¿Fantasías premonitorias?

Yo tengo una fantasía recurrente, que cada vez que me siento en el banco de la plaza donde voy casi todas las tardes con “mis niños” para su paseo, la tengo presente.
Al vivir en la zona vieja de la capital del reino, diría que casi dentro de la antigua muralla de la villa. Es normal que a todas horas esté lleno de turistas. A cualquier hora del día y de toda la semana. De muchas nacionalidades, se les reconoce por su manera de hablar. Pero esto mejor para otro post.

A lo que iba.

Cada vez que me siento, fantaseo con encontrarme con dos personas.
Una me daría un placer indescriptible hacerlo pero otra me da pavor, diría que hasta miedo hacerlo.
Una porque es alguien muy querido y que llevo años sin ver. Se que alguna vez vendrá por aquí porque el hermano de su madre, o sea su tío, es vecino mío y lleva casi 30 años sin verlo. Siempre ha dicho que tiene que venir a verlo. Considerando las últimas crisis financieras argentinas y las nuevas políticas, no creo que se pase por aquí para ver a su tío. Pero aun hoy, luego de más de 13 años que me lo comentó, sigo pensando que algún día me lo encontraré por aquí.
Pero el otro, que no quiero ni nombrar, es una de las dos personas en este mundo que no me gustaría encontrarme por nada del mundo. Es una persona cercana a mi pero que por razones que no vienen al caso, yo le tengo miedo a su actitud conmigo. Durante años he sentido su animadversión, y no crean que se haya cortado en demostrarlo. Nuestros últimos encuentros han sido algo violentos, no físicamente pero si psicológicamente. Si hay alguien que me gustaría que desapareciera de este planeta, seria este espécimen. Es una de esas personas que si pudiera me clavaría un cuchillo, y por la espalda, sin avisar. Ojo, no lo digo en broma, lo digo muy pero que muy en serio. Ahora nos separa un océano. Pero se que tendré que volver a ver porque tendremos cosas legales que arreglar. Solo de pensarlo, digo “trágame tierra”. Cuando esto suceda ya me ocupare de ir protegida por alguien, pero cuando me siento en el banco de la plaza, mi cabeza, mi maldita cabeza me trae la fantasía de que aparecerá.
Se que con este tema es el miedo que tengo guardado que salta cada vez que voy por ahí, porque como en el otro ejemplo veo poco probable que suceda. Teniendo en cuenta que no vive aquí.

Pero es curioso como funciona nuestra cabeza con estas cosas. Lo que me está poniendo alerta, es que estas últimas semanas no se porque esta fantasía es aun más recurrente esté o no en la plaza. Si le tengo que hacer caso a lo bruja que últimamente soy, algo me esta avisando internamente que esta por pasar algo y no creo que sea muy bueno. Estoy muy mosca con esto.
No se si es lo negativa que estoy o si es así. Solo el tiempo lo dirá.

Etiquetado:

2 comentarios en «¿Fantasías premonitorias?»

  1. Un día que tenga oportunidad, el tiempo lo permita y las circunstancias nos sean favorables, que ya es decir…, te voy a ofrecer una cita a ciegas, invitarte a un café y charlar en persona, sin fotos ehhh, verás lo que es el miedo, jeje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: