Meterse o no meterse, esa es la cuestión

Imagen:
7 de la mañana, todos dormidos por la calle. Una señora, como muy señorona sale de su portal con un perrito caniche joven pero jodón, como se dice en mi pueblo. Yo en la acera de enfrente con el mío de paseo. Hablando con una amiga.

La señora suelta al perrito jodón, en la esquina para que mee. Y distraídamente, eso quiero pensar, cruza dejando al perrito jondon en la otra, solo. Hay un saco de escombros que no le deja ver a la señora muy señorona. Baja un coche por la calle, y mi corazón se paraliza, porque mientras hablo con mi amiga, estoy atenta a la imagen y veo que la señora muy señorona le llama al perrito jodón, justo cuando el coche da la vuelta a la esquina, saliendo detrás del saco de escombros. Yo grito para adentro pensando.. Lo mató. Pues no, por suerte. El coche le pisa al perrito jodón una pata de atrás, la contaría al giro, lo que hace pensar que se salva de milagro de que no le pisara todo.

El perrito sale corriendo, chillando, obvio. EL coche para, pero el tío ni se baja y sigue, como diciendo “a mí que me registren”. La señora muy señorona grita desesperada, pero no hace nada. Sale un chico por detrás del perrito jodón, y yo cruzo por delante para pararlo, porque seguro sino lo piso más el primero el otro que venía, sí.

Intentamos atajarlo y como yo soy la de adelante me pega un tarascón en un dedo de la mano derecha que me hace sangre. Al final la señora muy señorona llega, dice “mi perrito, pobrecito” y solo atina a ponerle la correa, cagarse en los muertos del tío del coche por pisar a su perrito y se va. Sin ver que yo sangraba, ni darnos las gracias por ayudar al perrito jodón.

Conclusión:
Yo con un dedo que se me está poniendo blanco de infección, teniendo que tomar antibióticos, de la antitetánica me salvo porque la tengo, posiblemente caducada pero me da igual, con un dolor que no me deja ni escribir, por intentar salvar un perrito jodón de una señora muy señorona, de que un segundo coche lo mate.

Moraleja:
Hay que meterse o no meterse cuando uno ve cosas en la calle? Posiblemente a esta altura, sino lo hubiera hecho, una señora muy señorona lloraría la muerte de su perrito jodón, yo me sentiría mal por no haber hecho nada. Pero me jode. Me jode el dolor, los antibióticos y lo políticamente correcto. Seguro que si hubiera sido mi perrito jodón propio, que siempre va suelto, habría dicho alguna vieja de esas cotillas de mi barrio, “claro como lo lleva siempre suelto!!”. Lo bueno es que a mí esto no me puede pasar, creo, porque si tengo un perrito jodón pero no soy una señora muy señorona como esa que cruza sin prestar atención a su perrito jodón. Yo si le presto atención.

Etiquetado: / / / / / /

2 comentarios en «Meterse o no meterse, esa es la cuestión»

  1. Lu, cada vez estoy más convencido de que sobran “tontos” en este mundo.
    Esa señora (que no el perro) se merecía el atropello. Pero no te equivoques. Le hubieran matado al perro, habría montado una escandalera de cuidado y, al final, conseguiría otro perro al que tratar como un “animal”. Seguro que, si estuvo o está casada, trata igual al marido. La prueba es como te trató a ti.
    Debe ser la edad, cada día me vuelvo más cínico. Seguramente, de haber sido yo no me hubiera movido. Bueno, sí, para darle mis datos al atropellador, por si le había causado algún percance el atropello.
    Lo siento, a los animales (y hasta a algunas personas) se les coge mucho cariño, cariño que devuelven con creces. Pero, eso también hay que ganárselo. Cuidar de los que quieres, porque quieres tenerlos a tu lado muchos años.
    Y, si los abandonas a su suerte, si no eres capaz de volver la vista, para ver si te siguen, no mereces su compañía.
    Supongo que te dolió más la indiferencia de la señora hacia todos (perro y humanos) que el mordisco.
    NO puedo con esas personas. Ya te digo, será la edad, pero cada vez pienso más veces que se está mejor sólo (o con los que eliges estar, no con los que “te tocan”).
    Menos mal que empieza el verano y el calor me pone de mala leche, que si no…

  2. jope santi
    lei tu mensaje en le movil. … si que te ha cabreado ein…
    pos si, la culpa no es del perrito jodon es de la señora muy señorona que diria yo parecia a esa hora de la mañana un travesti trasnochado…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: