La porqueria nos llega a las orejas

Una de las lacras de esta sociedad actual es la intolerancia hacia el que piensa distinto, o tiene principios distintos.
La falta de tolerancia nos lleva a donde vamos, el abismo.
Hoy se dan dos ejemplos de lo que digo. Uno en España y otro en Medio Oriente.

En España una misa en Colón en Madrid, con el lema “La familia, Gracias a Dios“.
Me parece fantástico que se reunan y hagan una misa para dar gracias por la vida, por las familias o por lo que sea, si tienen ganas y son católicos. Pero yo que soy también católica y voy a misa, no estoy de acuerdo con esto. Porque tiene un trasfondo de intolerancia. Yo no soy así.
Yo no estoy de acuerdo con el aborto pero por eso no juzgo a los que tienen que pasar por el mal rato de tomar una decisión así, ni lo haré nunca.
Yo estoy de acuerdo de el derecho de la muerte digna, con la eutanancia, ya bastante duro es ser un enfermo terminal y vivir con dolor. No estamos en este mundo para sufrir, eso no me lo creo. La vida es demasiado fantástica para que la tengamos que pasar sufriendo. La vida no es un castigo aunque en muchos caso, esos parece.
Yo estoy de acuerdo en que hay distintos tipos de familias, y el derecho de las personas ya sean de distinto o igual sexo, a casarse y formar un hogar. Porque el monopolio de las familias lo tienen un hombre y una mujer? Yo soy sola, y que pasa yo no soy una familia?? mi casa que es? un bulín?? menuda idiotez.
Gracias a Dios, que nos dio el libre albedrío para decidir estas cosas y optar por una posición, porque si es por Rouco Varela, a mi me excomulga. Por eso cuando voy a misa, lo hago en una iglesia de Franciscanos o de Carmelitas.

El de Medio Oriente, no tiene nombre. La intolerancia e inmoralidad de Israel con Gaza y lo que está pasando, da vergüenza. Lo peor, nadie en occidente hace nada. la condena verbal, y la inmovilidad europea, me da grima.
Ayer alguien me dijo “están haciendo lo mismo que hacían los nazis con ellos”. Y recordé un artículo que leí esta semana sobre un experimento que se ha repetido luego de 35 años, obteniendo los mismos resultados. Que el 70% de los seres humanos, de la noche a la mañana, puede convertirse en un maltratador o torturador o de extrema violencia hacia los congéneres. Está en los genes.
Es abrumador todo esto.

Si los que mandan, dan este ejemplo que podemos pensar de los que están abajo? Menudo mundo. Esto por minutos, es inaguantable. El vale todo, no es una opción. Para nada.

pd: Che Pedrín…Tu me preguntas como estoy? Como el tiempo, tormentosa.

Etiquetado: / /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: