La marquesa o transgredir la ley de Jante

Si marquesa“, me dijo una compañera de pilates anoche. Y aclaró, “claro como ahora vives como una marquesa“. Todo por mi nueva opción de vida.
Yo se que ella lo dice en broma y algo de razón puede que tenga. Pero he detectado cambios de actitud entre varias personas de mi entorno.
No directas, pero si habituales.
Una de las primeras cosas que he detectado, fue en varios casos con gente desconocida, a saber por ej, una empleada de la Fnac, que ante un comentario mio se puso bastante borde. Juro que yo no fui ni brusca ni borde.
Otro caso, fue con la dependienta de la farmacia que habitualmente voy y llevo años conociendolos. Le pedí una explicación muy educadamente sobre una receta, y salto como leche hervida si bien luego se calmó.
Recuerdo que cuando salí de la farmacia pensé “joder, no es mi día o no me entienden”. Salí bastante molesta.

Lo hablaba el otro día con alguien, y me decía que quizás era un choque entre mi actitud actual de tranquilidad con la neura de mucha gente en este momento. Era como si mi estado lo sintieran y saltaran anti mi actitud diferente a la de ellos. Una explicación muy metafísica, pero fue la única que encontramos, pues juro que no existe otra. Esta persona también agregó que quizás era que había “transgredido la ley de Jante”. Yo no sabia lo que era eso así que me lo explico.

Aparentemente es una ley que en los países nórdicos se conoce mucho que dice en síntesis “Tú no vales nada, nadie está interesado en lo que piensas, la mediocridad y el anonimato son la mejor opción, si actúas así, nunca tendrás grandes problemas en tu vida.”
Pues según esta persona, la transgredí por eso pasa lo que pasa. El ejemplo más cercano es mi secretaria. De ella he hablado mucho aquí, y desde que trabajo solo medio día esta de una mala leche conmigo que no cabe, y para colmo yo pedí mis vacaciones y me las concedieron, aunque a ella también no en las fecha que quería, así que más.
No se si trangredí esa ley o no, pero la verdad es que es bastante incómodo y ese dicho “si la envidia fuera tinta ….”.

Yo solamente me tiré a la piscina y me salio bien. Porque tengo que andar pidiendo disculpas? Para nada. Yo no soy mediocre y lo siento si suena pedante, pero es verdad. No soy ni mediocre, ni mejor ni peor que todos los demás. Yo no soy anónima, aunque quiera pasar desapercibida, nunca lo consigo, menos teniendo un blog. Mi madre siempre me ha dicho que yo nunca paso desapercibida en el montón. Yo siempre he creído que lo decía por amor de madre. Pero con los años he visto que no. O la gente me quiere o me odian en un plis plas. Pero no quiero hablar de esto.

He estado investigando por ahí, y esta ley es creada por un tal Askel Sandemose y dice…

1. No pienses que tú eres especial.
2. No pienses que tú estás a la misma altura que nosotros.
3. No pienses que tú eres más listo que nosotros.
4. No pienses que eres mejor que nosotros.
5. No pienses que sabes más que nosotros.
6. No pienses que eres más importante que nosotros.
7. No pienses que eres bueno en nada.
8. No te rías de nosotros.
9. No pienses que preocupas a alguien.
10. No pienses que tú puedes enseñarnos algo.

Aparentemente esto es como la biblia en en estos países frios, como en el norte de Inglaterra. A todo el que quiera destacar del grupo llegando un poco más allá, está mal visto y es discriminado por eso.
Parece que lo mejor en la sociedad es ser del montón. Menuda gilipollez.
Pero si lo piensan, a lo que en España llaman “deporte nacional” que es hablar mal del que se destaca en algo, criticándolo bastante envidiosamente es lo que los nórdicos llaman ley de Jante.
Recuerdan lo que hablaba el otro día de “El colectivo Borg“. Si al final, voy a tener razón. Vivimos en una sociedad que no les conviene que la gente piense, se destaque o logre lo que se propone. Esa gente es peligrosa.
En fin, yo seguiré viviendo como una marquesa, le guste a la gente o no.. eso si, una marquesa pobre. Como decía mi ex amigo B, “somos pobres con alma de ricos“. Mientras dure, quien me quita lo bailado????

pd: che pedrín, sabes que hoy sale la luna llena más baja en el horizonte del año y la última de la primavera????

4 comentarios en «La marquesa o transgredir la ley de Jante»

  1. Jejejeje, el año próximo soy yo la que espero estar como una marquesa, con 5 horas menos de clase a la semana. También seré marquesa pobre, porque me van a dar un buen mordisco al sueldo, pero ¿y lo que me voy a ahorrar en tratamientos para el estres y la ansiedad?

    Pido solemnemente mi admisión en el club de marquesas pobres.

    (P.D.) Definitivamente voy a Madrid en agosto. Ya te avisaré de los días concretos.

  2. Yo tendría que haber sido marquesa en esta vida, pero el destino me jugó una mala pasada, jejeje.
    En serio, aquí y no sé si en otros países, pero como seas una persona que no pasa desapercibida siempre serás criticada, hagas lo que hagas, tanto si lo haces bien como si lo haces mal. Si les da rabia o envida o lo que sea, problema de ellos, como tú dices, te lanzaste a la piscina y te salió bien, si tan mal les sienta que lo hagan ellos también.

  3. Jajaja, ya ves, no creo en esa biblia, lo que pasa que ídolos siempre hay, los “grandes” que destacan no han desaparecido, sólo que varían de especie y acción.

    Fíjate si no, en un programa de TV donde hay una multitud que apenas se ven las personas como puntitos sobresaliendo de la masa, cuando la cámara los enfoca, todos levantan los brazos para indicar: “Soy yo” “estoy aquí y he salido en la tele.”

    Cada vez hay menos mediocrestre entre los mediocres, si logran salir seleccionados en los castings, te encuentras en la pantalla a tu vecino haciendo el gili y firmando autógrafos.

    Recuerda que España, eso lo dicen los españoles, claro, envió a eurovisión una figura comprometida que revolucionó intelectualmente y dejó pistas de cómo tiene que cambiar el festival.

    Y así cientos y cientos; una señora explicando cómo le robaron una gallina; el otro protestando porque el calor le ha secado la tierra y a ver cuándo se van a poner con la subvención. La exige 🙂

    Aunque todavía quedamos mediocres que tenemos que pagarles a los señoritos de la aparente calidad musical o de imagen, un canon; es que ellos tienen que tener aviones y yates y joyas, suntuosas fiestas, viajes y viajes. Lo exigen.
    ¿Para qué estamos si no los demás?

    O sea que hay de todo, los talentos como Madonna, por ej, los dos :)) y los mediocres. Nada ha cambiado.

    Besos Lu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: