Caducidad

Leía esta semana que Francia va a prohibir a las empresas que apliquen lo que se llama “obsolescencia programada’. Si no sabes que es, te cuento que consiste en algo que le hacen las empresas a las cosas que compramos que luego de x años, se estropean. Por ejemplo, es una práctica muy usada con los electrodomésticos, que muchos no van más allá de los 10 años.

Lo que me he dado cuenta, que todos los temas de Internet y nuestras propias vidas tienen eso, tienen obsolescencia programada.

Este blog cumple este año 10 años. Y como dice alguien que conozco, “si un blog tiene 10 años, ya no es un blog, es una vida

Y que razón tiene. Uno puede pensar que 10 años no es nada, pero es una vida. La gente no se da cuenta que todo los temas en Internet, como las tecnologías, van frenéticamente a ser viejas en 5 años. Hace poco intente cargar una versión de un programa de pago que tenia de 2008, solo 5 años atrás, y me sale un mensaje ” su sistema operativo no es compatible con esta versión”. Lo tire a la basura y me tuve que buscar la vida para lo que quería hacer.

Me pasa mucho en este blog, que los link a cosas que he escrito, están desapareciendo. He cargado algo que se llama “broken link” y busca automáticamente eso, los que están rotos. Al principio era uno de vez en cuando, ahora el ritmo se ha acelerado exponencialmente.

Lamentablemente, la vida del ser humano esta pasando lo mismo. En una sociedad donde un/a crío/a de 18 años, es mediático sin hacer nada, como si fueran los gurus de la vida, hace que todo lo que supere los 10 años, o sea desde los 28, sea viejo. Que decir de los que superan los 50. Uff sin palabras.

Hace poco tiempo, alguien no quería hacerse una pequeña operación en la espalda para sacarse un lunar sospechoso porque decía que aun tenia edad para lucir su espalda. Tiene más de 50.

Posiblemente tenga razón, que aun puede lucir su espalda, pero cuando la estupidez y la tontería, son más importante que el sentido común, donde posiblemente ese lunar que tu médico te quiere sacar es malo, nos demuestra que estamos enfermos y caducados.

Hay que luchar a diario con la idea o el sentimiento que a estas edades, somos viejos para hacer cosas con los jóvenes  y jóvenes para hacer cosas con los viejos. Estamos a la mitad. Bueno yo estoy a la mitad.

Me niego a tener fecha de caducidad. Tendré lo que tenga que tener por como me cuido o lo que siento o lo que quiero. Pero lamentablemente al nacer nos han implantado en los genes la “obsolescencia programada’.  Lo compruebo cada día y a cada hora.

2 comentarios sobre “Caducidad

  1. Me ha gustado mucho el post. Recuerdo mi primera exposición en la clase de lengua de la uni; fue sobre la obsolescencia programada pero no pareció interesarle demasiado a nadie.

    Creo que la edad interior nos la fijamos nosotros mismos al hacer o dejar de hacer cosas (auto-limitarnos) dependiendo de lo que digan los demás. Al final de nuestra vida, cuando nos toque hacer balance de lo que hemos conseguido, igual no nos guste el resultado pero ya será demasiado tarde para cambiarlo.

    A todo esto, cumplí 25 hace un mes y me siento vieja, viejìsima. Hablando de relojes rotos.

    Un beso,

Deja un comentario