Buscando un tema

A veces tener la costumbre de escribir el blog casi a diario tiene sus pro y sus contras. Suelo ser alguien que siempre tiene un tema para escribir pero otras veces no, como estos días.
Estoy tan cansada, y cuando estoy así me bloqueo con los temas. Me he propuesto no dar la lata con temas muy personales pues intento que las cosas afecten solo lo justito, pero he visto como igualmente esta semana he colado dos post muy pero que muy personales. Que se le va a hacer, uno que es débil con las propuestas.

Igualmente, como decía cuando estoy muy cansada me quedo seca de creatividad en todos los aspectos, y sobre todo en buscar temas para escribir.
He estado viendo por ahí y he encontrado las técnicas que usan otros para tener temas para el blog.

Primero están los que para tener un blog “guay” cogen noticias de informática de la red, y las reproducen, algunos hasta con comas y puntos. Blogs que yo particularmente casi no leo, porque la misma noticia ya la he leído donde ellos.

Segundo están los que copian y pegan artículos de opinión de la prensa on-line, sin dar su opinión. Yo hablo a veces también de esos artículos, pero doy mi reflexión personal sobre lo que he leído, no corto y pego. Estos a veces los leo por comodidad.

Tercero están los blog políticos, que paso tanto de leerlos como de escribirlos.

Cuarto están los que yo llamo “pastelitos”, algo empalagosos para mi en su temática, pero algunos los leo. Hay días para todo. Igualmente yo no podría con estos temas “pastelitos”.

Quinto, los personales, como el mio, que hablan de todo algunas veces con más acierto que otras, pero con múltiples temas. Pero me imagino que como yo hoy, hay día que no tienen ni idea sobre que escribir.

En fin, hay muchos más pero hasta en eso no estoy inspirada hoy, en pensar que otros temas de blog hay. No me salen.
Posiblemente esto me este pasando, porque mientras estoy escribiendo esto, estoy viendo los abrazos rotos de Almodóvar, y no la termino de entender. O es demasiado profunda o es lo contrario. Ya os contaré cuando la termine.

Me levanto, corro la cortina para que entre el sol, y veo llover. Increíble. Cada vez que veo llover con sol, recuerdo que alguien hace muchos años me dijo que cuando llovía con sol, era porque “en sábado se casaría una vieja”. Evidentemente no soy yo la vieja porque no me caso en sábado, ni en domingo, ni en lunes ni nunca, pero siempre abra alguna que lo haga. Aunque lo pienso y recuerdo también que mi padre siempre decía “viejos son los trapos”. Será que se case un trapo un sábado?

Ni idea, la cosa es que llueve finito, pero hace semi sol, y mis azaleas siguen hermosas como el primer día. Hasta han florecido las que por dos años no lo hacían.
Para una prueba un botón. EL año pasado no dieron ni una flor, mira ahora… impresionante..

Pd: Che Pedrín, mira que detalle de esta azalea ha salido una flor distintas a todas, a que es curioso??
Una hermanita perdida o una adoptada???

Etiquetado: / /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *