La fina línea de lo correcto y la estupidez

En esta sociedad actual, a veces, por no decir casi siempre o cada vez más, es difícil hablar claro sin pasar las líneas invisibles de lo ético o de lo políticamente correcto. En algunos temas es verdaderamente difícil. A mí siempre me queda la sensación de que me he pasado, o que eso no lo debería haber hecho.

Por ej, como llamar a los gay. Yo tengo amigos que son gay y viven con sus parejas del mismo sexo, lo más normal del mundo para ellos y para mí. A veces comentamos esto. Cuando se usa la palabra “maricón”, muchas veces según como se diga y en el tono, es cariñosa o no. Aunque yo no me lo termino de creer.

Yo por ej, tengo un perrito de los que llaman falderos, y le pongo kiki en el pelo. Por dos razones, una porque me gusta y otra para verle los ojos. Cuando me dicen si es una perrita, siempre digo “no, es un macho, pero lo tengo amariconado”. Porque la gente siempre deduce que un kiki en el pelo, solo lo pueden usar las féminas. Con mi frase corto el royo y la pregunta de porque le pongo kiki. Ya hasta mis amigos, contestan esto por mí. Pero con eso estoy insultando a mi perro? O por eso no es políticamente correcto? Para mi decirle “amariconado”, es decirle tengo un perrito con “pluma” y es cariñoso. Aunque todo hay que decirlo, el verano pasado me encontré con dos chicos en la calle, con mucha “pluma” para que se me entienda, que se quedaron prendado de mi perrito con kiki, y han sido los únicos que me han dicho “mira, tiene un kiki como los samuráis”. Y es verdad!!!!! Se lo pongo a la forma samurái, con dos nudos. No necesite aclarar nada. Inteligentes los chicos.

Pero mi tema de hoy no venia de esto. Sino de la línea invisible que nos imponemos para hablar correctamente.

El lunes, se planteo una reverenda tontería para mi, pero que al reflexionar sobre ella veo que se da eso, que es lo políticamente correcto o no.
Nuestra ministra de igualdad, dijo que abrir una puerta o correr una silla o recibir un piropo, no es machismo (me imagino que se referirá a un piropo light y no de andamio o taller mecánico, pero eso es otro tema). Cosa que comparto y que para mi también es educación. Pero si escucho a las que han puesto el grito en el cielo por esto, derivo en que es lo políticamente correcto o no. Volvemos a lo de siempre. Que decir y que no, para que no se nos malinterpreten.

Si buscamos la verdadera igualdad, quizás deberíamos exigir también igualdad en el trato social. Pero queremos verdaderamente ser iguales en todo?

Saben que les digo, que yo no. Yo quiero ser igual en el trato laboral, en los honorarios que reciba por igual trabajo y no un 25% menos por norma. Porque para un mismo trabajo no hay diferencias por sexo. Pero quiero en el trato social, seguir sintiéndome respetada, que se me trate con educación que no tiene nada que ver con la igualdad, sino con la diferencia genética, como yo trato a los hombres, con respeto. Correr una silla, o abrir una puerta es respeto. Yo abro también la puerta a señores mayores y posiblemente les corra la silla, si les ayudo a que se sienten. Lo haría también con un hombre si se diera el caso.

Porque hilamos tan fino? Porque hay tanta neura que no se reflexiona sobre las cosas importantes y no las tonterías. Para mi machismo es cuando el sexo opuesto quiere imponerse con violencia, falta de respeto, etc. Y si un hombre quiere invitar a una mujer a cenar y pagar, pues vale, él invito. Él puso las reglas, él generó la invitación. Quizás si invito yo, pague yo. Pero no creo que por norma, se deba pagar a escote. Se olvidan las reglas del juego. Y si me quieren decir un piropo, bienvenido. Por suerte aun recibo alguno de vez en cuando. Eso si, respetables, porque si se meten con lo que no se tiene que meter, casi seguro que reciban una contestación, y no les va a gustar. La condición de ser humano, no de mujer, me da derecho a que si recibo un insulto pueda devolver lo mismo, pero en ese caso, para mi, seria machismo si luego de mi contestación recibo un gesto o algo violento como respuesta.

Que lio por Dios. Que es lo políticamente correcto y que no? Con estas líneas tan invisibles ya, nos están creando unas comeduras de cocos que no pueden ser. Antes las cosas eran más simples no? Porque la línea invisible de cómo tratar a los niños, es otro tema, y vaya temita.

Pd: Che Pedrin, si invitas tu, pagas tu, que te conste, y eso no es igualdad es sentido común.

Etiquetado: / / / / /

Un comentario en «La fina línea de lo correcto y la estupidez»

  1. Creo que todo se ha vuelto tan surrealista y tan incoherente que es imposible acertar en todo. Con la misma actitud, para unos te pasarás y para otros no llegarás. Por eso y porque algo tiene de bueno cumplir años, yo ya hago de mi capa un sayo hace tiempo. Si quieren pensar de mí que estoy anclada en otro tiempo, o que voy perdiendo la chaveta, me trae al pairo. O sea, que hago y digo lo que me da la gana, y al que no le guste que mire para otro lado.

    Jamás se podrá contentar a todo el mundo así que, ¿para qué andar contrariando nuestra voluntad todo el tiempo? ¿Para caer bien? ¿Para que hablen bien de nosotros? Anda que me importa bien poco.

    P.D. Tengo que escribirte un largo correo, contándote una cosa. Esta semana no tengo tiempo, pero en el finde prometo que me dedico a ello. Es algo sobre mi última visita a Madrid, donde me ocurrió algo bastante sorprendente. Tardé unos días en asimilarlo, pero ya lo digerí. Prometido, este sábado me pongo a ello y te cuento la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: