Que usted lo pase bonito

Esta frase es el verso de una canción mejicana. “Que usted lo pase bonito”. En el mundo como esta ahora creo que es lo mejor que se le puede desear a alguien cercano. Pasarlo bonito.

Yo cada día que pasa entiendo menos a este mundo que sinceramente como no puedo pedir como Mafalda, que quería que lo detuvieran para poder bajarse. He decidido algo políticamente incorrecto. Comenzaré a pasar de todo. Solamente me preocuparé de mi entorno inmediato, de mi casa y de mi misma. Lo demás me trae al fresco. Juro que lo intentaré.
Leer o enterarse de lo que esta pasando por ahí, me hace doler el estomago. Por momentos me parece estar enterándome de algo que sucede en otro planeta, no donde yo misma vivo.

-Estoy hasta el moño de que me machaquen con el cambio climático intentando hacerme culpable a mi. Porque no machacan a los que no quieren hacer cumplir Kyoto por ej.
-Estoy hasta el moño de las guerras. Mucho hablar de Irak pero nos estamos olvidando de Darfur. Claro como son negros, no vale no?
-Estoy hasta el moño de lo que esta pasando en el Líbano o Palestina. Sobre todo en Palestina, son concientes que a los de Hamas los votaron?
Ya lo decía alguno de esos iluminados que catalogamos como “hitos de la historia”, “los pueblos tienen lo que se merecen”. Y ojo, lo digo con un cariz totalmente irónico, porque lo que esta pasando se veía venir.
-Estoy hasta el moño de la política española, el terrorismo y todas las negociaciones de salón que tiran al trasto los votos de la gente. ¿Para que votar?
-Estoy hasta el moño de los que intentan a través de la violencia imponer sus ideas. Me encanta pensar distinto que esa gentuza.
-Estoy hasta el moño de la falta de tolerancia y educación del ciudadano a pie. Con esto no puedo, mandaría a mucha gente a una clase de civismo.
-Estoy hasta el moño del exitismo de esta sociedad, que considera a una persona de 40 años vieja. Y no hablar de los que tiene mi edad.
-Estoy hasta el moño que a una persona se la valore, por lo que tiene o por su éxito profesional o social, y no por como es como persona.
-Estoy hasta el moño de los que no valoran lo que hacen los demás, sobre todo sus empleados a cuales tratan como si fueran siervos. Lo veo a diario.
-Estoy hasta el moño de los cómodos, que no saben trabajar en grupo y por nada del mundo salvo dinero, arriman el hombro aunque sea alguna vez. Cada día este grupo es más numeroso, eso si, se creen que lo que hacen es perfecto. Si les sacas defectos se ofenden.
-Estoy hasta el moño que pasen siempre las misma pelis en la tele. Es aburridísimo.
-Estoy hasta el moño …..
Pues si estoy hasta el mismísimo moño de todo. Y ojo, yo me siento fantástica, solamente es algo que tengo en la cabeza.

Así que estimado lector, de mi no puedes esperar en este momento nada más que te diga “que usted lo pases bonito”.

Etiquetado:

3 comentarios en «Que usted lo pase bonito»

  1. Solución: deja de hacerte moño y lleva el pelo suelto o cortito, jejeje.

    Ahora en serio, yo también me llevo muchos sofocones por cosas que no puedo cambiar ni evitar. Y también muchas veces he terminado diciendo lo mismo que tú. Pero vuelvo a lo de siempre. Es cuestión de temperamento. Quien es de pasar, pasa siempre, sin proponérselo. Los que no somos pasotas, aunque nos lo propongamos no somos capaces de persistir en ello. Besos y calma.

  2. Me voy de viaje una semanita o dos, “Asturias patria querida”, en fin cosas del currele, pero chica deja de leer esos blog infames sobre el cambio climatico, deja de preocuparte y de ver telediarios que son una catastrofe, “eso si, reales como la vida misma”, sólo intenta con tu granito de arena construir algo positivo, generalmente para otras personas, ser más solidaria y responsable. Creo que se disfruta más de la vida, sin moño y con la melena al viento. No se, un abrazo. Cuidate.

    P.D. “En mi caso, estoy hasta el moño de trabajar”. Sobre todo en algo que no me realiza para naaaaa, Snif.

  3. Yo soy de esas personas que viven desinformadas de la vida y de casi todo, no escucho la radio, no leo periódicos, no veo noticias… Lo cierto es que nunca me entero de nada de lo que pasa en el mundo. ¡Qué felices somos los ignorantes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *