Solo una mañana para que alguien se te venga abajo

Esta semana he heredado el trabajo de la persona que llevaba las obras, según ella solo para terminarlo porque faltaban solo 4 cosas, pues en mi empresa ha tirado la toalla con ella y la han fletado. No me venía mal, porque yo ya llevaba casi un mes con poca cosa, y pensé que a la que iban a fletar era a mí.

Pero no eran 4 cosas, eran 40. Ahora comprendo porque todo el mundo se quejaba de ella. Sinceramente y viendo como estaba todo, no tengo ni idea en que ocupaba el tiempo. Por estar más horas en el trabajo no significa que trabajes más.

Menudo marronazo me ha caído. No voy a contar detalles porque seguro aburro, pero por ej, en una reforma que se tendría que haber terminado hacer tres semanas, era tal la mugre que saque de escombros, que llené un contenedor de otra obra. Y estoy hablando de una reforma de un piso de 80 mts. No de un súper mega chalet.

Esta semana ha sido tan intensa, que el estrés me ha vuelto. No he cumplido con mi propio trabajo, ni con mis clases, solo apagando fuegos de su trabajo. Es increíble. Una de las cosas que todo el mundo decía, era que pasaba de todo, y no te contestaba el teléfono ni las llamadas. Yo, al contrario viendola trabajar, pensaba que no podía ser, pero si, es verdad. He encontrado más de 300 mensajes en el último mes, de llamadas de los clientes sin contestar en su teléfono que también herede.

De golpe me he dado cuenta lo equivocada que estaba. No voy a decir a nivel personal, porque en el fondo no la conozco nada más que en el trabajo y nos llevábamos bien. Pero laboralmente estaba yo totalmente equivocada. Eso que estuve a punto de recomendarla para otro trabajo. Menos mal que se me han abierto los ojos.

Una cosa que nunca he soportado de la gente en los trabajos, es lo que yo llamo “síndrome del empleado público”. Que es la desidia hacia todo, el trabajo diario, el horario, la responsabilidad ante las tareas. Yo siempre he trabajado para otros o mejor dicho, la mayor parte de mi vida laboral. Pero siempre me he involucrado como si fuera mi empresa. Es la única vía que conozco. Se me podrán achacar muchas cosas, pero nunca nadie me va a decir que no trabajo, o que no asumo mi reponsabilidad. Siempre he creido, que así tengo el derecho de patalear si cabe. Son posturas ante la vida.
Ese bendito “mañana”, todo para mañana, cada día lo soporto menos. Asi se va la vida. He aprendido que el tiempo es valioso, o mi tiempo es valioso, por eso, tonterias las justas.

Bueno volviendo al principio, que este no era el motivo del post, me ha caído un marrón que aun hoy domingo, no he levantando cabeza de atasco con mis cosas. Eso si. Luego de un jueves para olvidar, me voy a empezar a tomar las cosas… una a la vez. No cuarenta.

Los marrones los he controlado o casi, así que intentaré tomarme todo esto como digo yo .. Como “superación personal” y pensando, que si esta energía la uso en la empresa de otros, porque no hago lo mismo en mi propia empresa? Me tiro a la piscina? Al final, los trabajo que tenemos ahora me los he generado yo misma, porque no lo hago para mi?

Me lo estoy pensando. Alguna vez me plantie, que ella colaborara conmigo, aunque en una mañana he cambiado de idea. Al ver el reguero de ineptitud que ha dejado, se ha cavado su propia tumba.

Juan José de San Martín, prócer argentino, él que cruzo los Andes en una mula y liberó Chile y Perú, decía “cada uno es artífice de su propio destino”. Mi abuelo que era el “chapetón” y jugaba a la paleta en Paraná con Juan Domingo Perón en el club social, cuando Perón recién empezaba su carrera como subteniente y eran dos jovenes de juergas, decía “cada uno se jode como quiere y puede”.

Hagan juego señores.

pd: che perdrín, perdona, tenia la intensión de no poner nada más personal, pero queria escribir de la responsabilidad ante las cosas y salio esto. Es que voy de un acelere.. ommmmmm ommmmmm

Etiquetado: / / / / / / /

Un comentario en «Solo una mañana para que alguien se te venga abajo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *