La gente que se mete donde no se tienen que meter….

Estos días me ha pasado algo que llevo reflexionando desde entonces. Quizás soy muy crítica conmigo pero no termino de entenderlo.

Hace unas semanas mi amigo R, el adoptado, me comentó de un “chollo” para un viaje. El trabaja en turismo, y siempre salen cosas así.
Era un crucero por el mediterráneo.
Como yo tuve que suspender mis vacaciones de julio por temas políticos laborales, me venia fantástico. Era para familiares de agentes de viajes, como él me conociera su hermana, me lo sacaba.

Yo se lo comente a mi amiga P, con la que nos fuimos a Zaragoza. Ella no tiene problemas de fechas pues esta prejubilada. Se apuntó en seguida. En realidad sino lo hubiera hecho, seria tonta. Pues era un chollo.
De repente, luego de decir que si, lo comenta a un grupo de gente que estábamos invitándolos a todos a apuntarse. Yo me sorprendí, pero resté importancia. La gente pregunto, pero justifique la situación diciendo que era para familiares.
Unos días después, dice que un amigo de ella se apuntar. Se que es muy amigo, es más son vecinos y le comento que le preguntaré a R. La fecha era el 26 de septiembre. R me dice, vale, pero tienen que ser 2 para el camarote. Se lo comento y se anota otra persona que yo no conozco.
Hasta ahí ningún problema. No me hacia mucha gracia el grupo que se había formado, pero bueno, aun no entendía como había pasado pero paso.

Luego vienen las exigencias.

Su amigo no podía la fecha del 26 pues se iba el 30 a Francia. Si se podía cambiar. Considerando que era una oferta puntual, lo pregunte. Mi amigo R, el adoptado, me dijo que me fijara en la Web y si había otra fecha el me la conseguía igual. Había otra salida el 6. Eso si, 4 veces el precio del 26.
Como yo, aun no había fijado la fecha de mis vacaciones, me daba igual. Aunque ya empezaba a mosquearme. Cuando vi el precio del día 6, le comenté a mi amiga P que quizás la oferta no la podían respetar, pues justo ese día la salida era mucho más cara. Y me dice “pues dice X (su amigo) que si no es esa o máximo 100€ más, no va” en un tonito bastante molesto y exigente. Yo flipaba, otra exigencia de “su amigo”.
Yo lo hable con R, y me dijo que lo conseguiría. Empecé a pensar que estaba pasando. Con quien me iba a embarcar 10 días en un barco.
Lo que colmo mi paciencia fue otro comentario que me hicieron a los pocos días “que no pensara que X y el otro que iba, nos iban a hacer caso en el barco, que ellos irían a su bola”.

De repente me di cuenta que estaba abusando de mi amigo R, el adoptado, por desconocidos, que para conseguirme ese precio debía tocar contactos personales, que lo hacia de mil amores hacia mi, pero que en vez de ir yo con gente verdaderamente amiga mía iría con dos de los cuales a uno lo habia visto dos veces en mi vida y el otro nunca. Así que como yo no me ando con vueltas, llamé a R el adoptado, y le dije lo que pasaba que lo dejaba para otra vez. No le conté todos los detalles pero le agradecí su cariño hacia mi y cerrado el tema.

A mi amiga P, se lo comente por arriba, que no sabía si nos iban a confirmar la oferta para ese día. Y me dice “Jo, ya veras cuando se lo diga a X, que desilusión”. A esto si se lo contesté, diciendole “pues la que se tendria que desilucionar seria yo, que me quedo sin crucero“, pero no dijo nada aunque confirmé que no me había equivocado, suspendiendo todo. Ya saben el dicho “dales una mano y se tomarán el brazo entero”.
Primero porque el ofrecimiento fue a mi, y yo no se lo comente a nadie, salvo a ella. Que por meterse y ser bocazas, se armo la que se armo.
No me gusta pedir favores a la gente, pero parece que no sucede con todo el mundo.

Conclusión: no voy al crucero y he confirmado mis vacaciones para una fecha incompatible con cualquier fecha de salida de los barcos.
La gente bocazas es un problema. Cuando comenté el ofrecimiento, fue a tema personal. Sino hubiera puesto coto a la situación, P hubiera invitado a apuntarse a todo el mundo. En realidad lo hizo, pero la gente es más cauta y al preguntarme a mi, vieron que no era para ellos. Es más, ayer mismo P seguía pensando a quien se lo podía decir para el 26.
No he querido ser brusca en mis comentarios, y solo le he dicho que creo que la verdulera me dará las vacaciones antes, que tampoco podré ir el 26. Se lo he dicho 2 veces ya, pero parece que no se entera pues sigue con el tema.

Hace mucho tiempo que intento hacer desaparecer ese tipo de gente de mi vida. Los que se aprovechan de las cosas que tu compartes con ellos cariñosamente, pero que no tienen la intención de compartir nada de la suya contigo. No necesito la aceptación. Por suerte ahora me doy cuenta, antes no lo hacia.

Que voy a hacer en mis vacas? Pues no tengo ni pajolera idea. Ando pensando en USA quizás, que siempre es un buen destino para ir solo. O Vancouver con mi nena que le apetece ir unos días. Ya veremos. Por suerte no tengo problemas de irme de vacaciones sola. Es algo que ya he aprendido a hacer y no esta mal. Me gusta viajar con gente, me lo paso muy bien, eso si, con cercanos no desconocidos.

En fin, corramos un tupido velo. No quiero hablar mal de las relaciones personales, pero me pregunto porque muchas veces aparece este tipo de gente en mi vida. Gente que quiere hacer lo que yo hago, como mimetizándose. Me agobia bastante. Pero esto mejor lo explico otro día.

Pd: Che pedrin, que tal tus vacas? Te vienes al mercado conmigo, asi me ayudas con las bolsas, tengo que hacer la compra que viene Diego a comer.

2 comentarios en «La gente que se mete donde no se tienen que meter….»

  1. Este tipo de gente no sólo aparece en tu vida, Lukre, por si te sirve de consuelo. A mí me han pasado cosas similares, y he visto como la situación se me iba yendo de las manos hasta que he dicho ¡basta! Y encima luego la que queda mal es una, y los demás se dan por ofendidos.

    Besos.

    (Cuando se vaya acercando la fecha de mi estancia en Madrid, concretamos cuando nos veremos)

  2. Yo pienso que es una situación mucho más común de lo que nos pensamos y encima exigiendo, anda y que les den!!!
    Yo para vacaciones ahora en Agosto me quedo en Barcelona que se queda muy tranquuila y en Septiembre me alquilé una casa rural en Navarra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: