La llamada modernidad me aburre

Será una cuestión de edad, pero ya todo lo referente a la llamada modernidad me aburre.
Yo no necesito identificarme con un grupo por ej en la forma de vestir, ni en la música que escucho, ni en los libros que leo. Con los años, he ido adquiriendo mi propia manera de ver el mundo, que posiblemente difiera de la gente que se dice “a la moda”.
Cuando veo revistas donde se sacan fotos de saraos, todos en pose para la foto, o cuando voy a tomar algo a la terraza de la plaza cerca de mi casa, y veo a la gente en “pose” en el café de moda o lo que sea, me aburre.

Estos son los momentos que uno se da cuenta que esta creciendo, que ya esta entrando en edades donde todo lo que se tilda de “moderno o fashion o cool” es una tilinguería extrema, ya sea una forma de vestir, o un restaurante de moda, o lo que sea.
Uno empieza a reivindicar lo simple. La manera simple de vestir, la manera simple de comer, la manera simple de vivir.
He comprobado que esto se da más en gente de más de 40 que no tiene vástagos. Si hay niños en la familia, esto cambia.
Pero como no es mi caso, hablo de mi entorno.

Yo tengo una conocida, que se metía conmigo mucho porque decía que “cuando L esto, o cuando L lo otro” como si el tiempo a ella nunca le iba a llegar. Pues el otro día la vi, y si, el tiempo le ha llegado y en que medida. Pero no quiero hablar de ella.

Todo esta pedorrera mental viene porque el otro día me senté en la plaza de la paja en Madrid, centro de la “tilinguería dominguera de los que se llaman modernos” y juro que me sentí vieja y desubicada. Aunque mi madre siempre me dice que “viejos son solo los trapos”.
Observaba a la gente, la mayoría en pose en cuanto la manera de hablar o de moverse. No vi gente natural y disfrutando de él momento que estaban pasando. No se si se entiende lo que quiero decir. Pero en el fondo me dieron lastima.
Suspire, y recordé de repente porque he dejado de ir al Delic, o a la misma plaza los fines de semana. No soporto tanta tilinguería a mi alrededor.
Y después se preguntan mis allegados, porque me gusta quedarme en casa los fines de semana.

Necesito relajarme lo se. Hoy un proveedor que hablo conmigo por fono me pregunto que me pasaba, porque me sentía triste al teléfono. Yo le dije que no, que solo estaba cansada. Por lo tanto dedujo que mi voz era de cansada.
¿Tanto se me nota? Parece que si, para que un desconocido se de cuenta.

(Suspiro)

La cosa curiosa del día: alguien me ha sugerido que si voy a ver a cierta persona me ponga traje de chaqueta. Me la he quedado mirando, me he visto como estaba vestida, correctamente, y le pregunté porque? Me contesto, algo incomoda por mi réplica, que era solo un consejo. Yo le respondí, pues no tengo traje de chaqueta, no es mi estilo de vestir, considerando que de tacones y traje de chaqueta no se puede ir a una obra. Luego me di cuenta que el problema estaba en mi chaqueta porque era vaquera aunque era de marca.
Lo de siempre, no vales por tu capacidad o conocimiento, sino por si usas o no una chaqueta vaquera.
La tilinguería absoluta.. Me aburre y de que manera. Pero este mundo está hecho para las apariencias, no lo tengo que olvidar.

5 comentarios en «La llamada modernidad me aburre»

  1. Y una cosa bastante curiosa en lo que se refiere a las modas, es que como cada cierto número de años se imita una moda de 20 ó 30 años atrás, lo que para cierta gente puede ser muy moderno, para ti puede ser una antigualla completa.

    Alguna vez me ha pasado con la dependienta de una tienda, que se empeñaba en enseñarme algo porque “era lo más moderno, lo que más se llevaba” y yo le tenía que decir que lo que para ella (bastante más joven) era muy nuevo, para mí era una cosa totalmente antigua. Incluso podía recordar haber tenido algo exactamente igual 30 años atrás. Y se me quedaban con los ojos a cuadros.

  2. Yo la verdad es que no sigo las modas de ningún tipo, siempre he tenido el mismo estilo de vestir y me da bastante igual que se lleve o no se lleve porque yo me siento a gusto así y voy cómoda. A mí lo que me hace gracia es cuando a veces escucho a amigas mías años atrás decir que los pantalones pitillo por ejemplo que no se llevaban eran horrendos, feísimos, tal y cual y ahora como se vuelven a llevar todas van con ellos…y como esas un montón, pero bueno, cada uno que se ponga lo que quiera.

  3. Para mi Lu, no es cuestión de modernismo sino de idiotez y sobre todo falta de seguridad. Y es alarmante, porque toda esa pose marca demasiada debilidad y te preguntas qué les está pasando, qué les falta y no, no, en realidad es como si estuvieran confirmando su soledad, eso les asusta y entonces se colocan la armadura. No sé…
    Besos

  4. Lo extraño es que lo que debería ser normal sea extraño. Me explico… tradicionalmente las modas han hecho furor entre la gente más joven, sobre todo en la adolescencia y pasados unos años, el proceso normal es ser menos superficial.

    En los últimos años parece que está pasando al contrario: existe una clase social en expansión, de cierto poder adquisitivo, y, como dices, sin hijos, que harían lo que sea por ser chic y moderno cueste lo que cueste.

    Desgraciadamente creo que todos estamos en peligro del consumismo de “elite”. No se por cuanto tiempo podremos mantenerme “a salvo” 🙂

    Pasear por el filo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: