más de lo mismo, igual de H.P. con sus empleadillos.

    P.D. Ahh, y deja de escuchar por la ventana que te saldrán las casas torcidas. Saludos.

  4. Azrael de eso hablaban, me hervia la sangre. Las maltratan psicologicamente.

    MIroslav es desesperante

    Tbp tx por el alago. Seguro sus maridos son iguales que ellas.. y no escucho por querer, mas de una vez he estado a punto de salir y decir A CALLAR..
    pero donde trabajo la puerta principal tiene que estar siempre abierta un rollo.
    un beso

  5. Yo generalizo más que Miroslaw aún. Esa especie de sentimiento de superioridad lo observo yo en general con cualquiera con respecto a los inmigrantes.

    Pero al grano, yo quiero vivir del cuento, ¿me mantienes?.

  6. a mi lo que más me mosquea, es la parte que yo pueda tener de chic@ de las 12, porque puedo asegurar que ese comportamiento es mucho más habitual y está más extendido de lo que sería deseable, por lo que mucho me temo, que no es exclusivamente una cuestión de conciencia o de educación, sino que venimos de serie con el defecto puesto,

    besos,

  7. y lo pero es que es tan grande el porcentaje….de ese tipo de brujas…lastima porque aunque la ame tendre que incluir a mi madre!!! que ha sido siempre nuestra batalla campal…por ese tono lacivo y doloroso que tiene al tratarlas no saben se me hincha el higado…no lo soporto asi que puedo comprender perfectamente lo que has sentido al oirles….y mira que nosotros decimos que gracias a las persona que nos apoya es que tiene ekilibrio nuestra familia jajaja y mi hijo la adora y se lo agradecere eternamente….en fin….

  8. Don tito,, no lo habia pensado asi, pero es verdad, es más general.
    Usted quiere vivir del cuento? Yo me plantiaria mantenerlo si el beneficio de lo que obtenga a cambio está a la altura del nivel de vida que yo le puedo ofrecer. Me imagino que gratis no será, algun costo tendrá no? en especies o en actividades ludicas festivas :O un saludillo

    Aguardentero.. tu un chico de las 12 …. no me lo creo, si tu que limpias retretes sabes de lo que hablo.

    Azul creo que es un defecto bastante generalizado de la gente de ciertas edades.

  9. Pues yo no lo veo como un problema racial, derivado de la inmigración, es el clasismo de siempre, el servicio siempre ha sido tratado desde esas alturas, el problema es que nos empeñamos en decir que no somos clasistas, que todos somos iguales, y eso no es así. De hecho la actitud de estas señoras es igual que el de otras señoras de otras épocas con servicio autóctono y con papeles. Posiblemente las de aquí, las que no somos emigrantes tengamos en nuestra manos evitar que nos traten porque tenemos la posibilidad de ejercer otros trabajos, pero el clasismo exite y existirá mientras haya diferencias económicas.

    Lucre yo no tendría ningún problema en que me mantuvieran, en irme a montar a caballo, pasear a los niños, o los nietos, hacer encaje de bolillos o preocuparme del servicio. Me parece una profesión tan digna como cualquier otra, lo del clasismo no está incluido en la profesión eso viene con la persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *