Depende de otros

Cuando uno trabaja de forma autónoma, como yo, para que su trabajo salga adelante, por el tipo de actividad que hago, dependo del buen hacer de otros. Yo organizo, concreto, mimo al cliente, pero ellos trabajan. A veces es frustrante.

sillasVas un día, y otro, a controlar, decís que hagan una cosa una vez, y otra, y otra, y cuando llega el día para algo concreto te das cuenta que no esta hecho  y te pilla el toro. Es un gasto de energía que poca gente comprende.

Muchos piensan que te tocas la nariz continuamente, que vivís de p.. m.. Pero liar con la gente que se supone que trabaja para  mi y que no se toma enserio lo que hacen, es agotador.

Llevo toda la semana de discusión en discusión. Posiblemente porque aun no me he podido ir de vacaciones ni un día. Posiblemente porque estoy agotada y casi seguro porque ya no les aguanto aunque dependa de ellos. Ayer cuando ya tire la toalla de mi semana laboral, sentía un agotamiento como si me hubieran apaleado.

Es tal el desgaste que te sacan las ganas de todo. Y para colmo, llegas a casa y nada.

MI trabajo no depende solo de mi. Quizás un 40% pero lo demás depende de personas, que no me fío más. Es mi medio de vida, y si esto se corta no tendré nada como los 10 meses que pase sin poder concretar nada en medio de la crisis. Ahora que tengo, y los clientes me vienen a buscar, es frustrante tener esa sensación que te van a hacer quedar mal.

Una sola crítica negativa y será contra mi persona, no sobre la de ellos. Solo les importa cobrar y listo. No se dan cuenta de lo que se la están jugando. Por su trabajo y por el mio.

lamentablemente este mes de agosto, he comprobado la gente que verdaderamente quieren trabajar y los que solo quieren cobrar. No es políticamente correcto posiblemente decir esto, pero salvo otros autónomos como yo que colaboran conmigo y son profesionales como la copa de un pino, porque saben como yo que sino haces bien las cosas estas muerto. No hay manera de encontrar gente que se quiera comprometer con lo que haga, sin siquiera por dinero.

Esta sociedad esta mal acostumbrada. Todo se lo tienen que dar masticado y arreglado. Hemos criado o educado generaciones con el “y a mi????” todo se les tiene que dar solucionado. Y no.

Se que peco de injusta. Mucha gente lucha a diario por salir adelante y no puede o no la dejan. Conozco a personas que se han cambiado de ciudad, para buscar un trabajo, porque donde vivían no había nada, por sus hijos, y los admiro. Pero también me doy cuenta que otros muchos, como “tienen paro” esperan hasta que se les acabe para preocuparse, por ejemplo. Esto lo veo a diario. Y por supuesto, cuando se les acaba ya ven las orejas al lobo y se ponen en víctimas de la crisis.

Esa sensación de desencanto, de desazón que hay fuera, se traslada al ámbito laboral. La gente le da los mismo todo, y no puede ser. Primero las vacaciones, luego mis derechos, pero nunca mis obligaciones.  Hace poco escuche una frase que no se exactamente como era, pero el concepto me quedo: “La vida es 50% de derechos y 50% de obligaciones. Sin estas no hay derechos”. Pues parece que no es así ahora.

Cuando todo lo que eres y tienes es por tu propio esfuerzo, y la gente que te ayuda a eso, no te responde o no se preocupa por hacer las cosa bien, y solo exige cobrar, cosa que tu haces puntualmente, y ni con esas, molesta y mucho.

El principal problema es, que aunque los cambie cosa que me estoy planteando y como, lo que encuentras por ahí para reemplazarlos es de pena. Tengo varios candidatos pero ninguno cumple mis expectativas. Habrá que seguir buscando.

 

Deja un comentario