Robos en el lugar de trabajo

Alguna vez leí una estadística que evaluaba el porcentaje de pequeños hurtos que los empleados hacían en las oficinas. Hablando de pequeños robos, material de oficina. Bolis para los hijos, papeles, cuadernos y esas cosas.
Las distintas empresas que he estado tenían, valga la redundancia, aplicaban distintos métodos de control de lo que le daban a sus empleados de material de oficina. Algunos efectivos o no. Pero los aplicaban.

Pero que pasa cuando los hurtos son de dinero? Hay estadisticas para eso?

Esto pasa actualmente donde yo trabajo. Hace un mes más o menos, a mi jefa le sacaron un sobre con 1300 € del pago de una clienta por un encargo de un material, que ella metió en su cajón. Solo una persona la vio guardarlo donde lo guardo. Se cae de maduro pensar quien ha sido la que lo sustrajo. Ella como no se lo creía, lo busco desesperadamente, pero no dio con ello.
Ya por ultimo se convenció de quien ha sido. Porque pensar que han sido fantasmas o duendes verdes, como que no.

Desde ese momento, nos advirtieron a los demás que cuidáramos nuestras pertenencias. Todos tomamos buena cuenta, y cerramos los despachos cuando nos vamos, o estamos al loro de lo que este espécimen hace.

Yo aun no me lo creía, hasta ayer. Menuda gil soy.

Ayer me faltaron 50€ de la billetera. Los únicos que tenia hasta cobrar. Solo estuve fuera de mi sitio 15 min que tuve que bajar a buscar una cosa y como este tío usa mi ordenador a veces, no hay otra posibilidad.
Menudo cabreo que me pille. He vociferado, he largado maldición gitana y por ultimo he dicho en voz alta para que todos se enteraran “el que me los saco espero que le aproveche, porque no sabe el daño que me ha hecho”.
Alguno pensara que 50€ no es nada, pero para mi es mucho. Es más, era para ayudar a pagar un entierro de un amigo que murió la semana pasada y que su pareja no tiene para pagarlo todo, por lo tanto estábamos por hacer una colecta entre los conocidos. Por eso tenia el billete en el bolso.
Sino como dice Pitingo en una canción “cuando los gitanos no tienen perras, llevan perras pequeñas para que sientan que tienen mucho más” o algo así. Pues eso hago yo. Suelo andar con cambio y sino tiro de tarjeta (cosa que siempre he controlado su gasto). No me gusta andar con dinero porque o lo gastas o aparece un hijo de puta como este que roba a sus propios compañeros.

En fin. He estado hablando con la jefa y me ha dicho que tranquila, que mañana lo raja. Lo mío ha sido el colmo de la paciencia de ella. Y para colmo, parece ser que le han estado revisando el ordenador y se han dado cuenta que juega por Internet.
Como se puede ser tan gil, sobre todo teniendo 5 hijos como este tío tiene. Menuda época para quedarse en el paro, y sobre todo dedicándose a la construcción.
Debe estar enfermo, porque no es normal.

La moraleja es que yo me he quedado sin blanca. Por suerte, tengo de donde rascar, pero con lo que más me jode es que llevo sin gastar en nada meses para ahorrar y viene este y me saca lo poco que tengo.
En fin. Cada persona recibe lo que siembra. A ver por donde sale esto mañana. Espero el lunes enterarme que en verdad lo fletaron, sino tomare medidas de mi parte y no le van a gustar.

pd: Che Pedrín, menudo frio no? creo que esta tarde nieva… joder.

Etiquetado: / /

4 comentarios en «Robos en el lugar de trabajo»

  1. Lo he vivido, eran pequeños hurtos y lo descubrimos por casualidad (al menos a nosotros no nos sustrajo nada), el problema era como llevar el asunto, “taparlo” de alguna manera, sueldo bajo, tres hijos, casi empatizabas con él.
    Se lo hicimos notar para que dejara de hacerlo y, unos pocos días después fue escandaloso. Ahí no nos quedó más remedio que comunicarlo al jefe.
    Lo de tu compañero es enfermedad, está claro, qué manera más mala de arruinar a la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: