Historias minias de domingos mañaneros – parte 4

Al final el viernes me lo pase en grande. Apague el teléfono y estuve toda la tarde en la piscina con R, el adoptado.
A la noche cuando saque a pasear a mis “niños” tenia la sensación que había estado sin trabajar 1 semana. Efecto que me confirmo que había desenganchado aunque sea por un día. Que buena sensación.

Le sigo dando vueltas a que hacer con mi vida, si lo que estoy haciendo es lo que quiero o tengo otras opciones teniendo en cuanta los elementos mediáticos en este momento, que no vienen al caso contar. Sinceramente se que ante las vacaciones estivales de miles de personas no es un buen momento para plantearse estas cosas pero como yo soy mas rara que un perro verde a veces, lo estoy haciendo.

Otra cosa es replantearme lo de los blog. Se siguen cerrando el de los “bloggeros amigos” como esta semana el de Santi, y la lista en mi menú cada vez baja más de los que leo habitualmente. Yo no tengo intensión de dejarlo, pues se me lea o no ya lo he tengo de costumbre diaria, pero ahora estoy en la diyuntiva si empiezo a leer por otros lados a ver si otros blogs me interesan o no. Me da mucha pereza hacerlo. A veces lo hago saltando de link en link. Pero con la falta de tiempo que tengo para mis cosas estoy como para leer la de los demás.
Época rara esta, vaya si no.

Mi amiga A, ya se leyó el ultimo de Harry Potter en Ingles, y la jodida no me quiere contar el final. Así que tengo tres opciones o esperar a marzo 2008 que salga en español o leerlo en ingles cosa que me insumiría mucha pero que mucha energía y no se si estoy por labor, o lo que hice, bajarme la traducción al español que han hecho un montón de chavales y colgado de un blog. Tiene errores de ortografía y de forma pero me da igual, la idea de la historia se lee bien. Ya tendré tiempo de comprarlo y leerlo tranquilamente el año que viene.
Lo empecé a leer ayer. Aunque son más de 800 páginas y no las voy a imprimir todas así que lo estoy leyendo por la pantalla, cosa que hará que tarde años en leerlo.
Pero en fin, el que quiere algo se debe mojar no?

Etiquetado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: