Flexibilidad laboral, eso es lo que necesito…

Si hay una cosa que admiro de los “norteamericanos” es el concepto que tienen de trabajara según el ritmo de cada uno. Ellos son del concepto “no importa como lo hagas sino el resultado”.
El día que los empresarios españoles aprendan esto, ya nos pillarán cansados a todos.

El otro día salía una encuesta en 20 min donde más de la mitad de los encuestados no estaban contentos con su trabajo por temas de dinero pero tampoco por los horarios que hacían.
Hoy leo en el suplemento del “NY Times” en el País impreso, para el que no lo sabia mi suplemento preferido, que no hay jueves que no lea, un estudio de EE.UU. donde lo que yo decía en el primer párrafo de este post, lo han llevado a un punto más allá.
Las grandes empresas se han dado cuenta que dando flexibilidad a sus empleados, donde no se les exige el tiempo que pasan en el oficina sino que el trabajo este terminado cuando se requiere. Así todos producen más, y son más felices. Por ej, puedes un día ir a trabajar a las 4 de la tarde o no ir, o irte al cine a media tarde, nadie te dirá nada, a no ser que el trabajo no salga.

En realidad, aunque este no es generalizado aun se tiene a que si. Y sinceramente si lo terminan logrando, es para sacarse el sobrero.

No todo el mundo produce igual. Yo soy un ejemplo. Trabajo 10 horas de lunes a jueves para tener los viernes tarde libres porque me compensa más. Aunque tengo que decir que solo trabajo esos días, pues los viernes por la mañana aunque voy a trabajar es impresionante lo que boludeo, ya estoy de fin de semana. Aun así, mi método laboral compensa, porque saco el trabajo de dos sectores o sea de dos personas en 4 días. Así estoy de cansada, pero aun lo puedo hacer.

Esto lo puedo hacer cuando no agarra una pájara. Si me agarran esos días de pájara mental, que tengo más ganas de irme al cine que de estar trabajando, es cuando no hago nada de nada, solo cumplir el horario. Esto tiene dos puntos de vista, a nivel empresa pierdo el tiempo aunque me pagan por ella, y a mi nivel me pone de los nervios estar encerrada sin ganas de trabajar y solo por cumplir el horario.
No puedo con ello.

Pero como planteo trabajar menos horas, cobrar lo mismo y solo por resultados no por presencia?
Cosa peliaguda no? Os puedo asegurar que si yo tuviera libertad de horarios (aunque algo tengo, porque llego tarde a diario, o porque luego de una visita a la tarde, me piro a casa y nadie me dice nada, pero siempre me queda la cosa que lo podrían hacer).

A lo que iba.

Si yo tuviera libertad de horarios, por ej, seguiría trabajando las 10 horas de lunes a jueves y los viernes me tomaría el día libre completo, total para lo que hago un viernes, daría igual.
El control acérrimo no le va a todo el mundo. Habrá gente que lo necesite, pero no es mi caso. Porque entonces no puedo tener libre funcionamiento? Os aseguro que trabajaría más feliz.

Habrá que inculcarles a los empresarios otras realidades. Pero con lo cerrados y básicos que son algunos, nunca se conseguirá nada.
Ahora que me fijo… MAÑANA ES VIERNES.. yupi.

Etiquetado:

4 comentarios en «Flexibilidad laboral, eso es lo que necesito…»

  1. Uff, no te imagino como yo, trabajando a golpe de timbres (ocho timbres cada mañana). Hasta para ir al baño tienes que esperar a que suene un timbre determinado.

    Claro que por otro lado tiene sus compensaciones: ¡Estoy de vacaciones!

  2. yo soy partidario de las jornadas intensivas. Sobre todo ahora, en verano que amanece tan prontito y hace calor a partir de media mañana.
    o en invierno, comenzar un poco más tarde y terminar a primera hora de la tarde, cuando aun queda luz.
    lamentablemente, trabajo en el sector servicios, es decir para otros. Algunos de los cuales comienzan a trabajar a las seis de la mañana, y otros no comen, y otros terminan a las 10 de la noche. Y así no hay manera de centrarse.

  3. Creo que se conseguirá, hacia allí vamos poco a poco, quizás tú y yo no lo veamos, pero ya hay bastante teletrabajo, cuando tengamos por fin fibra óptica en todos los hogares las cosas podrán ser así.

  4. Yo creo que eso aquí a los empresarios españoles no les convence. A mí me fastidia mucho la jornada partida, prefiero madrugar y entrar antes y hacerlo todo de un tirón, para poder salir antes y aprovechar la tarde. Creo que muchas veces las empresas se olvidan que los currantes tenemos una vida ahí fuera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: