El porque le llamo divagues

El viernes comí con mi amiga A, que desde ahora llamaré “la castiza”. Porque en mi círculo más cercano no hay nadie que tenga más derecho de llamarse así, que ella, pues si nació en Madrid, es más en las Vistillas. Más castiza imposible.

A lo que iba.

Comí con ella, y nos pusimos ha hablar de los blogs. Ella sabia que tenía el de mis perros pero no este. Me preguntó porque “divagues”, que significaba.
Yo le conté que “divagues” es una palabra se usa mucho en argentina. Si bien no existe en el diccionario de la Real Academia como tal, si como verbo el “divagar, teniendo dos acepciones. (ay que bonito me quedó esto.. dos acepciones”..

1.Desviarse, al hablar o al escribir, del asunto del que se trata
2.Andar sin rumbo fijo

Como verán cualquiera de las dos puede explicar el título de este blog. Más de una vez yo me desvió del asunto que me trata, y si bien en andar sin rumbo fijo se relaciona con un hecho geográfico, yo diré, “que ando sin rumbo fijo en la ruta de la vida.

Ay diosito, que bien, que filosófica que estoy para ser lunes. En fin.
Eso sobre llamarlo “divagues” como hecho generados por el divagar.
Siendo sus sinónimos: enredarse, desorientarse, vagar, vagabundear, merodear, desviarse, errar, dispersarse.

Menudo panorama no?

Luego vino la explicación de porque “de alguien”, y en realidad antes se llamaba “divagues de lukre” pero, el porque es otra historia para otro post.

Que hoy es lunes y por lo tanto estoy de lunes. Ya empecé la semana torcida. He ido a una visita, y desde la ventana como Julieta a su Romeo, la señora me dice “te esperaba el lunes pasado, ya no me interesa que estés aquí”. Que se le puede contestar… quizás “gil podrías haber avisado así no me hacia el viaje aquí, y ahorraba combustible fósil por lo del cambio climático“.
Pero no, le sonreí y le dije “yo la tenia agendada hoy sino para que vine?, adiós y me fui”.
Por lo tanto visita al pedo como se dice en mi pueblo.
Corramos un tupido velo y sigamos con lo que estábamos haciendo que era….

Hacer el paripé que trabajo…

Etiquetado:

Un comentario en «El porque le llamo divagues»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: