Día de resaca

Pues si tengo resaca pero no de tomar alcohol. Solo tome una botellita de Marques de Cáseres rosado con el súper arroz negro del almuerzo del otro día. Y fue compartido con otras dos.
Un almuerzo familiar, mi nena, mi cuñada la española casada con mi hermano francés y mi sobrino D, que no conocía a mi nena aunque son primos porque ella vive en LA y es raro que venga a España y más si D vive en Francia. Jope, que familia globalizada tengo. Y eso que es solo una parte.

A lo que iba.

Tengo resaca emocional. Pues si, la aplanadora de los afectos ha pasado por mi cuerpo y en este momento me iría a la cama de lo hecha polvo que estoy. Fin de semana demasiado intenso para lo que puedo soportar. Todos con problemas jodidos, todos con confidencias hacia mi de estos problemas. Me duele la cabeza de solo pensarlo.

Porque todo el mundo en la familia recurre a mi con las confidencias de los problemas que acarrean? Esto es algo que siempre me ha pasado, pero agota. Juro que agota.
Algunos días más que otros todo hay que reconocerlo. A veces pienso “que bueno seria tener la varita mágica de las soluciones”, tocarlos con ellas y que todo vuelva a la normalidad.
Pero no. La vida es así de puñetera. En fin, ya saben lo que pienso si me leen habitualmente “la vida no la decidimos, ella nos lleva por donde le da la gana llevarnos, nosotros solo y en contadas ocasiones le podemos sugerir no ordenar que mejor por allá que por aquí. Pero al final ella es la que decide”.

Yo sigo buscando destino de vacaciones, y le he sugerido a “mi vida” varios pero aun la puñetera no me da una señal indicándome ese que serán mis vacaciones soñadas. Calculo que me esta diciendo… “niña este año toca casa que tenes que ahorrar para el ascensor”. Menuda mierda.

2 comentarios en «Día de resaca»

  1. Tienes razón, parece que no porque no son problemas directamente tuyos pero sí que agotan mucho mental y emocionalmente. A mí me sabe mal muchas veces no saber qué decir o no saber dar una solución o una idea o algo. Sólo queda escuchar.
    ¿Destino de vacaciones? A veces surge de manera inesperada.

  2. Ay, la familia… No digo más, que ya he dicho bastante otras veces.

    En cuanto a las vacaciones, te hago un par de sugerencias: Sicilia y Rumanía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: