El calor afecta la conciencia o como boludear más

He vuelto hace unos días, de unas merecidas vacaciones, y como leí por ahí, “las vacas son sagradas, como en la India”.

Han sido todo un reto, porque como mi vida actualmente, me he ido sola y con mis perros. Me he buscado un sitio donde pudiera ir con ellos a la playa, y he elegido O Grove, en Galicia, que ha habilitado dos playas para perros. Os lo recomiendo a los que tienen mascota. La de Piedras Negras, en San Vicente, es fantástica.

Pero no voy a hablar hoy de mis vacaciones, sino de que me fui sola. Pasar con uno mismo, sin conocer a nadie y solo diciendo buenos días y chau, es complicado. Pero en mi vida es la temática actualmente.

He llegado a un punto de inflexión, de cambio, que aun no se para donde va, pero que de ideas locas que tenia en la cabeza, se esta decantando la sensatez, y se están borrando. O mejor dicho, me estoy dando cuenta que no es el camino.

Todos los días, me levanto con una sensación de vértigo, al no tener muy claro para donde voy, pero no es miedo. Mi amigo E, me mostró la diferencia entre vértigo y miedo, y de eso ya hable aqui en el blog, ya en el 2010.

Es vértigo lo que estoy sintiendo. Por momentos me paraliza, pero mi “pepito grillo” mental, me avisa o me muestra las cosas que he hecho hasta ahora, y sinceramente alucino.

Por ejemplo, este blog. Desde el 2004 no he parado de escribir. Es como digo yo ” mi yo interior público·”. Pero ni yo a veces, me reconozco. Me pongo a leer cosas del blog, y me pregunto “yo escribí eso?”.

Es increíble como puede cambiar una persona, o como olvidamos lo que hicimos, pensamos o sentimos hace 5 años. El poder de la mente de anular esas cosas para hacer lugar a las nuevas, es increíble.

Pero volviendo a lo del principio, que sinceramente no tengo ni idea que era, llevar esta existencia en soledad, da vértigo.

Que quiero, que deseo, que aspiro,  que quiero hacer? no tengo ni idea. A veces estoy como esperando que algo caiga del cielo y me clarifique la vida. Evidentemente seria lo más fácil. Eso si, lo que estoy seguro es lo que no quiero más.

Aunque el boludeo mental me seguirá gustando como este post. Y como decía por allá en diciembre del 2007, o volvía a reflexionar en el 2011, al preguntarme si ¿alguien me quiere?

 Gracias a Dios, eso ya lo aprendí. Que no se puede obligar a nadie que te quiera, o le gustes. Porque ese aprendizaje, aunque duro, se da en muchos ámbitos de la vida. y no hablo de querer o amar entre dos personas.

Y como en este blog, que es mi RDB,  mando yo y digo o divago en lo que se me da la gana, porque soy el “amo”, este de hoy se acabó.

pd: Hoy al encender mi ordenador, apareció una foto de mi super perro Verdi, y me di cuenta que le extraño mucho. Y me preguntaba al verla, si fui una buena jefa para él o si me porte bien con él. Nunca lo sabre, ya paso.

Referencias= Por sino lo sabes
RDB = República Dictatorial de mi blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *