Dime que te acuerdas de mí

A veces pienso que cuando pase de esta vida, muy poca gente se acordará de mi. Posiblemente la familia, pero como yo no he tenido hijos no se yo si mis sobrinos lo harán. Quizás esporádicamente uno o dos, dirán “te acordas de la tia Lu”. Pero no creo que más.

Ojo, no estoy ni depre ni nada. Solo leí la frase del título de este post el otro día en un artículo, y me quede pensando en ella. Yo suelo reflexionar con temas de existencia muchas veces en mi retiro diario. Me quedo pensando en algo que leo y le doy vueltas, y claro como tengo este blog, tu lector te lo tienes que tragar por eso son mis divagues no? Sino para que.

A lo que iba.

Todo esto viene, porque independientemente del divague provocado por el fin de semana cargadito de temas emocionales, que es agosto y todo el mundo esta de vacaciones, que hace calor y que yo estoy tan cansada físicamente que por ej ayer me dormí a las 21.55 hs y juro que lo hice de un tirón hasta las 8 am. Me estaba quedando dormida en el sofá.
Todo esto sumando en mi cabeza y a lo cual le agregue que he intentado hablar con una amiga en Paris, y de repente me dice la telefónica que ese teléfono no está mas operativo en francés, en español o en el idioma que sea igual era el mismo mensaje.
Me he quedado pluf.

Es una buena amiga desde la época de la facultad, que vino a vivir a Paris un año antes que yo aquí. Hable con ella en junio por su cumpleaños. Pero si está el teléfono desconectado no se como contactar con ella.
Yo no tengo su móvil, y hace una temporada yo perdí muchas direcciones de mail, por lo que no tengo la de ella. Siempre hablábamos por teléfono.

Se me han pasado muchas cosas por la cabeza pensando que ha pasado, si está bien. Me comentó la última vez que hablamos en junio, como dije, que se iba a casar en septiembre. Por eso todo esto es muy raro. También me comentó que estaba en crisis personal y que no tenía más ganas de vivir en Paris, que quería una vida más tranquila. También que su trabajo se terminaba en septiembre.
Muchas cosas a la vez, para que yo este mosca como estoy. No se como contactar con ella. Creo que le enviaré una carta a su dirección pero tampoco tengo la certeza que siga viviendo ahí.
¿Porque habrá dado de baja el teléfono?
Y si al final la crisis exploto y se mudó, porque no se acordó de mí y me lo hizo saber. Ahora como la localizo?

Toda esta situación me produce bastante agobio.

¿M porque no te acordaste de mi cuando diste de baja el teléfono?

Dime, tu te acordarás de mi?

Etiquetado:

8 comentarios en «Dime que te acuerdas de mí»

  1. ¿Y no hay manera de consultar si tiene un nuevo número como se puede hacer aquí en España mirando la guía telefónica por Internet?

    Yo, la verdad, no me preocuparía. Me parece normal que si se casa dentro de unos días haya quitado el teléfono porque estará quitando la casa donde vivía ¿no? Y es lógico que con todo el jaleo se le haya pasado avisarte. En cualquier momento se acuerda y te llama.

  2. Lu, eso le ha pasado a mucha gente que llegó a comerse el coco como tú, lógico; después no había pasado nada y por fin llamó.

    A mí me sucedió precisamente con una amiga de Argentina, de pronto dejamos de estar en contacto. Cambió varias veces de domicilio, etc. Y también me preguntaba: por qué no avisa, no dice algo…
    Un día llegó a mi casa un amigo suyo preguntando por mí; acababa de llegar y me traía unos regalitos, carta y mensajes de ella.
    Así que de momento ten un poco de paciencia; no te olvidó, sonsa… 🙂
    Un beso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: