Sentir la bandera…

…es un tema de educación.

Ayer me he quedado perpleja cuando vi a Rajoy en su “discurso televisivo” pidiendo que se demostrara el orgullo de ser español el 12 de octubre.

Por varios factores, me he quedado así.

Lo primero que se desprende de la lectura de mi parte, es lo mal, que aun luego de casi 4 años, han digerido los del PP la pérdida del poder. Porque en más de 40 años de vida que llevo (ya sabéis soy coqueta no digo abiertamente los 48 que tengo) no había visto que un jefe de la oposición hiciera algo así, como si fuera un dirigente del país.
¿Quién es este señor para decir así de formal a los españoles que se tienen que sentir orgullosos por cojones? ¿Qué ha hecho él para que los españoles se sientan orgullosos? Ser el jefe de un partido, que no representa a todo el mundo, sino solo a los 9 mill que les votaron. Esto de hacerse el defensor de la bandera y los símbolos patrios me parece bastante peligroso, pues no fomenta la libertad de sentimientos, sino la confrontación.

Corramos un tupido velo, porque este no es el motivo de este post.

El motivo es la segunda parte de la lectura que hago sobre lo que pide. Para el que no lo sepa, yo soy Argentina de nacimiento y Española por elección personal.
Para ser sincera, la nacionalidad española la saque por comodidad para no ser más extranjera en el país que elegí vivir. No se, al día de hoy si me siento española. Pero todo hay que decirlo, tampoco argentina.
Como decía Rick, soy ciudadana del mundo? Suena cursi, pero es así, me gustan algunas cosas de Argentina y otras de España, y las defiendo a las dos por igual, como les doy con un caño, según se me de. Este sentimiento creo que es típico de la gente que no vive en su país de origen. Esa dualidad, pero mejor de esto para otro post. Aunque creo que en mis primeros post, ya hablaba de esto.

A lo que iba.

Sentir la bandera es una cuestión de educación. De esto estoy convencida.

Por ej, en EEUU, se les inculca de pequeño el orgullo de ser americanos y su bandera es lo más. Les educan a sentirse orgullosos de lo que son y donde nacieron.
Ya sabéis el dicho, “el roce hace el cariño”. Pues le podríamos adaptar a “la educación hace el cariño”.
Mi madre, por poner otro ejemplo, que es de una generación distinta a la mía, obvio, creció queriendo a la bandera y a su patria. Es más, tiene la costumbre de cada 25 de mayo, que es la fiesta nacional argentina, hacer una reunión con empanadas y vino. Como debe ser, para festejar allí (antes era chocolate con churros pero ahora tiene mucho colesterol), y es de las que pone la bandera en el balcón cada fiesta.
Es una cuestión de educación. Yo que soy del mismo país, viví cosas distintas que me hicieron distanciar mucho de ese sentimiento, léase época pre-dictadura, época dictadura, etc, etc. Yo no tengo tanto sentimiento con la argentina como ella.

Posiblemente entiendo a los españoles nativos, pues pasaron lo mismo que yo en cuanto a vivencias, de 40 años de dictadura. Caldo de cultivo para que pase lo que este pasando. El rencor hacia las cosas impuestas con violencia, es horroroso, y si no se ha pasado página es difícil de curar. No creo que en España se haya pasado página en muchos temas o regiones.
Creo que la diversidad de este país, es una de sus principales riquezas. Pero no se puede juzgar a la gente que quiere cambiar algún aspecto, de anti patriotas, habrá que buscar consensos. Y pondré un ejemplo que levantará ampollas, pero lo veo así. Por ej, en Cataluña, o mejor dicho en Gerona, donde están según mucho los más radicales. Desde niños se les enseña a hablar en catalán, a tener otra bandera que la española, a su cultura. Como pretenden que de mayores no prefieran ser Catalanes a españoles? Es una cuestión de educación.

¿Se les ha enseñado a sentirse orgullosos de ser españoles? Yo no lo tengo tan claro.

(Suspiro)

Mejor lo dejo aquí, porque me estoy metiendo en camisa de 11 varas, y no quiero polemizar.
Para el que no lo sepa, me trae sin cuidado la derecha como la izquierda de este país o de cualquier otro. Los nacionalismos de cualquier índole no los justifico, aunque me considero una persona lo suficientemente abierta como para comprender porque pasa lo que pasa.
No me gustan las cosas que se intentan imponen como diciendo “sino demuestras tu orgullo de ser xx estas en contra nuestra” o con una bomba lapa o quemando una foto.
Ese no es el camino para nada, y así pasan las cosas que pasan, que todo lo que no es o piensa como tu está mal. Defiendo a ultranza la diversidad y la igualdad de oportunidades para todos sean quien sean, vengan de donde vengan, o hayan nacido donde hayan nacido.

No me considero una progre. Sino una persona simple pero amplia de mente, que considera que en este mundo hay lugar para todos, sean como sean, eso si con mucho dialogo y tolerancia de unos y otros.
Aunque muchos no piensen así.

Nota: mañana veré el desfile como todos los 12 de octubre desde que vivo aquí. Me gusta ver el desfile. Piensa lo que se te de la gana sobre mi.