El amor, ese deseado y esquivo

Con los años la percepción de “el amor” entre dos seres, indistintamente su sexo o condición sexual, va cambiando.

Ayer veía la película “A la Carta” en el Plus, e independientemente que me divertí, unos de los personajes principales, la metre, está obsesionada con encontrar el amor y lo busca desesperadamente, lo cree ver en todo tipo que se le acerca… Por momentos su personaje agobia un poco, pero cuando terminó, yo pensaba en su actitud, típica de mujer joven que siente la presión de la sociedad y esa frase que no me gusta pero que todos dicen “se le pase el arroz”.

Por circunstancias de la vida, últimamente coincido mucho con niñas de veinte y poco o casi treinta. Digo niñas, porque para algunas tengo la edad de sus madres. Son monas, trabajan en sus profesiones, están independientes (viven solas o con amigas), son guapas, pero la constante es .. están solas y les jode. Siempre están sacando al tema. O hablan de sus ex, que lo han visto, que esta con otra, etc. Etc . En alguna es más obsesivo que en otras, pero siempre hay esa constante.

Evidentemente yo las escucho, hago o intento hacer bromas sobre el tema para sacarle hierro, e intento que miren para adelante como única opción para que el amor vuelva a sus vidas. Pero es imposible. Termino callando.

La percepción de “el amor” con los años que nos separan es infinita. Si lo pienso, yo era igual que ellas a su edad. Pero ya hace tanto de eso, que tengo que hacer un esfuerzo por darme cuenta. Como hacerles entender, que mientras estén tan obsesionadas con el tema de “el amor” será más difícil estar relajadas y por lo tanto abiertas a que llegue.

El personaje que habla antes, de la peli, en una parte le dice algo así como “te das cuenta que ustedes tienen lo que todos quieren, y lo están negando?”. No sé si es textual, pero es el concepto que me quede. Porque los personajes masculinos, uno es gay y el otro lo es, pero lo niega a la sociedad aunque esta perdidamente enamorado del primero. Los prejuicios, los miedos….

Yo antes también me obsesionaba con “el amor”, y he metido mucho la pata con ese tema. He perdido un verdadero amor, por miedo, y mandado al traste otro, por el qué dirán. Y ahora, que estoy relajada, tranquila, abierta a todas las cosas que suceden a mí alrededor, estoy sola y sin ninguna perspectiva de nada.

Curioso. Cuando creo que estoy y llevo una vida, de tal manera, que podría tener una relación de pareja como las que siempre he soñado, de complicidad, relajada y de día en día, sin obligaciones, más que la de estar bien el uno con el otro, pasando de dijo, no dijo o dejo de decir, no la tengo. Son las ironías de la vida no? Porque cuando las tuve, las jodí? Posiblemente por inmadurez, típica de la edad. Me ha costado darme cuenta de esto, pero así ha sido. A mí no solo se me ha pasado el arroz, sino que me baje del tren por gili, y la estación se cerró por falta de usuarios. Pero como digo siempre “que bonito es el amor….” Aunque para mis adentros me digo.. “y se lo quieren perder por tonterías”. La vida te enseña, pero tu experiencia no sirve para mucho, cada uno debe hacer la suya.

Pd: che Pedrín, tu estas muy enamorado no? Con tus tres mujeres 😛

Etiquetado: / /

7 comentarios en «El amor, ese deseado y esquivo»

  1. Yo creo que el amor llega siempre. No importa la edad. A veces, no tienes ni que salir a buscarlo, te encuentra. Y con tu experiencia y con tu arte, no tardará mucho en llamar a tu puerta. Buen día

  2. Para algunas personas parece que es necesario vivir en pareja, y yo pienso que es algo que está bien si viene y te aporta algo bueno.
    Intento disfrutar de las relaciones cuando las tengo, intentando que me aporten cosas positivas y separando de mí a las personas que no me hacen bien y disfruto de manera increíble de mi soledad.
    Y sí, la presión de “se te va a pasar el arroz” la notamos todas.
    Pero nos falta aprender que no son imprescindibles ni la pareja ni los hijos.

  3. Suscribo esa frase tuya de “una relación de pareja como las que siempre he soñado, de complicidad, relajada y de día en día, sin obligaciones, más que la de estar bien el uno con el otro, pasando de dijo, no dijo o dejo de decir”. Aunque también lo que dice “malaputa” (coño, qué difícil se me hace escribir ese nick), lo de la innecesariedad de vivir en pareja, que, efectivamente, está bien si te aporta algo bueno, pero no es un objetivo en sí mismo, como nos han inoculado. Un beso

  4. MarieLu, no hace mucho que te leo pero me gusta tu naturalidad al expresarte. Felicidades por tu blog.

    Creo que en el tema de vivir en pareja, influye como en otros aspectos, aquello de querer siempre lo que no tenemos. Es muy cierto eso de que cada cual debe pasar su experiencia y la de los demás no nos vale…

    La vida muchas veces nos va a destiempo, también con las parejas.

    Besos,

  5. Lamentándolo voy a contestar, como siempre, con poco tiempo y casi sin pensar las frases.
    Te diré; vivir en pareja es una opción, casi siempre, mancomunada. Si la decisión es unilateral, vale más salir corriendo.
    El amor existe, sin edad, sin tiempo. Lo que ocurre es que generalmente asociamos amor y sexo. Y el tiempo, ese cabrón, nos va dejando cada vez menos ganas de sexo, por lo que creemos que el amor se esfuma. Pero el amor permanece, el respeto, el cariño, el cosquilleo cuando vas a ver a esa persona, la idealización, las “estupideces de enamorados”.
    Y, creo que ya he repasado varios lugares comunes.
    Las decisiones que tomaste fueron las adecuadas, y, aunque así no hubiera sido ¿de qué vale ahora pensar “y si hubiera hecho…?”.
    Yo no me arrepiento de ninguna de las decisiones que he tomado en mi vida. A la vez que me arrepiento de todas, pero ya está hecho, ahora, seguir “p’alante”.
    Dos besos grandes y dos pequeños, Lukre, ya sabes que la crisis de la edad es una excusa que nos hemos inventado.

  6. a todos, no se porque me he quedado con la copla que todos pensaban que este post, era sobre mi. Es solo una reflexion de lo inmaduro que somos en la juventud con respecto al tema del amor, cosa que veo a diario en las “niñas” compañeras mias de paseos por las tardes.
    Mi posición con respecto al amor, para mi, ni me lo planteo. Ya lo dije en el aniversario de mi medio siglo, solo estoy abierta a la sopresa, pero ni lo pienso… ni me lo planteo. POr ahora se que tengo el amor que necesito, aunque no es mucho es intenso…
    bss…a tutti mondo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: