Las rebajas

Una cosa que no soporto y que posiblemente eche la culpa a mis cambios de humor aunque aun no estoy muy seguro de ello, es que los periodistas en periódicos y telediarios me digan lo que tengo que hacer como si uno fuera un niñato imberbe que no sabe la consecuencia de sus actos.

Es una cosa que con los años y según la temporada que sea, se que me lo van a decir, una y otra vez, como de un ciclo inamovible de rutina se tratara. Alguna vez he pensado que es una práctica para educar a la gente, típica de sociedades primitivas. Pero en países del llamado primer mundo, que le digan a la gente algo obvio por su bien, no dejará de sorprenderme nunca.

Por ej, cuando aparece una ola de calor, no solo la avisan como plaga bíblica que nos liquidará, los cuidados que tenemos que tener, sino que asustan a la población.
Luego viene una tormenta y todo pasa.
Pero bueno, una ola de calor te puede matar sino tienes cuidados básicos, pero puede que mucha gente necesite que se lo recuerden. No es mi caso pero vale, le acepto.

Pero que año a año, cuando empiecen las rebajas me digan como las tengo que encarar, que tengo que tener cuidado de gastar, que tengo que pensar antes de ir, que tengo que hacer una lista planificándola, etc, es una reverenda idiotez. Para eso la tengo a mi madre y con eso me basta.

Para que va uno a unas rebajas? Pues a gastar dinero no? Y si algo te sorprende, lo ves a buen precio y lo puedes comprar, pues a por ellos. Sino para que voy a ir a las rebajas. SI al final es por tener el gusto de comprar algo a menos precio del que se ofrecía hace unas semanas, pero no porque me vaya, su adquisición, la vida en ello.

Con lo otro que alucino es con las estadísticas y con lo que cada persona va a gastar. Se que no es mi especialidad la estadísticas, pero no creo en ellas. En algún blog amigo alguna vez leí que para hacer una estadística se juntaban dos, y ya tenían el 50% del si o del no.
En fin, esto es lo mismo que cuando llegan la navidad y dicen lo que los españoles nos gastaremos en la lotería. Cosa que por ej, yo nunca hago ni hare, pues excede lo que considero lógico.

Esta costumbre de llenar con paja los huecos de las noticia, no deja de aburrirme y aun estoy pensando para que mierda sigo hablando de lo que me molesta. Así que seré práctica, me voy de rebajas a gastar de más en cosas que posiblemente no necesito o si?

Pd: che pedrín, aun con resaca del festejo de ayer?

3 comentarios en «Las rebajas»

  1. no voy NUNCA a las rebajas, pero, efectivamente, entiendo que la gente que va es adulta y si no sabe lo que tiene que hacer, peor para ella. yo tampoco creo que la “educación” (ejem) deba durar toda la vida.

  2. Lo del consejo televisivo es porque las rebajas os vuelven locas. Si vienes a Zaragoza te conviene ahorrar un poco, dado que la Expo sale bastante cara. Sólo la he visitado un día y uff, he acabado agotado y eso que no quise esperar en las colas, si no la palmo. Te recomiendo venir o visitar entre semana para no tener tantas colas y por supuesto que me llames por Teléfono. Me encantará conocerte. Tienes mi teléfono en Casas de Madera. Ya se que últimamente no aparezco pero mis circunstancias comienzan a ser lamentables, ya te contaré. Un abrazo.

  3. Y si te fijas año tras años dicen siempre lo mismo. Los mismos consejos, los mismos reportajes con el mismo guión pero adaptado al año que estamos, etc, etc.
    Un saludo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *