Estamos en temporada de No

Que es una temporada de no? Pues simple, cuando tú te esfuerzas por conseguir algo, para cumplir con tu destino, y lo único que recibes son no, no, no. … Como el estribillo de la canción Rehab de Amy Winehouse, aunque el motivo sea otro el de la letra de la canción.

Te viven diciendo que si te lo propones, puedes conseguir lo que quieras, que si te esfuerzas, todo llega. Pero cuando lo único que haces es esforzarte e intentar llegar a tus metas, pero todo alrededor, se confabula para que no lo logres, donde está el límite, de tú también decir, basta, no no no?

Buena pregunta. A veces no es que te digan un no, con lógica, a veces es tan ilógico, que te desconcierta más.

Os voy a contar una historia.

Hice un presupuesto para un trabajo, otro de tantos,  y lo envíe. Me llamaron y nos reunimos. Explique punto por punto, todo, y fenómeno, sin problemas. De repente la persona interesada, me comenta, y me muestra otro presupuesto por lo mismo que yo había ofertado, pero un 150% más caro que el mío.

Mi sorpresa fue tal, que dije, “una barbaridad, lo que te han pasado”.

Pues esta persona, se planteaba darle el trabajo al caro. No tanto por el presupuesto en sí, sino porque la persona que se lo paso, le cobraba una pasta, por llevarle la obra.
Me preguntó a mí, si yo haría la obra bajo la supervisión de esta persona, y mi primera reacción fue, decirle que no, porque ella haría mi trabajo y yo no pintaba nada.

Pues bueno, luego de una semana, y ante mi pregunta, me he enterado, que la ha contratado a la persona cara. Dejándome a mí fuera de juego, porque no me lo puedo creer.

Ya no importa si eres bueno, o si tienes unas referencias impresionantes.  No puedo decir, porque esta persona se decantó por la cara, porque no tiene una explicación lógica. Podría buscar respuestas, pero sinceramente, no son políticamente correctas para el blog, las que se me ocurren exponer.

Ahora se me plantea otro dilema.

Si me llama para hacer la obra, porque mi precio era muy competitivo, acepto porque necesito el trabajo y sino seria escupir al cielo, o le mando a la mierda?

No sería trabajar para el cliente, seria trabajar para una persona que no conozco, con mis proveedores que tanto me ha costado que funcionen competitivamente. Más que nada, porque me he dado cuenta, que si  hay un problema será mi culpa y si está todo bien hecho, será su logro, evidentemente.

Estoy en un dilema que aún no tiene respuesta, aunque se me ha ocurrido una solución,  pero por ahora me la reservo.

Independientemente  este cuento, cuánto tiempo se puede aceptar un no continuo hacia todo?

Ya me doy cuenta, que cada vez que recibo un no, necesito más tiempo para dar vuelta página. Tanto no,  va haciendo mella en todo.

O es el universo, que te está indicando que cambies de camino?

Etiquetado:

Un comentario en «Estamos en temporada de No»

  1. Estamos en eso Lu, tanto que en mi caso le estaba dando vueltas a la cabeza a ver qué estaba sucediendo y llegué a la conclusión de que se trata de otro ciclo de gran agresividad, desidia, absolutamente lleno de paradojas.

    A ver cómo nos enfrentamos…

    Besos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: