No pidas, que se te concederá

Una de las cosas que yo no entiendo muy bien de EL Secreto, el libro de moda, es cuando dice algo así como “si quieres algo, da gracias como si ya lo tuvieras, no digas “ojalá” o “cuando me toque…” porque eso es cerrar el camino, es empezar con algo negativo.” Parece ser que si quieres recibir algo debes hacer como si ya lo tuvieras, aunque aun no esté contigo.

Yo seguí su consejo y llevo esperando los 999.999 hermanos del que tengo colgado en la nevera, pero parece que están de juerga por ahí y no terminan de llegar a casa. Pero no pierdo las esperanzas de que encuentren el camino y vuelvan a casa que es donde mejor pueden estar. Pero llevo esperándolos dos años, y nada. EL hermano solitario de mi nevera, me ve todos los días y en su mutismo físico me llena la cabeza con miles de preguntas cuando le veo ahí solitario, porque no vienen? Estoy solito?

Yo le digo lo de siempre, tranqui, ya vendrán, pero no termino de creérmelo como de entender el concepto. Parece ser que los occidentales con nuestra educación, nos resulta muy difícil no expresar deseo por algo, negándolo inconscientemente. Que lio, no lo entiendo.

Llevo unos meses durillos a nivel vida. No voy a decir personal porque mi vida es la misma que hace muchos años, ya me he acostumbrado para lo bueno y para lo malo. Pero si, en pasar experiencias algo difíciles y que no terminan de hacerme sonreír. Para una prueba un botón, llevo en dos semanas dando 4 pésames. Agota a cualquiera.
Aunque no es algo que me plantee, sigo levantándome todas las mañanas y dando gracias por la vida que tengo. Que se puede mejorar? Siempre todo lo puede hacer, pero para lo que hay alrededor, no me puedo quejar.

Pero es verdad que también estas semanas he retomado el pensamiento de mi 50 cumpleaños, que solo pedía una sorpresa grata por supuesto que aparezca de repente. Sinceramente no se si llego, porque nada ha sido sorpresa, pero puede que me quede corta.

Bueno a lo que iba. Llevo semanas pidiendo una sorpresa. Y ha llegado esta semana!!! Yupi, menuda sorpresa.

He tenido que formatear el ordenador. Hasta ahí ninguna cosa anormal desde que convivimos con el Windows de los cojoncillos. Sino que como algo me olía la semana pasada porque uno en esto ya es perro viejo y se la venia venir, hice una copia de seguridad en un disco externo de un año de información. Pues cuando la fui a buscar para reinstalarla, nada. No se hizo. No la tengo

Eso si fue una sorpresa, y menuda mierda de sorpresa, eso sí. Algunas fotos las recuperé de amigos, pero todos los trabajos de historia del último semestre los tengo solo en papel.

Conclusión:
1-Nunca desees algo que seguro el universo te lo concederán al revés.
2-Has copias de seguridad más seguido, so gil.
3-Sigue sin fiarte del Windows.
4-Sorpresas? Para que queres sorpresas en tu vida?, déjate de joder nena, confórmate, bajá la cabeza y seguí a delante como todo ser vivo.
5-No te plantees dudas filosóficas, seguro serás más simple y sobre todo más feliz.

Pd: che pedrín, llego la primavera y llueve.. yupi.. viva la primavera

Etiquetado: / / / / /

3 comentarios en «No pidas, que se te concederá»

  1. Lukre, por favor, lo último que me podía figurar de ti es que leyeras algo como eso. Tomaduras de pelo con envuelta de pseudocientifismo, nada más.

    Si esas cosas funcionaran, no digo yo que no hubiera problemas en el mundo, pero las tres cuartas partes de los problemas y dificultades de la gente, los cotidianos, no existirían. Y las consultas de los psiquiatras estarían casi vacías.

  2. Vaya putada lo de la copia de seguridad a mí me ha pasado alguna vez y de verdad que me ha subido un calor de los pies hasta las orejas. Soy consciente de lo de las copias de seguridad pero siempre peco de ello, me da una pereza horrible!!!
    Un saludo!!

  3. La vida es una mierda y lo que sí es verdad es que tenemos que buscar los recursos ne nuestro interior para que no se nos coma con patatas.
    A veces la vida nos lo pone complicado para sonreir y mantener le optimismo, pero todo pasa y todo queda, cuando pase quedará lo que hemos aprendido de la vida y de nosotros mismos.
    Lo que no mata nos hace más fuertes.
    Sé que no te digo nada nuevo, así que… ánimo, hermosa.
    Un bicazo y una abrazo inmensos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: