Es una obra, siempre hay polvo

Estoy desbordada. Tantos años escuchando a mis clientes quejarse de las obras, del polvo, etc, y yo siempre diciendo “es poco tiempo, tengan paciencia por favor“.  Ahora me toca a mi.

Llevo desde hace 3 días fuera de mi casa porque no se puede vivir en ella. Estoy haciendo dos retoques y sacar la gota para pintar que ya era hora. O salía yo, o salían los muebles. Así que busque una decisión  salomónica.

Se fueron muchas cajas de libros que done a una ong que los reutiliza para  bibliotecas de hospitales o en América.Regale un montón de mis libro de arte, a la hija de una amiga que va a estudiar Bellas Artes. Monte una gran cantidad de cajas con todo lo móvil de la casa, y la puse en un trastero hasta que me organice.  Guarde todo lo demás en una habitación que quedará para luego, tape lo que no se podía mover, y me fui de casa.

Si me fui de casa y ahora me siento desubicada y desbordada. Extraño mi casa y mi perretes que están con Andrea, porque si yo tengo estrés cada vez que voy a la casa, no saben lo que eran ellos. Aunque sea ellos están con otros perros y pasean, se divierten y los miman.

Se que este cambio lo tenia que hacer, pero sobre todo porque mucho de lo que saque no volverá. Quiero vivir más liviana de cosas, y eso que me faltan los armarios de ropa y zapatos. Que simplemente cerré y precinto para que no se llenaran de polvo.

No es que tire los recuerdos como me dice mi madre que estoy haciendo, sino que quiero un recuerdo de cada cosa no mil de lo mismo. En eso por ejemplo, me refiero a las fotos. Un par de la familia y ya está. Para que quiero miles de cada uno? Como escuche a alguien ayer en una peli, “no necesito inmortalizarlo, lo llevo en el corazón”.

Ya queda menos, pero aun no llegue al punto medio de inflexión del tiempo del trabajo. Va a la mitad, porque creo que esto durará toda la semana.

El montar todo me lo tomaré con relax, y sin prisas. Ire al trastero que lo tengo cerca, un par de cajas,  las monto o lo tiro, y así hasta terminar.  No tengo apuro. Lo único que quiero es que terminen y yo volver a dormir en mi cama. Aunque estoy como una reina donde estoy porque me han prestado un piso con todas las comodidades, como un MAC donde estoy escribiendo, y aprendiendo a usar porque nunca lo había hecho, extraño mis cositas.

Como entiendo ahora a mis clientes. Pero por favor, que no se enteren sino no podré decirles “porque te agobia, es una obra, y siempre hay polvo”.

 

Etiquetado: / / /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: