Calidad de vida o morir en el intento

Hoy me han felicitado, cuando le he contado a una amiga que había pedio reducción de jornada. Bueno en realidad no ha sido la primera.

Con mi amiga A, la ultra, ya hemos quedado que el primer día que tenga la tarde libre, nos vamos a jugar 9 hoyos al golf como buenas marujas. Necesito sentirme una temporada así, algo ociosa.
Mi amiga M, la francesita, también se alegró mucho. Pienso que pondré por ej, ir el año que viene a Arco con ella, un jueves a la tarde, cosa que este año no pude y eso que tenía mi credencial que entraba gratis.
Mi amiga, M, la ingeniera, que fue la que se enteró hoy, a parte de darme dos besos, me dijo algo que yo pienso “no todo es dinero, vas a ver la calidad de vida que tenes ahora”.

Básicamente lo he hecho por eso. Necesito calidad de vida.

Noto que mucha gente de más de 40 se empieza a plantearse esto. Tener calidad de vida. Y un tesoro en esta época es “tener tiempo”.
Si yo he llegado a la edad que he llegado sin cargas familiares, como hijos en época de estudios y esas cosas, porque no voy a aprovechar mi vida con tiempo extra? Más que tonta sino lo hiciera.

He estado sacando cuentas de tiempo y con solo reducir 2 horas de las 8, hago caja.
Reduciéndolas y haciéndolas de corrido, sin horario para comer que en mi caso eran 2 horas, recupero 4 horas, más 1 de atasco para volver a casa a las 7 de la tarde. En total tendría para mi, 5 horitas más. Teniendo en cuenta que boludeo mucho entre horas en el trabajo pues me aburre, estoy segura que sacaré el mismo trabajo en 6 que en 8 horas. Bueno en realidad podria en menos pero tampoco la tonteria.

Cuantas cosas se pueden hacer en 5 horas por Dios. Más que reducción de jornada es una optimización del tiempo.
Como buena cabra montesa que soy, de signo zodiacal, he sacado a relucir mi practicidad innata y sobre todo lógica.
Ahora todavía tengo que seguir esperando en la respuesta afirmativa a mi propuesta. Tiene muchas posibilidades de salir adelante, lo importante ahora es no perder la perspectiva.

Existe la posibilidad que me digan que No. Pero no me voy a comer el coco. Esperaré tranquila, y si es negativa mi propuesta, me preocuparé del problema cuando se plantee. Porque estoy decidida a vivir y no trabajar para vivir. EL otro día pensaba, “sino tengo hijos que dejarles herencia para que me machaco trabajando???”

Pd: che, maaaa, que hay hoy para comer???

5 comentarios en «Calidad de vida o morir en el intento»

  1. Una mi felicitación a todas las demás.

    En mi caso, además de que algo de eso ya lo he hecho (aunque para trabajar en casa) va mas por el “hacer lo que me gusta” que por el “hacer menos tiempo lo que me gusta”.

    Bienvenida al downsizing que es la palabreja que se han inventado los americanos para esto.

    PD: Y una mi piedra a la
    lapidación pública del tipo del post anterior.

  2. Súmate otra felicitación.

    En mi caso, de verdad no puedo permitirmelo, entonces para estar más a gusto, trato de optimizar al máximo el tiempo que dedico enteramente a las obligaciones (pesadas)de mi trabajo, quedándome de las ocho, algún tiempo libre que dedico, a “estudiar” o divertirme, con los aspectos más entretenidos de lo que hago.

    Un beso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: