Humildad en escasez

En Inglaterra ha sucedido algo, que hace pensar. En este mundo enfermo en que estamos todos metidos, una persona que para el sistema era criticable, mofable, insignificante, ha demostrado con talento lo que es la humildad.

Resulta que como en todos los países hay un tipo Operación Triunfo, donde los casting suelen humillar al que va. Todos hemos visto esto en lo que digo. Es más un tío, creo que se llamaba Mejide, se hizo famoso aquí por ser borde, grosero y soberbio cuando opinaba de los participantes. Lo curioso era que cuando el tío hablaba las audiencias se disparaban.
Yo no suelo ver estos programas, pero se hablaba de él en todos lados, en la calle, en los periódicos, en la radio, como si fuera el guru de la comunicación.
Ya saben que en este mundo al revés que vivimos, los más mierdas son los que más triunfan, y en él mundillo de la comunicación, léase, tv, revistas, radio, etc. cuanto más engreído, salido, grosero y esas cosas, mejor.

Como ejemplo al margen, tengo que contar que he escuchado en la radio, que en un programa del corazón el fin de semana, una chica que es militar y salio en portada del Interviu el otro día, desnuda y todo hay que decirlo “menudo cuerpo”, una que se dice llamar periodista de investigación creo que se llama Patiño, no paró hasta que la hizo llorar.
Eso es periodismo,, vaya por dios.

(suspiro) A lo que iba.

Pues resulta que en la versión inglesa de Operación triunfo, se presenta un vendedor de móviles, regordete, nada agraciado para los cánones de belleza actuales, pero como el 99% de la población mundial. Muy tímido y cortado, mirando al suelo. Se veía que lo estaba pasando fatal. Los tres del jurado, los gurus ingleses, le preguntan que va a cantar y él responde Opera.
Explico esto, porque tenéis que ver el detalle de las miradas de estos tres cuando dice opera en el vídeo que sigue.
Demuestra lo gilipollas que son muchos en este mundo. Le dicen que empiece, y lo demás lo tenes que ver vos, miralo y volve por aqui que esto sigue… aquí… EL PERIODICO lo muestra.

No tiene desperdicio. El que diga que no se le puso la carne de gallina por un momento no tiene emociones, te guste o no te guste.
Lo dicho, muchos tontos del culo hay en lo que se dicen “gurus” de la comunicación, y la mayoria los sigue, eso es lo verdadermente preocupante.

Etiquetado:

2 comentarios en «Humildad en escasez»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: