Masoquismo debajo del sol…

La otra tarde escuchaba, algo apartada del grupo en cuestión, una disertación que no llamaré discusión, donde todos y digo todos se justificaban de no saber hablar ingles. En el grupo había un fotógrafo de un diario importante de este país, una administrativa de una empresa, uno que se dedica al cine, creo que es camarógrafo, una licenciada en arte, y algunos más. Explico este detalle para que se entienda el entorno social y cultural de los disertantes.
Yo no me incluyo, solo escuchaba. Aunque al final puse mi bocadillo. No me podía resistir.

Una de las tantas estupideces que escuche, fue “los españoles no nos tenemos que sentir inferiores a nadie por no hablar ingles”. Pues si, los españoles no son inferiores por no hablar ingles, a nadie. Pero tampoco lo son los árabes, ni los chinos ni nadie que no tenga su lengua madre, el ingles.
Me pareció una justificación al no haberse preocupado por aprender otro idioma, bastante infantil.
El otro comentario, con el que ya no pude y metí mi baza fue “porque tengo que aprender ingles, si se español?”
Comentario tan básico, al cual replique “posiblemente porque te guste o no, el idioma comercial y de trabajo universal en este momento es el ingles. Quizás tus hijos deban aprender chino, pero por ahora el universal es el ingles.”
La que lo dijo, me replico diciendo “pues si alguien llama a mi oficina por trabajo, pues que hable en español”. Ya no le conteste, porque era entrar en polémica y no estaba por la labor. Solo le sonreí escuchando su simpleza de razonamiento.
Su supuesta replica “inteligente”, me recordó a una que conozco que viajando a Egipto en una aerolínea Egipcia, donde las azafatas hablan árabe o solo ingles, se enfado porque no hablaran español, no recordando que ella viajaba en esa aerolínea, no porque fuera española y elegida por ella, sino porque con el mayorista que había concertado el viaje, le resultaba más rentable alquilar un avión para que la llevaran a Egipto en una empresa del lugar. Pero eso mejor para otro post…

Esta disertación-justificación, además, me hizo recordar lo que he pasado en la Expo con el cholulismo del habitante medio-básico de este país. Bueno en realidad, es algo que pasa en todos lados, pero yo hablo de aquí porque estoy aquí. Donde todo lo nuestro es lo mejor del mundo mundial, por cojones.
Recuerdo que en un viaje a New York, aquí me quisieron dar una dirección para que fuera a comer a un restaurante 100% español, para que no extrañara la tortilla de patatas. Cosa que siempre me ha puesto de los nervios. Escuchar a la gente que dice que por ej, en Inglaterra comieron fatal porque no había comida española o no encontró donde. Con lo bien que se come comida inglesa en los pubs. Yo particularmente, tengo la costumbre de donde viajo, probar lo de ahí, sino como voy a disfrutar de la diferencia. Para eso me voy a Benidorm y todos contentos.

Pero no crean que esto pasa solo en España, es general. Pero ya saben mal de muchos consuelos de tontos. Yo nunca me voy a consolar con esto. Es algo que no he soportado nunca, ni pretendo hacerlo. Amo la diversidad y las cosas diferentes que los distintos países, culturas me pueden brindar. No creo que nadie, sea de donde sea, tenga superioridad de algo sobre los otros. Habrá cosas buenas y malas en todos lados. Pero parece que para muchos, lo único valido es lo de su tierra. Por eso esta este mundo como esta, porque no se acepta que el vecino pueda tener cosas también de valor.

En la Expo, todo el mundo te decía “lo único valioso, el pabellón de España y la torre del agua”. Pues para poder ver el bendito pabellón, tenes que hacer una cola por una entrada que en mi caso fueron 2 hs. al sol. Lo que ocasionó que perdiera la oportunidad ese día, por ej, de ver el acuario único en el mundo por ser de peces de agua dulce, pues cuando termine con la cola ya no había sitio para el otro. Pero bueno, como muchos entendidos me habían dicho eso, de lo bueno del pabellón, me lo creí.

Cuando logre entrar sin colas, pues ya me la había chupado por la mañana, me encontré con una feria de ciencias, de esas que recordaba del colegio, donde eran pantallitas que tenias que apretar y una voz en off te decía las cosas. No me lo podía creer, menuda mierda. Lo único que parecía divertido, era una sala con una piscina de bolas azules por la que tenías que pasar caminando, y estaba cerrada por seguridad. Lo más probable que solo para los invitados vips. El vulgo, la tenía que rodear, quedándose con las ganas de la sensación. No se entonces para que la pusieron…

Eso si, al final una tienda con cosas de diseño español, que podes comprar también en el Corte Ingles, nada original. En definitiva, nefasto y vergonzoso, si se compara por ej con el de Aragón, una pasada de buen diseño interior con un recorrido de fotos de la provincia, y una sala con pantallas gigantes con un video producido por Saura, que al terminar te dan ganas de irte a vivir a Aragón de lo bonito que es aquello. O por ej, un efecto de luces en el suelo, que al pasar tú por abajo, parece que tus pies caminan por el agua. Impresionante.

La única buena idea que encontré en el Pabellón de España, al final una azafata te daba una botella de agua desalada de la que toman 4 millones de personas en Murcia y Alicante, con un folleto explicando como la producen. El futuro de todos. Nadie de los que iba conmigo, había tomado nunca agua dulce obtenida del mar, me incluyo. A todos nos gusto y lo comentamos. Al fin algo bueno.

En fin. Corramos un tupido velo.

La Expo bien, pero para no más de un día o dos. La torre del agua impresionante. A mi lo que más me gustó fue el inicio de la exposición en el pabellón puente, donde tres cubos similares, uno de agua, uno de madera, y uno de planchas de hierro con frases caladas, te daban la bienvenida. Esto me encanto.
Eso si, no se olviden el protector solar, pues hay poca sombra y mucho sol. Hasta para tomar algo, tenes que hacer colas debajo del sol.
La Zaragoza del futuro, ha salido ganando con todo esto. La han reciclado, el paseo junto al río esta muy bien, y tienen un parque acuático con playa y todo, junto al río. Me parece que han sabido sacarle partido a todo esto. Me alegro por ellos.

Pedrín sigue de baja por vacaciones el muy jodido!!!!

3 comentarios sobre “Masoquismo debajo del sol…

  1. Yo reconozco humildemente que lo mío no es soberbia ni pereza, sino incapacidad pura y dura. Llevo desde los diez años intentando aprender inglés, y sólo consigo chapurrear lo suficiente para conseguir lo más esencial cuando viajo sola. Es lo que hay. El resto de los idiomas se me da igual de mal. Lo intenté con el hebreo y el italiano, y me rendí. El latín lo odiaba con todas mis ganas en el colegio y en la facultad: lo justo para aprobar. En fin, supongo que valgo para otras cosas.

  2. el acuario seguirá después de la expo, en cuanto a la mejor hora para visitar el pabellón de españa suele ser a última hora, este domingo por ejemplo a las ocho, se entraba directamente,

  3. koti cari, no decia que es obligacion aprender ingles, sino la justificacion chovinistade porque no se molestaban en aprenderlo.
    A mi tambien me cuesta, le leo y escribo mejor que hablarlo, pero como dice mi madre, en un pais donde solo se hable ingles no me perdere…
    Lo que no soporto es ese chovinismo de la gente joven, donde en vez de pensar en global piensan en localismos…

    aguardentero.. cari.. no me extraña los domingos debe ser el dia mas way para ir a la expo pues todo el mundo va el finde, y me imagino que tambien los lunes sera asi..

Deja un comentario