A pares

No sé porque todo o casi en la vida es a pares.

Que un par de zapatos, que un par de guantes, que un par de calcetines, que un champo y la crema enjuague de regalo, que la pareja, todo o casi es a pares.
Pero que pasa cuando uno de los pares se pierde?

Nos quedamos desorientados, como si nos faltara algo. Yo por ej, cada vez o casi meto un par de calcetines en la lavadora, aparece luego uno solo.
Siempre me pregunto donde se ha metido el otro. Es una duda existencial que se me presenta y que evidentemente el calcetín solitario, no me puede contestar, porque si lo hiciera me daría un soponcio. No sé muy bien porque, y por arte de magia, en la próxima colada sale de la lavadora el calcetín perdido. No te ha pasado a ti nunca? A mí siempre.

Quizás la lavadora se siente sola y entonces se queda con un calcetín una semana para que la consuele y acompañe? Estas lavadoras, pillinas.. no?

Que me dices de los guantes. Los guardas de un año a otro, porque no los va a usar en agosto con 40 grados a la sombra, y cuando empieza el frio de nuevo, zas, uno solo.
Son cosas incomprensibles para mí. Siempre he pensado que quizás hay duendes que mueven las cosas.

Los pendientes son otro tema igual. Pierdes uno y el otro pasa a la cajita de los solitarios. Por ahí un día te da la neura y te pones dos distintos, para que no pierdan identidad de par. Tengo un montón solos.

Pero si hasta los seres humanos se sienten mejor a pares. Sera por eso que yo perdí mi par hace mucho y ahora me habrán metido en la cajita de los solos? Puede, pero que bien se duerme en toda la cama para mí. Eso sí. Los ronquidos del par que se perdió son reemplazados por los del perrito que bufa como un condenado para su tamaño.

En fin. Reivindico lo single. A bajo los pares. Que después de todo, nacimos solos y nos iremos solos, porque no creo que nadie quiera venirse con nosotros en ese instante, y si es así, será por un accidente no por gusto no?

che Pedrín, se me ha perdido el pendiente de las margaritas, lo has visto tu?

Etiquetado: / /

2 comentarios en «A pares»

  1. soy de los que llevan un sólo pendiente. Una manera de tener siempre un repuesto, o de asegurarme que no se nota la pérdida de la pareja.
    Y, aún así, no se vivir sin compañía. “aún le quieres? No, ya es la costumbre…” Al final no es cierto. Si no quieres a tu pareja, empiezas a verle fallos, pegas, defectos.
    No, la costumbre no hace el cariño.
    ¿Has mirado por el campo? Donde mejor están las margaritas es con otras margaritas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: