Hasta nacer perro es una cuestión de suerte

Ayer escuche esta frase que me impresiono, por la crudeza y razón. La dijo una amiga a raíz de un perro que otra gente estaba cuidando y que me contaron su historia. Un bulldog francés, de esos perros que salen carícimos y solo se compran en criadores o tiendas.

Resulta que la familia que le tiene, son padre, madre y una niña. AL padre y a la niña le encantan los perros pero a la madre no. Por lo tanto el perro salvó el paseo matinal y el de la noche, se pasa todo el día encerrado en el baño, para que no ensucie las otras dependencias de la casa.
Yo escuche la historia y me pareció surrealista. Mire al perro y pregunte “ y para que le tienen? Encerrado en el baño todo el día; mejor no tenerlo”.

Nadie supo que contestarme, porque no había respuesta.

Yo mire los míos que viven como reyes, y siempre digo yo “que suerte han tenido ustedes, que viven mejor que muchos niños en el mundo”.

Pero la frase en cuestión me ha quedado retumbando en la cabeza desde ayer. Cuanta verdad encierra.

Decía alguien que la suerte no existía, que se la hacia uno. Puede que tenga algo de razón y cuando leí el libro sobre la suerte recuerdo que también tienen razón. No vale decir, me quiero sacar la primitiva, sino juegas nunca por ej. No se puede tener “suerte” sino se va por ese camino.

Pero estos últimos tiempos he comprobado que a veces una pizca de ayuda no conocida, que llamaré suerte, es necesaria para lograr las cosas. Tú te puedes machacar intentando, pero si no tienes esa pizca nunca se te dará.

¿Quién reparte la suerte? ¿Por qué entre dos personas, el mismo objetivo y la misma dedicación, a una le sale bien y la otra nunca lo conseguirá? Preguntas del millón que no tiene respuestas.

No si al final la frase de P será de esas bíblicas “hasta nacer perro es una cuestión de suerte” y yo la cambiaría por , “hasta vivir y salir adelante en este mundo caótico es una cuestión de suerte”.

Pero me pregunto? la suerte existe o es el destino? mejor para otro post.

Etiquetado: /

Un comentario en «Hasta nacer perro es una cuestión de suerte»

  1. Siempre puedes pensar que de una cosa que te salga mal, cinco te salen bien…o más…
    Gracias a los momentos de mala suerte, somos capaces de apreciar la suerte que tenemos muchas veces.

    Besos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: