A de Nacho Cano

La letra A es el nombre que Nacho Cano ha dado al nuevo musical que estrenó el jueves en el teatro Calderón y que he tenido la oportunidad de ir, gracias a la invitación de R el adoptado.

Que puedo decir? La música bonita, con muy poca letra debido al tema del musical. Mucho rato se lo pasan vocalizando la música con un lalala. El elenco, casi al completo el mismo que en el de Hoy no me puedo levantar, así que bailan muy bien, y son todos bueno en cuanto a la voz.

El problema para mi es el libreto. Intentare explicarlo pues creo que N.Cano no lo ha hecho.
Un niño que nace sin llorar en una pareja de gitanos. Con una “tópica” familia de gitanos, el padre, la madre, la abuela, el tío aprovechado, otro tío gay pero que muy gay y otro tío gordo pero que aparentemente es muy bueno bailando. El niño sale rubio, así que desde el principio se da la duda que sea de ellos.
Con el tiempo lo llevan al médico pues no hablaba, y en la consulta había una pecera, el niño cuando la ve se pone a cantar vocalizando con un lalala una música. Así se dan cuenta que el niño tiene muy buena voz, y les sale la vena empresarial. Salen de gira, editan un disco, y toda la “tópica” familia gitana vive de la voz del niño.
El niño (porque no tiene nombre, todos lo llaman el niño) crece, y es medio autista. No habla ni toca a nadie.
El médico se preocupa, y empieza a investigar. Aparece un profesor arqueologo que le cuenta la leyenda de la Atlantis, y de las tablas de Gilgamesh, de Caldea.

Yo cuando era chica leía el tebeo de Gilgamesh el inmortal, que era este mismo pero que era regalado con la inmortalidad por un extraterrestre que él ayudo. Pero mejor para otro día os cuento más. Se pueden imaginar que cuando escuchaba en la obra lo de Gilgamesh ya empecé a pensar que era una webada.
Sigo…

El médico se da cuenta que el niño es distinto, porque le crecen branquias y se enferma. Branquias… joder pensé.
Resulta que el niño es el hijo del rey del mar, que no es Poseídon sino otro, y que ha venido al mundo a dejar un mensaje. Que la avaricia hará desaparecer a la humanidad.

No cuento más, porque estoy escribiendo, la recuedo y no se si reír o llorar.

Considerando que era el estreno, la gente que había eran incondicionales de Nacho Cano, es más al final salio a saludar y todo, así que poca crítica constructiva. Pero yo que no soy su fan, tengo que decir que me pareció tirada de los pelos, desordenada y algo delirante.
Es más, el que para mi era el mejor número musical, con tambores de ritmo metálico, de repente y sin entender muy bien porque, se corta y desaparecen del escenario. Alucinante.

El tema de la obra, pretencioso, y moralista. Con mensaje? pues el mensaje que a mi me llego es que cuando la escribió se había fumando muchos porros.
La recomiendo si eres un incondicional de Nacho Cano. Le agrega al final una canción de él, que a todo el mundo le gusta para levantar al público del asiento. Pues hay que tener poca sangre para no bailar cuando la escuchas. Muy inteligente por su parte. La canción es Vivamos siempre juntos.

En fin, sino cumples con los requisitos arriba mencionados, no te la recomiendo a no ser que no tengas nada que hacer, o mejor plan, o te sobre el dinero o tengas un amigo como yo, que te invite.

Pd: Che pedrín, te dejo el vídeo de Vivamos siempre juntos, porque si vale la pena esta canción, lo demás para olvidar.

Etiquetado: / /

4 comentarios en «A de Nacho Cano»

  1. Me he acordado de aquel chiste de Forges en el que pregunta al señor de la ventanilla: “¿Cuánto dura el musical?”. “Dos horas”. “¿Y porqué?”.
    Después de veinte años escuchando los ripios de Nacho, he llegado a la conclusión de que no estoy capacitado para entender el arte, o lo que sea que hace.
    Un beso y un consejo; Es preferible reír.

  2. Es una tomadura de pelo. Pagar 55 Euros por ver esto es como pagar por un combate de boxeo con tongo. Es lamentable la burla que se hace al espectador. Un guión supongo fruto de la borrachera o de algo más. La buena escenografía no pega ni con cola con el resto de la “obra”. No tiene ni pies ni cabeza. Espero que no vaya nadie, y que al menos le sirva al señor Cano para replantearse su vida. Que deje a los jóvenes hacer lo que él no sabe. Se aprovecha de su nombre para llamar la atención.

  3. Fui ayer a ver el musical, y después de ver a la gente aplaudiendo al final, y a Nacho Cano saludando y todo, me he venido a internet a ver si es que no hay gente que se dé cuenta de que el rey está desnudo, o a ver si la rarita era yo.
    Me he encontrado a la primera con su crítica, y ya no busco más, porque la suscribo al cien por cien. Un saludo

  4. Realmente es una tomadura de pelo una obra que no tiene contenido ninguno, de lo más absurdo y patético que he visto. La coreografía, es lo único que merece la pena y por ella aplaudí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: