Poner límites, invisibiliza

Todos los psicólogos dicen que es necesario alguna vez en la vida poner límite a las cosas o a las personas. Es una manera de acotar tu espacio vital y tener algo de vida propio o algo por el estilo.

Para mi poner límites, significa decir que no sin culpa, o lo que una piensa o siente sin esperar que el otro te juzgue.

La experiencia ha sido dolorosa. Poner esos límites en  mi vida, ha significado el aislamiento e invisibilidad.

Aislamiento,  porque los del otro lado de mis NO o expresión de mis sentimientos, ha supuesto que las personas que iban dirigido esto me aislara de sus vidas, haciéndome desaparecer, juzgándome y no dándome la oportunidad de que yo pueda expresarme.

Otros, porque era más fácil sacar mierda debajo de las piedras y echarme la culpa de todos los males del mundo, criticando y de nuevo juzgando sin ver sus propias narices.

Así que ahora son invisible. (wow, una nueva experiencia sin límites…)

Alguien me dijo hace unos días, cuando la gente se va de tu lado es porque se tiene que hacer vació para que entre gente nueva. Muy bonito, pero como jode. Todo esto me ha desmontado varias cosas y varios tipos de personas.

1-Muchos se decían amigos y no lo eran. Solo chupaban de lo que podían conseguir emocionalmente o materialmente, y que sus vidas grises no lo tenían.

2-Otros simplemente no eran amigos, porque se quedaron con una sola versión de los echos. Un amigo verdadero escucha la otra versión, no lapida sin dar la oportunidad de hablar las cosas.  Tienen un verdadero problema, pero yo no soy nadie para decirles cual. Que lo descubran sólitos.

3-Otros que se decían que te querían, simplemente sin motivo aparente y sin explicarse, tenían tanto resentimiento con mi persona que me  anularon e invitaron con su silencio, a transitar el ostracismo invisible de tu existencia, para ellos.  Otra explicación no tiene para mi. Si eso es querer a alguien, mejor me quedo como estoy.

Hace muchos años alguien me dijo una vez, sobre mi, a ti o se te quiere o se te odia, no hay términos medios. No creo que sea así. Pero si he comprobado que mucha gente cercana no me conoce en realidad como soy. No entienden mi humor ni como digo las cosas. Piensan que siempre estoy enfadada por mi manera de hablar.. etc.

Sinceramente agota tener que dar explicaciones a todo, cuando no es necesario. Y todo por haber puesto límites a mi vida. Porque me cansé de decir a todo que si. De tener obligaciones emocionales pero no recibir ninguna. De tener que callarme la boca de lo que siento, porque es más fácil negarlo que aceptarlo.

Ya no formo parte de sus vidas, evidentemente. Ellos lo decidieron así. No yo. Como era el dicho?

El que se fue sin que lo echen vuelve sin que lo llamen.  Posiblemente cuando vuelvan, si alguna vez su orgullo desaparece y lo pueden hacer.,mi espacio estará vació del todo. Porque simplemente he puesto límites. Que hubiera pasado si hubiera sido lo contrario? En otro capítulo de mi vida.. y  no se si lo quiero saber.

 

 

Deja un comentario